Demuestra, a través del lápiz, que no hay obstáculos.

28
Imagen: Manuel Salas

Navojoa, Sonora.- Desde que tenía cinco años de edad Víctor Franco Apodaca tiene el gusto por pintar a lápiz, a pesar de tener la enfermedad del síndrome de Guillain- Barré, que consiste en la debilidad de los nervios.

“Empecé a dibujar así sin ninguna preparación ni nada de hecho ni veía a otras personas que ya sabían dibujar no tenía contacto pues con el mundo del arte ni tampoco me metieron en una escuela”, mencionó Víctor Apodaca.

Domina las técnicas de grafito, de colores, carboncillo y tiza de pastel.

“Dicen las personas en la vida te hace ser fuerte porque si no, hay de dos caminos o tomas el camino positivo, propositivo de tener esperanza, de tener fe o de plano te vas para abajo y pierdes lo único que tienes”, subrayó Víctor.

El pintor de 51 años enfatizó que a nunca se rindió de continuar en la pintura, quien dijo esto lo sacó adelante y poco a poco va adquiriendo la movilidad en sus manos.