… Y el “tsunami” llegó y arrasó

2

ANDRÉS Manuel López Obrador será el próximo Presidente de México. La voluntad popular se manifestó y eso es sagrado. No compartimos su proyecto de gobierno, pero la Nación necesita en estos momentos de la unidad de sus hijos.

Finalmente, es como el fin de un partido de béisbol, -decía el “Mago” Septién-, “sólo queda la frialdad de los números”.

No hubo sorpresas. MORENA se convirtió en un “tsunami” que lo arrastró todo, salvo algunas rocas que no pudo hacer a un lado, todo lo demás, se lo llevó.

Las empresas encuestadoras tampoco se equivocaron en esta ocasión. Por una parte, la votación de este domingo 01 de julio fue copiosa e históricamente, cuando se presenta esta participación, el cambio es inevitable.

Al momento de redactar esta columna, el partido de López Obrador habría ganado las gubernaturas de Morelos (¡Cuauhtémoc Blanco será Gobernador!) Veracruz, Tabasco, Chiapas y probablemente, Puebla y, desde luego, la Jefatura de gobierno de la ciudad de México.

Para el PAN, sólo tenía en la bolsa a Guanajuato y luchaba por Puebla, Veracruz y Yucatán.

Para el PRI, simplemente luchaba por conservar Yucatán en una cerrada pelea. Movimiento Ciudadano ya tenía en la bolsa a Jalisco, con Enrique Alfaro a la cabeza.

También al momento de escribir esto, el señor José Antonio Meade usaba el marco del edificio del Partido Revolucionario Institucional para reconocer su derrota.

Más que un caballero, Meade siguió demostrando congruencia e inteligencia. Muy valiosas sus palabras al felicitar al ganador de la contienda y desearle éxito. Eso habla de un mexicano patriota, que primero pensó en su país sin anteponer los intereses personales o de grupo.

Sólo de imaginar la derrota de AMLO, hubiera implicado la inmediata denuncia “por fraude” y las amenazas de “despertar al tigre” y de echarle el diablo a todo el país.

En lo que respecta a Ricardo Anaya, el candidato de la coalición “Por México al Frente”, se dio el lujo de anunciar su derrota desde un día antes de los comicios, es decir, desde el sábado, cuando hizo expulsar del PAN a Ernesto Cordero, el senador presidente de la mesa directiva del Senado de la República, sabedor de que éste último buscaría apropiarse de la dirigencia de su partido.

Un par de días antes “Anaya se había reunido con su Estado Mayor y había advertido que “panistas” que no pensaban como él, intentarían “A la mala” de apoderarse del Partido Acción Nacional y que eso no podían permitirlo.

La expulsión de Cordero fuer un aviso también para el expresidente Felipe Calderón, abierto enemigo de Anaya. La lucha por la dirigencia nacional será encarnizada en los próximos días.

¿Y en Sonora?

EL “TSUNAMI” de MORENA también llegó a Sonora y en lo que se refiere a los resultados para el Senado de la República y las siete diputaciones federales, hasta anoche no podíamos asegurar la victoria de uno y la derrota de otro… Se confirmó la alta competencia… En los equipos de Sylvana Beltrones y Maloro Acosta había confianza y optimismo en salir bien librados, en tanto la fórmula integrada por Lilly Téllez y Alfonso Durazo, traían sonrisa de oreja a oreja toda la tarde y parte de la noche… Ella porque con seguridad, aunque quede en el segundo lugar, se sentará en un escaño en el Senado… Él, porque tiene en la bolsa la Secretaría de Seguridad Pública en el gabinete de López Obrador.

EN CUANTO a las principales presidencias municipales, muy competidas por el PRI y MORENA, Hermosillo y Cajeme… Ernesto “Pato” de Lucas y Emeterio Ochoa, los candidatos a las alcaldías de la capital y del Yaqui, respectivamente, estaban seguros anoche, por los números que habían recibido, que saldrían delante de este gran compromiso… “Tintos en sangre”, pero con el ánimo arriba… Célida López, por su lado, sonreía… Y sonreía.