Y ahora?

1

Muy probablemente si Anaya o Meade hubiesen ganado, tampoco a estas alturas estuviera resuelto el tema de la inseguridad pública o quizá no tendría, igual que ahora ocurre, un resultado más positivo en su combate.

Y es que la delincuencia en todas sus manifestaciones ha penetrado prácticamente todas las esferas y combatirla no es tarea que podrá sacarse de la noche a la mañana. El propio Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo ha estimado seis años para que se note el cambio.

Pero las imágenes que hemos visto las ultimas horas, representan un deterioro tremendo de las cosas.

Por un lado un grupo de autodefensas, secuestran a una veintena de militares y exigían que les regresaran el armamento que les habían decomisado, entre ello por cierto un rifle Barret 50 (capaz de derribar aeronaves y penetrar blindajes, dicen quienes lo describen).

El Ejército tiene aun la confianza de la población mexicana; es la Institución más respetable. Es realmente lamentable que su imagen haya quedado tan vulnerada ante la vista de la población que después de esto pareciera muy oportuna la frase de uno de los personajes de Gómez Bolaños: Y ahora, quién podrá defendernos?.

Por otra parte la caravana de carros con las cuatro letras (CJNG) es un verdadero desafío a la autoridad establecida. No encuentro otra manera de llamarle.

Hoy más que nunca urge que se de una real coordinación entre las tres instancias de gobierno porque no hay de otra. No en balde en días pasados se llevó a cabo una reunión por casi cuatro horas en Guaymas, presidida por la gobernadora Pavlovich y con presencia de los otros niveles; por fortuna también reportan buena coordinación en las mesas por la paz que se realizan diariamente. 

No se trata de colgarse medallitas; que no busquen eso, porque no son tiempos de lucimientos personales o de instancia específica; son tiempos que exigen un mismo enfoque y en este caso es la seguridad ciudadana.

—- 

La reunión para la renovación del Consejo Político del PRI Sonora dio “la nota” no por los nombres de l@s de siempre y l@s de ahora que lo integran, sino por los discursos que se pronunciaron.

Como todo gobierno, el de Claudia Pavlovich no se escapa de los señalamientos y acusaciones.

Algunas pueden ser ciertas, otras producto del imaginario y la repetición como esquema utilizado _no siempre con malas intenciones pero sí con irresponsabilidad_ para fabricar verdades.

En octubre pasado, entrevisté en la cabina de Grupo Larsa a la gobernadora Pavlovich. Fue una amplia conversación  en la que abordamos entre otros, el tema de los señalamientos de corrupción que hacia su gobierno se escuchaban. En aquel momento la invitación de la mandataria estatal fue que quienes tuvieran que denunciar acudieran ante la Fiscalía anticorrupción. 

El tema ha seguido y en entrevista reciente con Ruíz Quirrín hace un par de semanas, Pavlovich Arellano dejó claro que cada quién deberá hacerse responsable de sus actos, que ella está empeñada y ocupada en hacer lo correcto y no se somete a un concurso de simpatías.

El sábado en el cobijo de su partido la gobernadora reiteró a los suyos que no deben salirse de la correcta conducción desde el cargo que ocupan con la confianza que se les otorgó.

Así que fue el dirigente priista Ernesto de Lucas quien de forma más directa pronunció el mensaje.

Habló El Pato de funcionarios que con sus excesos, agandalles, componendas y triquiñuelas han dañado la imagen del PRI y también aseguró que ese partido será el primero en denunciar a ese tipo de funcionarios.

Criticó la falta de actitud de servicio que exhiben algunos funcionarios lo cual dice, no abona a la tarea de recuperar la confianza del electorado.

De acuerdo a datos actualizados a ayer, 27 de mayo de 2019, la Fiscalía Anticorrupción (FAS) ha recibido 184 denuncias posteriores a 2015 de administraciones municipales del 2015-2018 y de la administración estatal actual; se han librado 62 órdenes de aprehensión tanto de la pasada administración como de la actual  a ésta última corresponden 9. Hasta ahora ahí están los datos y los pronunciamientos, será cuestión de esperar desenlaces.