Séptimo tifón del año toca tierra en provincia china de Guangdong

1
Foto de internet

El Centro Meteorológico Nacional de China renovó la alerta azul por el tifón Wipha, el séptimo fenómeno de este tipo del año, que tocó tierra la tarde del jueves en la provincia de Guangdong, la segunda ocasión que lo hace en el sur de China.

Wipha llegó a la ciudad de Zhanjiang hacia el final de la tarde del jueves, con vientos de 83 kilómetros por hora cerca de su centro, dijo el buró meteorológico provincial de Guangdong.

El tifón tocó tierra a las 13:50 horas en la costa de la ciudad de Wenchang, en la provincia meridional china de Hainan, acompañado de vientos de hasta 23 metros por segundo en el ojo y de fuertes lluvias.

De inmediato fueron suspendidos vuelos y el servicio de tren. Se espera que avance hacia el noroeste e ingrese a las partes sureñas de la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi o al golfo de Beibu la noche del jueves.

La lluvia ha arreciado en Hainan desde la noche del martes, con un pico de 276.1 milímetros en 24 horas en Haikou, capital de la provincia, de acuerdo con el centro meteorológico provincial. No se reportaron víctimas.

Las fuertes lluvias y vendavales también han afectado el tráfico local. El Aeropuerto Internacional Meilan de Haikou canceló 50 vuelos este jueves y el aeropuerto de la ciudad de Sanya, seis.

Se ordenó además la suspensión de todos los servicios de transbordadores en el estrecho de Qiongzhou, así como de los ferrocarriles de alta velocidad que rodean la isla. De igual manera, más de 100 rutas de autobús en Haikou dejaron de operar.

El ojo de Wipha se encontraba a media mañana del jueves en la región costera nororiental de la ciudad de Wenchang, en la provincia sureña china de Hainan, acompañado de vientos de hasta 23 metros por segundo, según el observatorio nacional.

El observatorio recomendó a los gobiernos locales la adopción de medidas de prevención contra desastres y que los buques en las áreas afectadas regresen a puerto.

China tiene un sistema de alertas por mal tiempo de cuatro categorías, en el que la roja representa el nivel más serio, seguida por la naranja, la amarilla y la azul.