Calentamiento global tendrá consecuencias devastadoras en 2045: ONU

3
Foto: ADN40

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático, que se hizo acreedor al Premio Nobel de Paz del 2007 por sus esfuerzos para difundir más información sobre el cambio climático, pidió a líderes globales buscar la manera de frenar el calentamiento global o para el 2045, habrá consecuencias devastadoras.

Esta declaración surgió luego de que el grupo emitió su informe desalentador en una reunión llevada a cabo en Incheon, Corea del Sur, en la que mencionaron que el clima, la salud y los ecosistemas de la Tierra podrían estar mejor si los líderes mundiales pudieran limitar de alguna forma el calentamiento causado por el ser humano a solamente medio grado Celsius a partir de ahora, en vez del objetivo de 1 grado por año.

Adicionalmente, advirtieron que limitar el calentamiento global tendría beneficios tales como menos muertes y enfermedades ocasionadas por el calor, contaminación y enfermedades contagiosas, además, solo la mitad de la población mundial se vería afectada por la falta de agua, mientras que menos de la mitad de las especies que habitan en la Tierra, perderían sus hábitats.

Por si fuera poco, habría menos ondas de calor, aguaceros y sequías, mientras que la capa de hielo de la Antártida occidental, podría no llegar a un derretimiento irreversible, y se evitaría que la mayor parte de los arrecifes de coral del mundo se mueran.

Ove Hoeght-Guldberg, autor principal del reporte, destacó que limitar el calentamiento a medio grado significa que el mundo puede mantener una semblanza de los ecosistemas que tenemos.

“Añadir otro medio grado, significa en esencia, una Tierra diferente y más desafiante para la gente y las especies”, destacó el también director del Instituto de Cambio Global de la Universidad de Queensland de Australia.

Sin embargo, aunque pareciera una buena propuesta, cumplir con esta meta más ambiciosa de un menor calentamiento global, requeriría un recorte inmediato en las pemisiones de gases que atrapan el calor, así como cambios drásticos en el sector energético y el panel de la ONU destacó que aunque es posible, vio poca probabilidad de que vayan a ocurrir los ajustes necesarios.