Los dilemas de Célida López

16

Se lo adelantamos en el despacho de ayer, endeudada lectora, moroso lector: el cabildo de Hermosillo aprobó este martes la contratación de un crédito por 279.5 millones de pesos para salir adelante con los compromisos de fin de año, sobre todo en lo que respecta al pago de aguinaldos y a proveedores.

 

El único regidor que votó en contra fue el de Movimiento Ciudadano, Carlos León, argumentando que la actual administración está solicitando más deuda sin presentar un informe claro sobre el destino de esos recursos. “Sin transparencia no puede haber más deuda”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

Lo cierto es que sin ese recurso, el ayuntamiento de Hermosillo simplemente agudizaría una virtual quiebra técnica y tendría que paralizar la prestación de los servicios públicos. La situación de crisis en que Célida López recibió el Ayuntamiento no es una sorpresa. Ya lo había adelantado la alcaldesa interina Angelina Muñoz Fernández semanas antes de dejar el cargo.

 

Exactamente a un mes de haber tomado las riendas del municipio, la alcaldesa López Cárdenas está sufriendo las de Caín para amansar al tigre que se sacó en la rifa del primero de julio.

 

Frente a la insolvencia financiera, ha buscado salidas que reflejan cierto grado de desesperación, como aquel esbozo de imponer una cuota aparentemente simbólica para seguir prestando el servicio de recolección de basura, y que inmediatamente recibió el rechazo ciudadano.

 

“Bateada” que fue esa propuesta, optó por prestar ese servicio una vez por semana, en lugar de dos, como se venía haciendo hasta la administración anterior y las quejas ya comienzan a subir de tono, pues la basura se acumula en las casas y en las calles; algunos desperdicios orgánicos se pudren y la situación se complica porque en algunas colonias el camión recolector no pasa ni siquiera en el nuevo horario.

 

También apeló a la solidaridad del sector empresarial para que donaran camiones recolectores, pero hasta el momento no se ha concretado nada. LO mismo pasó con su solicitud para que donaran asfalto y comenzar un programa emergente de bacheo, lo que tampoco ha ocurrido.

 

Por si fuera poco, a la alcaldesa le va a tocar aplicar los incrementos al impuesto predial, algo que si bien fue autorizado por el anterior cabildo, será su administración la que aplique las actualizaciones a la tabla de valores de ese impuesto.

 

Algo parecido le pasó al Maloro Acosta con el incremento a las tarifas de agua, autorizado desde la administración de Javier Gándara pero aplicado desde el inicio de su gobierno. A la postre, esto le resultó políticamente carísimo.

 

Ahora bien, la alcaldesa no puede cruzarse de brazos y dejar que la administración pública municipal se le desmorone entre las manos. El municipio sólo tiene tres fuentes de ingresos permanentes: los propios, por impuestos, derechos y servicios, que por cierto son los menos cuantiosos, y los de orden estatal y federal.

 

En ese sentido, ya tuvo un primer encuentro con las diputadas federales Lorenia Valles Sampedro y Wendy Briseño Zuloaga para establecer prioridades financieras con miras a la negociación del presupuesto federal, que en los últimos años, hay que decirlo, ha sido bastante pichicato con los municipios a raíz del replanteamiento de los criterios de asignación, que en los pasados tres años le sacaron canas verdes al Maloro.

 

Pero lo importante es que ese tema ya se encuentra en la agenda de la alcaldesa, como seguramente debe estarlo en el terreno local, donde ya tiene que iniciar el cabildeo con los legisladores estatales, si es que todavía no lo ha hecho.

 

Por otro lado, y en ese súbito descubrimiento de que no es lo mismo partirle la madre a los adversarios en campaña, que partirse el lomo administrando una ciudad en quiebra, Célida López ha tenido que reconocer que en el camino del servicio público, si quiere llegar pronto puede ir sola, pero si quiere llegar lejos debe ir acompañada.

 

En esa lógica ha ido suavizando la belicosidad de su discurso y entendiendo que el puente que une ambos palacios es para caminarlo, no para dinamitarlo.

 

Ayer apareció junto a la gobernadora Claudia Pavlovich durante la inauguración de las obras de ampliación del puente El Trébol, donde se invirtieron más de 122 millones de pesos para mejorar la movilidad urbana en una zona que se había vuelto bastante conflictiva en la conexión del centro con el sur de la ciudad. Por allí circulan diariamente unos 38 mil vehículos.

 

Una obra a la que no le habían entrado otros gobernantes por las molestias que ocasionaría la restricción del tráfico en esa zona, pero hay que reconocer al secretario de Infraestructura, Ricardo Martínez Terrazas que diseñó un programa de obras escalonadas que nunca requirió el cierre total de la circulación, y aunque se registraron naturales quejas, la ciudadanía aguantó vara, asumiendo que a la postre esa obra será de gran beneficio.

 

El punto es que a las dos mandatarias se les vio de buen ánimo y, más que la fotografía respectiva, seguramente se dieron tiempo para conversar sobre temas que interesan a ambas para garantizar la gobernabilidad en el municipio y la buena marcha del mismo. Es, por donde quiera verse, una buena señal.

 

II

 

La que mostró un gran poder de convocatoria ayer, fue la directora general de Radio Sonora, María Elena Verduzco, colega y amiga desde aquellos tiempos en que no se reporteaba por whatsapp ni por solicitudes de transparencia, sino a golpe de calcetín, ruletero y entrevistas cara a cara.

 

La plaza Hidalgo se llenó de personalidades relacionadas con la historia, el presente y el futuro de la radio estatal, para celebrar su 36 aniversario y conocer la noticia de que muy pronto su señal cubrirá el 100 por ciento del territorio sonorense, lo que fue informado por el secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella.

 

En primera fila, la coordinadora de Comunicación Social, Ivonne Andrade y el secretario Técnico del ejecutivo, Jorge Durán Puente, así como ex directores de la radio y rectores de universidades con las que se ha venido trabajando en el rediseño de contenidos y la creación de mecanismos que apuntan a la ciudadanización de la radioemisora, así como a garantizar el derecho a la información y el reconocimiento de los derechos de las audiencias.

 

III

 

Y a propósito, arreciaron los rumores ayer en el sentido de que en los próximos días podrían registrarse varios cambios en el gabinete estatal, mencionándose que quizás este haya sido uno de los últimos eventos que encabece Pompa Corella como secretario de Gobierno, mencionándose a Ernesto de Lucas Hópkins como su posible relevo, aunque hay quienes mencionan para ello a la jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera Grijalva.

 

No hay nada confirmado, así que mejor nos esperamos a ver cómo vienen esos cambios y en dónde.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx