La decisión de elegir

3

Concluye hoy la etapa proselitista en la que los y las candidatas han realizado su campaña electoral buscando conquistar la voluntad del electorado.

Los próximos tres días son los denominados de reflexión, previo al momento definitivo en el que ante la urna cruzaremos una boleta electoral para dar nuestro voto a favor de las candidaturas que más nos convenzan o convengan, depende como cada quién lo vea.

Toda elección es una decisión; o toda decisión es una elección… como quiera verse.

La cuestión es si decidimos no participar con nuestro voto, la elección no se detendrá. Habrá un resultado en el que para nada importará nuestra decisión porque ese resultado será producto de votos emitidos o anulados; se cuentan las papeletas depositadas en las urnas no las que se quedaron en blanco en la mesa receptora.

Si decidimos votar, estamos eligiendo. Probablemente nuestro voto sea el de la mayoría y lleve a determinada persona a la Presidencia de la República, a una fórmula al Senado, a la Diputación federal, al Congreso del estado y los Cabildos. Si no es el de la mayoría, contribuimos en la definición de diputaciones y regidurías de representación proporcional.

Si votamos elegimos. Si no lo hacemos permitimos que sean otras personas las que elijan. Votar además da la facultad de exigir resultados con voz más completa que quien se queda en la comodidad de la indecisión.

No permitamos que el temor nos invada y nos impida acudir a las urnas. Que sea en todo caso la congruencia con nuestras convicciones y la determinación de actuar responsablemente con nuestro deber ciudadano y para impulsar a que las mujeres y hombres que consideremos más adecuados, tomen las decisiones que impacten ésta y las próximas generaciones. Decidamos elegir. Y aprovechemos estos días de reflexión en la veda electoral, para realmente otorgarle un espacio de nuestro tiempo a revisar propuestas, a comparar perfiles a valorar qué es lo que nuestro país necesita, para los próximos años.

Muy necesaria y que bueno que ocurrió, la aparición ayer ante la opinión pública, del Secretario de Gobierno, Miguel Pompa Corella para dar la seguridad a los sonorenses, de que podremos acudir con tranquilidad a emitir nuestro voto el domingo porque habrá jornada electoral pacífica y segura.

Precisó que los grupos de delincuentes que pretenden sembrar miedo, son foráneos y sus actos obedecen a intereses particulares ligados al proceso electoral con el propósito de crear un clima de inestabilidad…bueno, también lo recordaba el Secretario, no es la primera vez que ocurre.

Muy plausible la existencia cada vez más estructurada de las organizaciones civiles que pretenden aportar al desarrollo de nuestra comunidad.

Ayer en el Grupo Compacto de Columnistas, conversamos con Arturo Díaz y Ernesto Urbina, Presidente y Director, respectivamente, de la agrupación Hermosillo ¿Cómo vamos?, que aglutina a diversos grupos organizados, a empresarios y académicos, en fin, a gente interesada en aportar para que con la definición de rumbo que ya se tiene y en cuya consecución se han comprometido las y los candidatos a la Presidencia Municipal, se vayan evaluando las acciones que desde la autoridad municipal se implementen para alcanzar mejores estándares y sobre todo, aprovechar el potencial que tiene nuestra capital, reconocida precisamente en ese rubro y ubicada entre las que a nivel mundial tienen una mayor área de oportunidad.

Pero en este esfuerzo necesitamos sumarnos todos y lograr, de  la mano de las autoridades y con la participación de expertos en la materia, mejores niveles de bienestar y una convivencia más armónica.