El debate más insípido, lo gana el “Toño”…

0

No, bueno, y apostaban a que el tercero sería el definitivo para acabar con Andrés Manuel López Obrador, aquellos que así pensaban se quedaron cortos, muy cortos en sus análisis.

Es más, este fue el peorcito, aquellos ataques que parecían ataques atómicos de Ricardo Anaya y José Antonio Meade en contra de López Obrador, terminaron siendo disparos de salva.

Si el primero y el segundo hicieron mella en la humanidad del “Peje”, este fue irrisorio; nada nuevo, es más, aquella brillantez que había resaltado el trabajo de Anaya se convirtió en un discurso repetitivo, insaboro; Lo de Meade, simplemente no prendió, ni antes, ni ahora; Lo del tabasqueño, crónica de un discurso anunciado, igual a los anteriores, sin salirse de su script, navegando en su nave en aguas tranquilas.

Me extraño lo de Ricardo, su apariencia física denotaba un tipo derrotado, mal encarado, incluso en detalles tan simples no cumplió, barba crecida, su rostro evidenciaba cansancio, desilusión. Mientras que Meade siguió su guión, pero solo por hacer algo, se acabó la enjundia, las encuestas lo han sepultado.

Del “Bronco” poco que decir, una pieza de ornato, con destellos cómicos que ya cansaron al respetable.
No dudo que habrá gente que diga lo contrario, es lógico, sobre todo los partidarios de cada aspirante, lo que es evidente es que el ex Jefe de la Ciudad de México cabalga en caballo de Hacienda, ve cerca la Presidencia, y no encuentra obstáculos suficientes como para caerse.

En este debate incluso, vi a los candidatos descuidados, sus respuestas no fueron los convincentemente adecuadas para convencer a nadie, respuestas vagas, y es que su ocupación previa se estancó en ataques y defensas. Mientras a Anaya no le quitan el guante de la cara, a Meade nadie le cree. López Obrador y su repetitivo “acabaremos con la corrupción”, ni ganó ni perdió. Se esperaba así.

El intercambio de metralla quedó enclenque, solo divirtieron en un momento…
AMLO: Lo mío no es la venganza sino la justicia, justicia sí, venganza no como tú pretendes, le dijo a Ricardo.
Anaya: ¿Pactaste con Peña o no?
AMLO: ¡No!, ni a ti te voy a meter a la cárcel, le azotó.
Meade: Pero él (Anaya) sí robó, reviró.
El “Bronco”, detrás de la barrera, nadie lo pelaba, políticamente hablando se volvió insignificante.

Bien pues, no esperen grandes cambios en la preferencia electoral, López Obrador seguirá en la punta, por amplio margen quizás, Anaya y Meade se debaten por un segundo lugar lejano. Aunque como siempre lo he apuntado en este mismo espacio, el día D será fundamental, si morena está preparado para defender el voto no habrá fuerza humana que le quite la bandera Presidencial.

El PRI y el PAN emplearán, me queda claro, todas sus artimañas de campaña para agenciarse el voto, pero ante tanta diferencia no se si les alcance.

El último debate donde los protagonistas fueron los colegas periodistas y no los
Candidatos, nos dejó claro que parece que la mesa está puesta, no pasó nada extraordinario, el último jalón no fue suficiente para tumbar al “Peje”, eso quedó en evidencia.

Ante un voto diferenciando como muchos apuestan, el ganador de este debate fue el candidato a la Senaduría por el PAN-PRD Antonio Astiazarán, pues en una de sus intervenciones, Ricardo Anaya mencionó la propuesta del guaymense referente a energías renovables, lo que lo llevó a las nubes al ser aludido de manera positiva a nivel nacional y en un ejercicio que lo vieron más de 10 millones de personas, entre ellas, miles de sonorenses.

Alcaldía hermosillense…
En el plano local las encuestas no cambian mucho, Ernesto “El Pato” de Lucas sigue adelante en las preferencias, a pocos días de la elección, para los analistas la Presidencia de la capital sonorense ya tiene dueño.

Y es que el “Pato” ha tenido una campaña de campo, lo que evidentemente le ha servido para convencer al electorado.

Me llama la atención que según conveniencia, algunos actores políticos denosten las encuestas que dan como puntero nacional a López Obrador, pero las locales y que favorecen a sus candidatos, rayan en la perfección.

No me extraña, ¡vaya!, es parte de la guerra electoral, sin embargo en lo personal creo que las encuestas representan una tendencia, real, y en muchos casos convincentes, por lo tanto, tanto las que dan ganador al momento al tabasqueño como las que en lo local favorecen al “Pato”, tienen fundamentos con estructuras sólidas.

Cabildo da ganador al “Pato” con el 35.8 de preferencia electora, por 26.7 de la candidata de morena Célida López, ya ni hablar de Myrna Rea, que no llega ni a 10 por ciento.
Mientras que muestras serias de la Unison, ponen a de Lucas como líder con el 32.8 por ciento, aventajando a Célida López por 11.6 puntos porcentuales.
Mediciones parecidas pues, así como las nacionales, entonces, por qué no creer.

Al fin del día son solo encuestas, ejercicios que ponen en la palestra las tendencias de la ciudadanía, solo eso.
Falta poco, solo 18 días Para la elección, y ahí sabremos que tan acertados estuvieron. Hasta entonces.

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…
Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y