Oportunidad legislativa

4

El Presidente López Obrador fue muy claro ayer cuando hizo la presentación del Tren Maya con todo el ritual que lo acompañó: El proyecto de presupuesto para el 2019 refleja atención especial al sur y sureste de México porque ya le llegó la hora, ya le llegó su tiempo…

No por menos entonces es que las y los diputados sonorenses, independientemente de que su militancia no corresponda al partido gobernante en la entidad, tienen la gran oportunidad, el incuestionable compromiso de responder en los hecho a la confianza, a la esperanza que despertó el hoy Presidente de la República y gracias a lo cual en la gran mayoría de los casos, están ahora en San Lázaro.

Las y los Diputados federales, deberán pelear para Sonora obras y recursos que hacen falta; tienen en esto una gran oportunidad.

Proyectos existen y ya fueron planteados en su momento por la gobernadora al entonces Presidente electo y reiterados ante algunos funcionarios de la administración federal; también en las reuniones que Pavlovich Arellano ha tenido con los diversos grupos parlamentarios, se han conocido a detalle dichos proyectos.

Pero en la propuesta presupuestal no hay ningún proyecto relevante para Sonora.

Las redes sociales se han encargado de escudriñar el contenido del Proyecto de presupuesto y también han sido las redes las que han divulgado la crítica, el cuestionamiento de sectores y actores que tienen exposición publica en los diversos temas.

Uno de esos sectores es el de las féminas que se manifiestan en contra de la reducción del presupuesto público etiquetado para las mujeres en el paquete 2019 sobre todo a programas que atienden y buscan prevenir la violencia contra las mujeres; por ejemplo. El proyecto desaparece el programa de apoyo a las instancias de las mujeres en las entidades federativas; disminuye el presupuesto de transversalidad casi a la mitad; le quitan un 25% a CONAVIM (Comisión nacional para prevenir y erradicar la violencia), un 50% al programa de igualdad para la sociedad civil y desaparece el fondo de coinversión para sociedad civil.

Las repercusiones directas que lo anterior tendría en Sonora, solo por mencionar algunas son: En la casa de la mujer indígena en Navojoa, ya no contarían con profesionales del derecho que las atiendan; tampoco habría recursos para personal de medidas de protección en la Fiscalía, ni dos unidades móviles con profesionistas diversos que recorren 28 municipios del estado en atención a las mujeres.

No me cabe duda que en este tema la diputada sonorense Wendy Briseño estará bajo la lupa principalmente de las diversas organizaciones de mujeres que ven en la Presidenta de la Comisión de igualdad de género una aliada importante no solo para mantener lo alcanzado en el tema sino para mejorarlo.

Briseño Zuloaga ha dicho que un presupuesto con perspectiva de género debe ser el “que privilegie la igualdad, la no discriminación y las acciones encaminadas a erradicar la violencia contra las mujeres”.

 “No debemos ceder en ningún rubro, y debemos analizar su justa dimensión en los impactos, pues estamos en un estado de emergencia nacional respecto a los feminicidios en México, y no podemos regatear un centavo a su atención frontal”.

Por su parte la también legisladora sonorense Irma Terán Villalobos calificó como algo inadmisible el hecho que se pretenda eliminar o disminuir significativamente  los recursos para los programas que fortalecen la perspectiva de género en las políticas publicas y aseguró que habrá de alzar la voz para señalar eso que considera errores dentro del paquete económico 2019.

En fin pues que los próximos días serán intensos en la discusión del tema de los recursos…el dinero siempre es tema de discusión.