Feminicidios de académica de la UNAM e hija fueron por un celular

10
Foto de internet

La deuda por la venta de un teléfono celular detonó los asesinatos de la académica de la UNAM Graciela Cifuentes y su hija Sol en el interior de su domicilio, el pasado 15 de marzo.

De acuerdo con la información asentada en la carpeta de investigación, el novio de Sol identificado como Alan “N”, el cual está detenido, peleó con su pareja por lo cual la profesora Graciela acudió al gimnasio donde el sujeto trabajaba para cobrarle un celular que le había vendido.

Alan “N”, se negó a pagarle, más tarde acudió al domicilio donde presuntamente cometió los homicidios y le prendió fuego a la casa en un intento por desviar las investigaciones.

La Procuraduría General de Justicia capitalina indicó que las investigaciones por el doble feminicidio, arrojaron que las uñas de Graciela contenían datos genéticos del agresor, pues al momento de asfixiarla la forcejearon y rasguñó al presunto homicida.

La noche del asesinato Alan “N” presumió en Facebook las agresiones, pues se inventó una pelea callejera y compartió la fotografía de la supuesta evidencia en su perfil para así despistar a familiares, amigos, incluso a las autoridades pero al final las pruebas genéticas lo delataron como el asesino de Graciela y Sol Cifuentes.

El agresor podría ser sentenciado hasta 120 años de prisión.