¿Se desdibuja Alfonso Durazo?

0

Nadie le puede regatear al senador Alfonso Durazo Montaño la persistencia con la que en el pasado reciente trabajó en Sonora para apuntalar la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

 

Su trabajo diario en sus recorridos por todos los municipios, cabildeando con personajes del incipiente morenismo sonorense, pero sobre todo con gente de otros partidos a los que fue convenciendo y sumando al proyecto del tabasqueño.

 

Para nadie es un secreto que apenas en marzo del año pasado, al de Bavispe no le salían las cuentas para completar las 102 candidaturas de Morena en el estado: 72 municipios, 21 distritos locales y siete federales, y las dos al senado, aunque en sentido estricto serían 101, pues la suya propia estaba asegurada de antemano, aunque todos recuerdan que inicialmente lo acompañaría Célida López, que fue sustituida de último momento por Lilly Téllez.

 

Durazo tuvo que echar mano del largo y retorcido colmillo que le ha dado su paso por la política nacional, desde su pasado colosista, su estancia en el foxismo, su brinco al PRD y luego a Morena, para pactar con otras fuerzas y “llenar la plantilla” con gente desconocida y sin experiencia que de pronto se vieron arrasando en las urnas gracias a la marejada pejista.

 

“Haiga sido como haiga sido”, el resultado electoral apuntaló el liderazgo de Alfonso Durazo y lo convirtió automáticamente en el candidato natural a competir por la gubernatura dentro de tres años.

 

Sin embargo en las últimas semanas, Durazo ha bajado mucho el perfil. Sus apariciones en Sonora han sido escasas y esporádicas. Natural, si se considera que ya en diciembre solicitará licencia al Senado para incorporarse al gabinete federal como secretario de Seguridad Pública, un cargo en el que ya compró todos los boletos de la rifa del proverbial tigre.

Un cargo que requiere atención 24/7 incluso antes de asumirlo.

 

Y mientras eso sucede, en Sonora comienzan a crecerle los enanos, sin que esto sea dicho en sentido peyorativo.

 

La mano dura y la palabra firme de quien se ubica como el líder indiscutible de Morena y sus aliados comienzan a desdibujarse.

 

En algunos ayuntamientos se le oye, pero no se le escucha y mucho menos se le hace caso. En Guaymas, donde recomienda a Sara Valle reconsiderar el nombramiento de su cuñado Santiago Luna como tesorero, por ejemplo.

 

Pero no es el único caso. En Hermosillo, algunas de sus propuestas como la de Elliot Romero para dirigir el organismo operador de agua, fue desoída y en su lugar fue designada María Victoria Olivarrieta y lo mismo pasa en otros ayuntamientos.

 

En el Congreso del Estado, las propuestas que había venido cabildeando para renovar la estructura administrativa no están del todo firmes, y el proceso se ha complicado tanto hacia afuera de la coalición como hacia adentro.

 

Por otro lado, y al mejor estilo del priismo que comenzaba las campañas electorales un día después del encuentro con las urnas, Ana Gabriela Guevara ya levantó la mano como aspirante a la gubernatura.

 

Si bien Célida López acaba de declarar que su gallo es Alfonso, falta mucha agua por correr bajo los puentes de aquí al 2021.

 

Ahora bien, el cargo de secretario de Seguridad no es precisamente la mejor plataforma para impulsar candidaturas. Antes bien, en el contexto de crisis que se viene arrastrando desde el calderonismo en ese sector, diríase que más bien podría ser la tumba de cualquier aspiración electoral.

 

Falta, insisto, mucho camino por recorrer, pero el hecho cierto es que Alfonso Durazo, en las últimas semanas, se ha venido desdibujando en Sonora.

 

II

 

Ayer tuvimos un fugaz paso por la Mesa Cancún, donde tuvieron como invitado al regidor de Movimiento Ciudadano, Carlos León García, quien dejó asentada una posición crítica en el cabildo que preside la alcaldesa Célida López, a quien adelantó un voto en contra a sus pretensiones de solicitar la contratación de nueva deuda para el ayuntamiento de Hermosillo.

 

Respetable, la postura del regidor de oposición cuando afirma que el camino del endeudamiento es el mismo que han seguido administraciones priistas y panistas en el pasado, pero también es cierto que en las condiciones en que se encuentran las finanzas municipales, resultaría prácticamente imposible la prestación de los servicios públicos básicos y solventar compromisos indispensables para su operación.

 

También es cierto que una cosa es ser oposición y otra, gobierno. Si fuera el caso de que Célida López se encontrara en el primer caso, seguramente votaría en el mismo sentido que El Charly, como lo hizo apenas el año pasado cuando siendo diputada del PAN, votó en contra de una línea de crédito solicitada por el gobierno del estado para solventar compromisos de varios ayuntamientos, entre ellos el de Puerto Peñasco, de donde es originaria. Por cierto, en aquella votación, el diputado de MC votó a favor.

 

Cosas del vendaval de la política, que un día los coloca de un lado y al siguiente, del otro.

 

Donde no se equivoca el ex candidato a la alcaldía, es en el análisis de los primeros días de gobierno en Hermosillo, donde ubica a la alcaldesa más cerca del panismo que de Morena, lo cual hasta cierto punto resulta natural, considerando que por su larga militancia en el PAN, Célida López tiene más cerca de sus confianzas a personajes de ese partido, de quienes se está rodeando en puestos claves de su administración, y en su entorno informal.

 

Cuestionó también la creación de una “súper dirección” (la de Transformación Social que encabeza Edgar Hiram Sallard) sin haberla llevado al cabildo, así como ese estilo personal de gobernar, asumiendo que todavía anda en campaña, y la salida que le está dando al servicio de recolección de basura, que ahora se presta una vez por semana.

 

Por cierto en este último tema ya comienzan a surgir críticas ciudadanas, porque los carros recolectores no completan las rutas, ya que se llenan a la mitad de las mismas, lo que resulta natural porque el volumen de  basura generada en los hogares no cambia y la periodicidad del servicio sí.

 

 

III

 

La llamada industria sin chimeneas, el turismo, dejó en Sonora una derrama superior a los 18 mil millones de pesos nada más el año pasado. Bajo esas consideraciones, es natural que desde el gobierno estatal se haya desplegado toda una estrategia de branding para la construcción de una marca a través de la cual se promocionen los atractivos turísticos y seguir fortaleciendo esa actividad.

 

“Sonora experiencias inolvidables” es la marca con la que en adelante y apoyados en todos los sectores involucrados en la actividad, los principales destinos turísticos del estado serán promocionados internacionalmente, de acuerdo con lo expresado ayer por la gobernadora Claudia Pavlovich, quien destacó algunas acciones realizadas recientemente para fortalecer la infraestructura y la seguridad, elementos clave para la atención a visitantes nacionales y extranjeros.

 

Entre ellas destacó la modernización del aeropuerto internacional Ignacio Pesqueira en Hermosillo, el ‘corredor seguro’ Luckville-Puerto Peñasco; obras de infraestructura hidráulica para garantizar el abasto de agua en San Carlos, donde también se está construyendo un hospital privado, así como los avances en la construcción de la carretera federal 15 muestra demoras, pero una vez que sea concluida será una de las más modernas y seguras del país.

 

Lo cierto es que Sonora tiene mucho que ofrecer a los visitantes, desde los mil 200 kilómetros del “acuario del mundo” como alguna vez fue definido el Mar de Cortés por Jaques Costeau; los pueblos mágicos y los hermosos paisajes de la sierra y el desierto, su flora y su fauna, su gastronomía entre otras cosas.

 

Estuvo movidita ayer la agenda de la gobernadora, pues también recibió al secretario federal de Agricultura, Baltazar Hinojosa Ochoa para entregar incentivos al sector agroalimentario que en los últimos años han recibido estímulos por el orden de los 2 mil 600 millones de pesos, y a su vez éstos generan un valor de producción de alrededor de 60 mil millones de pesos.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx