Excesivo consumo de grasas provoca mala salud

19
Foto: Internet

Consumir grandes cantidades de grasas, principalmente saturadas o carnes rojas, contraindica una dieta balanceada y propicia factores de riesgo como sobrepeso u obesidad, afectando paulatinamente la salud en cualquier edad.

El director del Hospital General Subzona (HGSZ) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate, José Luis García Arcadia, resaltó la importancia de acudir al médico familiar a revisiones periódicas, una dieta balanceada y ejercicio.

La dislipidemia (condición alterada del metabolismo por altas concentraciones de lípidos), dijo, es uno de los grandes problemas generado por desequilibrios en la alimentación, con dietas muy cargadas de harinas y grasas saturadas.

Todo esto, anotó, provoca que en la sangre se eleve la concentración de lípidos como colesterol y triglicéridos, que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cerebro vasculares.

García Arcadia explicó que las grasas saturadas son aceites quemados o productos cocinados en varias ocasiones.

Estos aceites, agregó, así como la carne de cerdo, el huevo (en especial la yema) y las harinas refinadas provocan grandes cantidades de grasa en el organismo, la cual se almacena como triglicéridos.

Señaló que no todo el colesterol es malo, existe colesterol bueno y ciertas sustancias en el organismo, como algunas hormonas, que se generan con base en el colesterol u otro ejemplo es que el sistema nervioso está formado casi por cien por ciento grasa.

No obstante, insistió el galeno del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo más importante es mantener una alimentación equilibrada.

Resaltó que el consumo de aceite de olivo es idóneo para no exceder en grasas saturadas, lo mismo que el aguacate, almendras, nueces, aceitunas, entre otros productos que contienen muy buenas cantidades de grasas saludables.

Puntualizó que este tipo de grasa, también debe adquirirse en cantidades moderadas, sin excesos.

Como ejemplo, una cucharada de aceite de olivo, cuatro nueces, una cucharada de guacamole o una rebanada pequeña de aguacate es suficiente para que tengamos un buen equilibrio en nuestros sistemas con base en las grasas.

Ante las posibles consecuencias de esta problemática, las principales recomendaciones son mantener una alimentación equilibrada, consumo de frutas y verduras.

También recomendó el consumo de ciertas grasas que son importantes para el organismo, igualmente realizar ejercicio físico frecuentemente.

Finalmente, el director del HGSZ número 6 recomendó a los derechohabientes acercarse a su Unidad de Medicina Familiar correspondiente con la finalidad de consultar las molestias, síntomas y soluciones a este tipo de padecimientos.