“…Como te vi, ¿No me verás?

1

Para muchas personas inician nuevas etapas en sus vidas profesionales, políticas y por consiguiente personales.

Cada nueva administración es evidentemente un ciclo que para algunxs inicia y para otrxs termina y para quienes termina se abre otro; así es aquí y en China.

Conviene en todos los casos, creo, arrancar de forma reposada porque no siempre lo que creímos, temimos, imaginamos o pensábamos que sabíamos, es.

Hoy toca por ejemplo al ex alcalde Maloro Acosta, recibir los reclamos; los próximos meses y quizá años, su gestión será señalada como el origen de la situación que vive la capital del estado.

Maloro siempre dijo, no estoy tomando una administración de cero, la estoy tomando de menos mil 200 millones de pesos para reflejar los compromisos que tenía que asumir de la anterior administración. Célida López podrá decir que empieza una administración con apenas 172 millones 122 mil nueve pesos que según consta en documentos de la entrega – recepción, firmada por funcionarios entrantes y salientes de Tesorería, son los recursos que se dejan para el arranque; la gran mayoría de los mismos, etiquetados ya.

Los dias recientes han circulado algunas imágenes en redes sociales; me voy a referir a dos contenidos que seguramente muchxs de Ustedes ya los vieron: La imagen de una casa en Bahía de Kino cuya propiedad se atribuye al ex alcalde y la supuesta ficha de búsqueda que habría girado la Interpol. Ambas publicaciones resultan noticias falsas.

Esto evidentemente no terminará en las citadas referencias. Todo apunta a que seguirán presentándose. Por eso es siempre oportuno reiterar que el consumo de contenidos en redes sociales, debe ser cuidadoso, tomarlo con reservas y compartirlo una vez que haya sido confirmado. Es lo más sano.

Por su parte la alcaldesa Célida López ha sido claridosa al señalar a Acosta Gutiérrez de manejos dudosos y ha anticipado que ello tendrá sus consecuencias. Habrá entonces que estar pendientes del momento en que acuda ante la Fiscalía para interponer las denuncias correspondientes y por supuesto que lxs funcionarixs de la anterior administración que estén señaladxs, se dejen ver y aclaren lo que haya que aclarar.

Supongo que en muchos casos ahora ex funcionarixs recitan o desean que se cumpla el refrán “Como te veo me vi, como me ves te verás”…

Uno de los muchxs retos que tienen las nuevas autoridades de todos los niveles y colores, es comprometerse para que ese remate en tres o seis años sea: “…como te vi no me verás”