“… Un bache se asoma… Y otros crecen”

0

ESTE AÑO de 2018 ha sido particularmente significativo en un apoyo especial del Gobierno del Estado de Sonora para el municipio de Hermosillo. Se están destinando millones de pesos en dar continuidad a un programa iniciado en 2017 de repavimentación y reacondicionamiento de las principales avenidas de la capital del Estado.

Hay qué decirlo bien. El propósito se alcanzó. Aquellos cráteres lunares heredados por el alcalde Alejandro López Caballero que hacían nuestra vida más incómoda, han ido desapareciendo. Las principales avenidas y bulevares de la ciudad, son otros. Hay quienes aseguran que algunos de ellos lucen “como mesas de billar”.

Sin embargo, la pregunta del respetable se hizo presente. Y es que “la burra no era arisca…”:

¿Y este nuevo pavimento irá a aguantar las lluvias de verano?

Estos meses del tremendo calor veraniego de nuestra bonita ciudad capital de Sonora, no han registrado mucha lluvia. Ha sido un año particularmente seco. Sin embargo, no faltan las llamadas “tormentas de verano”. Grandes ráfagas de viento acompañadas de lluvia por hora y media con un acumulado importante de hasta 71.8 milímetros. Promedio en la ciudad. 58 milímetros, tal y como sucedió hace un par de días.

Y lo ya sabido. De un momento a otro, daños considerables hasta en 18 importantes negocios, decenas de automóviles varados por las inundaciones. Toda una “Venecia”.

Y lo más lamentable. Los “baches” hicieron su aparición de nuevo y otros que ya asomaban el rostro, se hicieron más grandes.

A ver. La pregunta ahora es para buscar una respuesta respecto al cumplimiento de especificaciones técnicas que garanticen una buena calidad en la rehabilitación del pavimento en las calles.

No hay más que de dos sopas. O las empresas encargadas de esos trabajos contratadas por la SIDUR del Gobierno del Estado no cumplieron o, las rehabilitadas calles requerían de un mantenimiento a cargo no del gobierno estatal, sino por parte del Ayuntamiento y la golpeada economía en que se encuentre éste último, propició el incumplimiento de esa tarea.

Lo único positivo de este fenómeno que para nada extraña a los hermosillenses, es que hay un sector que se beneficia: Los negocios encargados de las reparaciones de la suspensión de los automóviles.

Cuando menos.

 

ANTE EL trascendido de que a la dirección general de “Agua de Hermosillo” arribará una persona muy cercana a Alfonso Durazo Montaño a partir del “arranque” de la nueva administración municipal el próximo 16 de septiembre, se dio una reunión del consejo consultivo de este organismo, -que por Ley mantiene amplias facultades para regir sus destinos-, y redactaron una declaratoria, solicitando que no se lleve a cambio ningún relevo “porque para poder tener solución a los problemas (que se derivan de la limitante del vital líquido) se requiere operar el organismo a largo plazo” y de ahí que exigen no remover al director actual (Renato Ulloa) y que “cualquier designación que se haga al interior del organismo deberá de ser en la observancia de un perfil profesional técnico y no político”… Y firman dicho documento, Othón Ramos, Alejandro Moreno Lauterio, Victoria Olavarrieta Carmona, Edgardo Cruz Martínez, Héctor Seldner Lizárraga, José Antonio Díaz Quintanar y Félix Tonella Platt… Pues estos nombres son de gran “peso” en la sociedad y es precisamente ésta última, la que está hablando… Falta ahora conocer la respuesta de Célida López Cárdenas, quien será la presidenta municipal de Hermosillo, a partir del próximo 16 de septiembre.

 

EL SISTEMA Nacional de Seguridad, con el propósito de motivar a las policías de los estados, instauró un estímulo económico a todos aquellos que cumplieran puntualmente con sus exámenes de confianza y aprobación de los distintos cursos de capacitación… En Cajeme, así como para seguir alterando los bollos en el horno, un policía municipal ha “movido el agua” y ha invitado a algunos de sus colegas a manifestarse, exigiendo al alcalde, Faustino Félix Chávez, a pagar dicho estímulo… El presidente municipal les respondió dos cosas: La primera, que ese es un recurso federal y, la segunda, que los manifestantes no cumplen con los requisitos esenciales de haber alcanzado la acreditación correspondiente en sus exámenes.

 

EN PALACIO de Gobierno no se ha detectado mayor interés en llevar a cabo cambios en posiciones clave del quehacer político… Cuando menos no hay prisa… Sí se darán esos cambios, pero en las áreas técnicas.