Tibieza estudiantil

0

En todos los movimientos de huelga que tienen que ver con la educación y más concretamente con la Universidad de Sonora, se asume que son los estudiantes la parte más afectada.

En realidad en un movimiento así, los estudiantes efectivamente resultan afectados; pero también lo son quienes estallan la huelga, las autoridades universitarias, el Estado, los comerciantes que de manera externa tienen en la comunidad universitaria su mayor número de clientes, vaya, hasta los contribuyentes que aportan recursos para parte del sostenimiento de la Institución, ven en la paralización de labores que no se justifica el respaldo que le dan vía impuestos.

Desde el movimiento del CEUS por allá a inicios de los 90 oponiéndose a la implementación de la Ley 4 donde incluso se realizó aquella emblemática marcha “Del desierto al zócalo”, la presencia estudiantil no ha sido lo suficientemente contundente para urgir que las partes aceleren las pláticas para alcanzar acuerdos.

La semana pasada ante el estallamiento de huelga de los sindicatos universitarios, un grupo de aproximadamente 40 estudiantes se reunió para urgir por la resolución de acuerdos; ayer había convocatoria para sostener conversaciones con las partes involucradas.

Al edificio de Rectoría, lugar de la cita, solo acudieron 12 estudiantes. Estuvieron también presentes los dirigentes de los dos sindicatos pero no hubo representación de la administración universitaria ni tampoco del gobierno del estado.

Es evidente la indiferencia de los estudiantes mismos que reclaman que les han violentado su derecho a la educación; por lo pronto en ese sector no ha permeado una realidad incuestionable de nuestro país: las autoridades toman acción hasta que se cierra una calle o se toma un edificio. No es por supuesto la idea de incitarles a ello, es simplemente asentar aquí que su reclamo ha sido muy tibio, que la indiferencia de más de 30 mil termina por opacar por no decir que prácticamente borrar, la expresión de 40 o de 12…la indiferencia está haciendo de ellos su presa.

Algunos de los estudiantes más activos, están convocando para hoy martes a las 5 de la tarde, tomarán el  crucero de Boulevard Rodríguez y Rosales, para presionar por una pronta solución; veremos cuantos se juntan porque algunxs ya están de vacaciones o se fueron a su lugar de origen con el fin de ahorrarse recursos o simplemente disfrutar de su casa y de los suyos.

Mientras tanto por el lado de los sindicatos en huelga ayer durante la manifestación que protagonizaron, salió a reducir nuevamente el reclamo hacia el Rector y los sueldos asignados a sus asesores “Rector, Rector, quiero ser tu asesor” fue la consigna más expresada por los manifestantes.

Ayer se paralizaron los Cecytes a nivel nacional.

No es poca cosa que cerca de 500 mil estudiantes de bachillerato, hayan quedado sin clases.

El paro se levantó luego del compromiso del gobierno federal en el sentido que el próximo miércoles habrá de cubrir los adeudos que originaron tal medida.

Lo anterior es consecuencia de la reducción presupuestal del 18% que se ha aplicado a la educación media superior y aterrizado este impacto representa una disminución de 3 mil 500 millones de pesos a los Cobach y mil millones a los Cecytes. Las consecuencias aún no las dimensionamos. No se ve un panorama alentador.

¿Seguimos coincidiendo? www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo FB/Soledad Durazo