Orden, disciplina e inhabilitaciones

1

ALGO DE LO que se puede estar seguro respecto al manejo de los dineros por parte de los servidores públicos en esta segunda década del siglo XXI, es que todos sus movimientos están sujetos a una auditoría, a una observación y en su caso, a una inhabilitación.

Porque si algún funcionario o gobernante piensa que sus “influencias políticas” lo cubrirán de impunidad, está muy equivocado.

El marco jurídico que envuelve al Sistema Nacional y estatal Anticorrupción y sus leyes de transparencia y responsabilidades de los funcionarios públicos, otorga dientes a las contralorías municipales, a las contralorías estatales, a la Auditoría Fiscal de la Federación y al Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, por lo que, ante un incumplimiento de la Ley, lo sujeta a una sanción administrativa o incluso, sentarlo frente a un agente del ministerio público.

Por ejemplo, en Sonora, hace unos cuantos meses el administrador de la Promotora Inmobiliaria de Hermosillo no cumplió ante las observaciones y apercibimientos que le hizo el ISAF y la consecuencia no esperó: Fue inhabilitado.

Luego entonces, en otro ejemplo, si el presidente municipal de Empalme, el cetemista, Carlos Gómez Cota, cree que no va a responder ante los tribunales por los resultados de su desastrosa administración municipal, está muy equivocado.

Inclusive, el ISAF ya le ha hecho observaciones por el ejercicio 2017 y ante la auditoría que se le practicará en este 2018, el tren de irregularidades no le alcanzará para librar su tranquilidad personal.

Ayer acudió ante el Congreso del Estado el auditor mayor del ISAF, Ramón Moya, para presentar los resultados de las revisiones de las cuentas públicas del Gobierno de Sonora en el año 2017.

La cultura respecto al orden y la disciplina en el ejercicio de los manejos de los dineros por parte de los funcionarios públicos, ha obtenido grandes avances, pero –señaló Moya ante directivos de medios de comunicación en un encuentro mañanero– hace falta alcanzar mejores números.

La revisión de la cuenta pública del año 2016 arrojó poco más de quinientas observaciones. Los resultados de la revisión del pasado 2,017 no llegaron a las cuatrocientas observaciones.

“Podemos calificar este resultado como consecuencia de un manejo pulcro de los recursos públicos, sin dejar de señalar que falta aún mucho por hacer”, subrayó Moya.

La anterior aseveración se comprendió mucho más cuando dio a conocer que el total de observaciones en los ayuntamientos del Estado, aumentaron a más de cuatro mil.

“El funcionario público cuenta con 30 días a partir de la notificación de la insuficiencia observada para solventarla. En caso de no dar respuesta inicia un procedimiento sancionador, entre ellos la imposición de multas”, informó.

 

FINALMENTE se designó una nueva dirigencia en el comité ejecutivo nacional del PRI… En palabras más entendibles, se dio un cambio para que todo siga igual… Claudia Ruiz Massieu Salinas, la nueva presidenta de ese instituto político, se encargará de recoger la pedacería que quedó después de la paliza recibida en los comicios del pasado primero de julio… Pero siendo Claudia sobrina de Carlos Salinas de Gortari, puede entenderse perfectamente de quién es la mano fuerte en el futuro inmediato del tricolor… Por cierto, la Gobernadora Pavlovich hizo uso de la tribuna en esta asamblea extraordinaria y dio el “espaldarazo” a su tocaya, pero también le advirtió que si quería resultados distintos, habría qué hacer cosas distintas, sobre todo trabajar mucho para volver a encontrarse con las causas populares.

 

NO LO DICE uno, lo aseguran los conocedores de la política en este país… Dentro de la “transición de terciopelo”, el presidente constitucional, Enrique Peña Nieto, le está desapareciendo algunas “papas calientes” al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador… De esta teoría se desprende la liberación de Elba Esther Gordillo y la sorpresiva determinación de la PGR de reclasificar un delito grave contra el exgobernador Javier Duarte de Ochoa… Ha desaparecido el señalamiento por delincuencia organizada para pasar a lavado de dinero y enriquecimiento ilícito… Como ambos delitos no son graves, el gordo Duarte tiene un pie fuera de la cárcel y enfrentar su juicio desde la comodidad de su casa… Y no falta quien asegure que el que sigue de recobrar su libertad es Guillermo Padrés… Con la contrariedad de que la Auditoría Superior de la Federación le acaba de endilgar otra denuncia por desvío de recursos federales… Estaremos atentos.