México menos corrupto

7

 Desde el ejercicio de la comunicación publicitaria, política, institucional y todos los apellidos que Usted quiera ponerle, se trabaja con la percepción.

Teorías al respecto existen muchas, desde la que se sitúa en el postulado de que “Tú realidad es lo que percibes” hasta la del otro extremo “Ante hechos contundentes, no hay percepción que insista”.

En el primero de los casos se refiere a que el individuo califica algo dependiendo de lo que sienta que es; es decir, su opinión puede tener una fuerte carga de subjetividad.

En el otro extremo se ubican las creencias que se asumen más objetivas, que miden, que cuentan, que se guían por la frialdad de los números.

¿En qué medida la percepción modifica la realidad? La realidad tomada como “lo que es” no cambia por lo que creamos o dejemos de creer. En todo caso lo que puede cambiar es cómo nos aproximamos a la realidad; entonces esa sensación es de cada individuo con base en sus creencias, sus deseos y sus experiencias.

Pero en el diseño de las políticas públicas y sobre todo en los discursos políticos,  se busca influir sobre la percepción colectiva evidentemente para los fines que quieren alcanzarse desde el ejercicio gubernamental y político.

Hay temas que por su naturaleza, están todo el tiempo luchando por conquistar la percepción de los gobernados como una forma de aprobación hacia las medidas aplicadas.

Las estrategias que han demostrado su eficacia en cuanto a mejorar la percepción sobre algún tema, siguen un camino básico: exhiben el problema, insisten en que ya se va a acabar el problema, delinean medidas concretas para combatirlo y las difunden de forma directa; luego dan muestras o ejemplos que se convierten en iconos del tema…pero es muy importante, toman un tema y no lo sueltan; en términos culinarios lo usan para salar, para endulzar, para sazonar, para hornear, para freír y para asar…para todo pues! Vamos, es la sal discursiva; el tema que no puede faltar en ninguna comparecencia.

Visto así pues, no es de la noche a la mañana que la percepción sobre corrupción en México haya mejorado de acuerdo a los datos del Barómetro Global de la Corrupción 2019 que elabora Transparencia Internacional. De acuerdo a esa referencia, en 2017 el 61% de los encuestados consideraban que la corrupción había aumentado; la más reciente medición ubica en esa creencia al 44% de los consultados para la muestra.

Un gobernado que percibe su realidad mejor, puede ser factor que propicie un circulo virtuoso siempre y cuando encuentre otros estímulos en su cotidianidad como por ejemplo que vaya al súper y le alcance, que pueda vivir con mayor seguridad en su colonia, que transite por calles y carreteras mejores, que vea certeza en el futuro…en fin se trata pues de alcanzar los equilibrios…nunca  sencillo pero siempre requisito indispensable