¿Cuántos votos vale me vida?: Ana Pao

5

Ana Pao es una joven que el domingo pasado votó por primera vez.

No solo eso, también fungió como funcionaria de casilla.

Fue una experiencia emocionante pero al final algo le queda claro: no volverá a aceptar estar en la mesa receptora de votos.

Independientemente del trabajo que representa, el cansancio acumulado de todo el día, y que no fue más porque afortunadamente les tocó estar en aulas refrigeradas, Ana Pao vivió el momento más aterrador que a su corta edad registra su memoria.

Y es que cuando ya estaban llenando la papelería correspondiente en la casilla 553 ubicada en  Las Minitas, cerca de las 10 de la noche, ya hasta los zapatos se habían quitado buscando descasar un poco, cuando un niño entra y les alerta que hay gente con pistolas; luego del aula contigua, donde estaban recibiendo los votos de electores cuyos apellidos empiezan con las letras finales del alfabeto, empiezan a salir lxs otrxs funcionarixs corriendo y gritando asustadxs.

En ese momento se apagan las luces y quienes estaban en el aula junto con Ana Pao se tiran al suelo y tratan también de proteger al niño que aún permanecía en el lugar… intentaba llamar al 911 pero se le olvidó el número; notaron luego las luces de las torretas de una patrulla, es cuando ella se incorpora y un hombre desde el pasillo la apunta con una pistola; éste corre al percatarse de la presencia policiaca; ella y lxs demás salen corriendo, había que atravesar el patio y la cancha de la escuela aun a obscuras, para alcanzar la calle… mientras ello pasaba una pregunta le vino a la mente: ¿Cuántos votos vale mi vida?

En su casilla se habían captado 251 votos… ya en la calle pudo atinar a llamarle a su madre…los carros de lxs demás funcionarixs iban siendo ocupados por quienes llegaban primero, reinaba el miedo… en el trayecto del aula a la calle Ana Pao logró llamarle a su madre que vive a unas cuadras del lugar… ya en casa se percató que se había puesto los zapatos al revés y que en su desesperación al apretar los puños dejó las marcas de sus uñas en la palma de su mano…

Pese a ello, Ana Pao está decidida a participar en los próximos comicios pero solo como votante, ya no más como funcionaria de casilla.

Lo anterior es un hecho que conocimos en Hermosillo. Ayer la joven aceptó compartir su experiencia para el auditorio del programa “De 6 a 7” de Grupo Larsa Comunicaciones. Es una muestra de lo expuestxs que están quienes aceptan acudir a las mesas receptoras para recibir los votos. Pero también es un llamado de atención para las autoridades que se encargan de la organización electoral.

Cada proceso se conocen historias que refieren las condiciones en que trabajan lxs funcionarixs de casilla, en climas adversos como el nuestro, algunas veces sin hidratación y alimentación adecuada. La capacitación muchas veces no contempla simulacros y en ocasiones los que se hacen no se realizan con todos los materiales electorales. Es muchísimo papeleo el que deben llenar, muchos humores y a veces agresiones que tienen que soportar de quienes hacen las  filas de votantes… en fin…ojalá todo esto no quede solo en el anecdotario y se tome un aprendizaje que lleve a mejorar posteriores procesos.

Ayer Célida López, la virtual candidata electa a la alcaldía de Hermosillo, estuvo con integrantes del Grupo Compacto de Columnistas.

Con el ánimo propio de quien triunfa, asume que tiene un reto muy importante frente a sí; sabe que estará muy vigilada, que está decidida a hacer las cosas bien y para ello se rodeará de lxs mejores independientemente de los colores donde militen.

Se expresó dispuesta a trabajar con la gobernadora Pavlovich: “Las dos nos necesitamos”.

También aclaró que no traerá al Comandante Juárez Escalera a trabajar en seguridad pública; precisa que nunca lo contempló.

A quien si contempla es a Norberto Barraza para ofrecerle la dirección de servicios públicos municipales. Su ex contendiente, él lo hizo por la vía independiente, ya tiene el antecedente de haber ocupado esa dependencia y su paso por la misma dejó buen precedente. De hecho la mención de tal posibilidad ayer fue muy bien aceptada en redes sociales.

Por su parte el aludido, dice que en su momento, llegado el ofrecimiento, lo consultaría con su familia y a partir de ahí tomaría una decisión.