No sólo de transporte vive el ciudadano…

0

LA GOBERNADORA Claudia Pavlovich nos tiene acostumbrados a verla siempre del lado de la gente. El paro del transporte público hace un par de días fue otra ocasión en que ella se pronunció a favor de quienes menos tienen y además, sufren por un pésimo servicio.

“No nos van a chantajear. Yo me sostendré. No habrá aumento de tarifa. Los concesionarios no han cumplido sus compromisos”, fueron algunas de sus frases.

En este caso, además, la titular del Poder Ejecutivo mostró su liderazgo porque en efecto, ni ella ni su gobierno imponen tarifas del transporte público. Por Ley en la materia es un Consejo Ciudadano del Transporte el facultado para proponer y autorizar nuevas tarifas en el transporte público.

Es decir, ese CCT a cargo del presidente Jesús Eliezer Caballero, en caso de haber tenido los elementos técnicos, podría haber contradicho a la Gobernadora e imponer una nueva tarifa. Pero no fue así. Difícilmente podría oponerse al deseo de una autoridad con la razón de su parte en cuanto al incumplimiento de los compromisos asumidos en su momento por los permisionarios para brindar un mejor servicio al usuario.

Sin embargo, en el conflicto del transporte público, están involucrados particulares que a su manera, presionan al gobierno y al CCT para alcanzar su propósito.

Pero no sólo el ciudadano sufre por el mal servicio en los camiones urbanos y por el pago de una tarifa injusta. También sufre por una tarifa alta en los recibos por consumo de energía eléctrica, por los precios de las gasolinas y por otros servicios que el gobierno cobra de manera desproporcionada.

Es muy probable entonces, que veamos a la Gobernadora ponerse también del lado de la gente ante estos altos costos de la vida, en un gobierno federal que arranca este 1 de diciembre y que hará su apuesta dudando entre promesas de campaña y una realidad que le rebasa.

Porque la gente también quisiera ver a su Gobernadora, dando la cara por un trato más justo a Juan Pueblo en el alto costo de muchos de los servicios que ofrece el gobierno.

En el caso del conflicto en el transporte público, los “satanizados” ahora son los permisionarios del servicio y quizá con razón, pero la desproporcionalidad del gobierno al ahogar muchas veces a la ciudadanía con sus altos costos, requeriría de alguien con autoridad y calidad moral, para hacer llegar también su indignación.

 

JAIME Moreno Berry no quiere sacar la cara y mucho menos aparecer en algún medio de comunicación… Con la experiencia de 24 años de operar la franquicia del Partido del Trabajo, sabe perfectamente que requiere mucha madurez para digerir el golpe recibido al quitársele esa representación y dejarlo sólo con la posibilidad de ser diputado local en el Congreso de Sonora si el TRIFE en Guadalajara le otorga la razón… Pero también se dice que don Jaime es quien controla a los cinco diputados que ya tienen su curul en el Congreso y que fueron postulados por el PT, de tal manera que “en su momento procesal oportuno” se mostrará la presencia del señor Moreno Berry, sin estar en la dirigencia formal.

 

QUIEN UTILIZA los espacios periodísticos para lamentarse porque no ha habido mayores cambios en el gabinete estatal o bien, “porque no se ha entendido el mensaje que la ciudadanía manifestó en las urnas el pasado 1 de julio”, está expuesto a dos cosas: A “arar en el desierto” o a tener mucha paciencia, porque en cualquier parte del mundo un gobernante no actuará en base a presiones de ninguna especie… Ya pasaron aquellos tiempos en que un diario hermosillense imponía agenda al gobernante en turno… Una precisión: Siempre habrá qué escuchar y reflexionar tomando en cuenta la crítica… La historia ha enseñado en Sonora, que cuando se hace a un lado la crítica, el gobernante del momento es vencible y al dejar el poder, busca un escondite.

 

EN CUANTO a la actuación de diputados y senadores de MORENA allá en el Congreso de la Unión, estamos registrando sus actuaciones para evaluar, en los hechos, su congruencia… Mientras tanto, Lilly Téllez votó a favor de otorgarle licencia al gobernador chiapaneco, expriísta y exVerde recién aliado de López Obrador, Manuel Velasco… “A mí no me interesaba ese punto, sino la reforma para dejar un Senado austero”, justificó… Siempre habrá excusas.