Seis empresas interesadas en operar transporte en Hermosillo

0

Donde siguen tratando de sacar agua del barco y enderezando el rumbo es en el servicio de transporte urbano, a tres semanas de que la Dirección del ramo hizo válida la requisa de 200 unidades, casi la mitad de las cuales se encontraban en pésimas condiciones y unas 30 eran materialmente chatarra.

 

Conforme las autoridades se adentran en el diagnóstico de la situación que las empresas Sictuhsa y Red provocaron en todo lo relativo a la prestación del servicio en Hermosillo, cada vez aparecen más indicadores de que la mala administración y el desorden financiero las llevaron a un estado de quiebra técnica.

 

Entre gastos sin justificar, nómina inflada y la deuda con proveedores, las posibilidades de crédito para la nueva Comisión del Transporte se han visto reducidas considerablemente, aunque los ingresos por pasaje, prepago y subsidios estatales bien administrados permiten que el servicio se siga prestando y ya se encuentren en operación 185 unidades, ahuyentando el fantasma del incremento a las tarifas.

 

Además, se creó una Comisión ciudadana para la supervisión de los ingresos y el destino de los mismos, en la que participan Alfonso López (Vigilantes del Transporte); Ignacio Peinado Luna (Unión de Usuarios); Efraín Soto (Consejero Académico de la escuela de Derecho de la Unison) y el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción de Sonora.

 

El estado, con la participación de estos ciudadanos está recomponiendo el desastre, pero no podrá hacerlo por tiempo indefinido, según admitió el director del Transporte, Carlos Morales Buelna, por lo que la meta es lanzar una licitación para que otras empresas se hagan cargo de la operación del servicio.

 

Ya hay, dijo, al menos seis empresas que han mostrado interés en este tema, por lo que ya se encuentran trabajando en la elaboración de la convocatoria respectiva, y en unas semanas seguramente habrá noticias.

 

II

 

Por segunda ocasión consecutiva, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales otorgó a Sonora el primer lugar a la Innovación en transparencia, esta vez por el sistema para seleccionar imparcialmente, al margen de cualquier criterio político que enturbie el proceso, a los profesores candidatos a la evaluación docente.

 

La gobernadora Claudia Pavlovich recibió el premio por ese sistema que entre otras cosas, despresurizó ese proceso que, hasta antes de ponerlo en marcha, provocaba reacciones y hasta protestas en el sector magisterial por parte de algunos profesores que lo veían como un mecanismo para cobrar facturas por su participación política.

 

Como dato adicional hay que citar que este sistema no fue diseñado por el gobierno, sino por maestros y estudiantes de la Universidad de Sonora, tratándose de un software que permite la selección aleatoria de candidatos a la evaluación magisterial a partir de una muestra probabilística de los sustentantes.

 

En 2016, la gobernadora recibió este mismo premio, pero por el diseño y operación del portal www.tuobra.mx donde se publica toda la información relativa a las licitaciones de obra pública en Sonora.

 

El galardón fue entregado por la secretaria de la Función Pública, Arely Gómez González, que reconoció a la mandataria sonorense por su compromiso en el combate a la corrupción y a favor de la transparencia y la rendición de cuentas.

 

Y en otro tema la gobernadora adelantó gestiones ante la CFE para que en Sonora siga aplicándose la tarifa 1F en los 72 municipios (hasta hace poco sólo operaba en 36), y lograr que en un futuro, este beneficio se aplique en automático, ya que hasta ahora se tiene que gestionar cada año.

 

 

III

Compareció ayer en la Mesa Cancún el ex alcalde de Cajeme, Ricardo Bours Castelo para reiterar su intención de buscar la candidatura del PRI a la gubernatura del estado en 2021, una meta en la que trae puesta la mira desde hace al menos diez años.

 

Entre otras cosas, hizo un diagnóstico durísimo de las condiciones en que se encuentra su partido, especialmente después del 1 de julio, y que se manifiesta no sólo en la desarticulación organizativa, sino hasta en el mantenimiento de sus instalaciones. Por ejemplo en Ciudad Obregón el local del PRI está abandonado por completo y no hay ni agua.

 

Sin embargo, confía en que se puede recuperar en tres años y dar la pelea por la gubernatura, Aunque también reiteró que si por alguna razón le cierran las puertas por las posiciones críticas que ha mantenido desde hace tiempo, no descarta la vía independiente para competir, o buscar la candidatura por otro partido como podría ser Movimiento Ciudadano o el Verde.

 

Hasta ahora, solamente se ve a él, a Ernesto Gándara y a Sylvana Beltrones como posibles candidatos.

 

Respecto al Borrego, reiteró que esta vez espera que lo apoye, de la misma manera en que él lo apoyó en su candidatura al senado en 2012 y en la interna del PRI en 2015.

 

IV

 

Entre ayer y hoy me ha tocado leer amargas quejas y dolidos comentarios de amigos y conocidos a propósito de la elección que hizo el cabildo hermosillense para nombrar a Diana Reyes como la nueva titular del Instituto Municipal de Cultura y Artes.

 

Cuestionan, sobre todo, que los votos de los regidores no hayan favorecido a la que consideran, era la opción de la izquierda hermosillense para ocupar ese cargo, María Dolores Rodríguez Tepezano y lamentan que la derecha encarnada en el PRIAN se haya impuesto.

 

El asunto es, por lo menos raro, considerando que esas voces no sólo guardaron un ominoso silencio cuando Morena se apoyó financieramente en connotados panistas, y en otros (y otras) a quienes cedió sus candidaturas. Tampoco dijeron nada cuando el gabinete comenzó a ser integrado (en sus cargos más relevantes) por gente que no proviene de la izquierda. Algunos por convocatoria y concurso, otros por designación directa.

 

Se quejan también de que el voto en el cabildo fue secreto, lo que consideran algo “turbio”, pero en realidad ese es un recurso completamente legal, que se utiliza en ciertas circunstancias, especialmente en aquellas donde hay indicios de que los regidores podrían ser sometidos a algún tipo de presión. En este caso, por el hecho de que uno de los regidores, Armando Moreno Soto es esposo de una de las candidatas, que finalmente terminó perdiendo sin un solo voto a favor.

 

Ignoro la filiación partidista de cada uno de los regidores de la coalición que encabeza Morena en el cabildo, pero el hecho de que ninguno haya votado por María Dolores Rodríguez Tepezano, algo les debería de decir.

 

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx