Ariana Grande sufre estrés postraumático tras atentado en Mánchester

5
Foto: Internet

Ya hace cerca de un año que el terrorista suicida Salman Baedi detonó un explosivo en la ciudad de Manchester, justo a las afueras del recinto donde acababa de presentarse Ariana Grande.

El atentado cobró la vida de 22 personas y dejó heridas a otras 64. Muchas de las personas habían acudido a ver a la celebridad.

La cantante ha revelado a la versión británica de la revista Vogue que tras aquellos hechos comenzó a sufrir estrés postraumático, algo que no había querido reconocer porque “muchas personas sufrieron una pérdida severa y tremenda” y ella no quería comparar su sufrimiento con el de éstas.

Grande confesó que no cree que un día pueda hablar del atentado en Manchester Arena sin llorar.

La cantante acababa de terminar su concierto. Era el 22 de mayo de 2017 cuando el atacante suicida detonó un artefacto explosivo.

“Es difícil hablar de eso porque muchas personas han sufrido una pérdida tan severa y tremenda. Pero, sí, es algo real. Conozco a esas familias y mis fanáticos, y todos allí también experimentaron una cantidad tremenda de esto… No creo que alguna vez pueda  hablar sobre eso y no llorar”.

La intérprete contó que tras el atentado, cuando llegaba a casa era presa de la angustia y de varios episodios de mareos. Éstos, dijo, eran signos de trastorno de estrés postraumático.

“Odio admitirlo, pero sí. Creo que mucha gente tiene ansiedad, especialmente hoy en día. Hasta mi ansiedad tiene ansiedad. Siempre he tenido ansiedad. Nunca he hablado de eso porque pensé que todos la tenían, pero cuando llegué a casa después de la gira, fue la más severa que haya pasado”, reveló a la revista, a la que honrará con su imagen en portada el próximo mes de julio.

Agregó que mantiene contacto con algunos de los fans que sufrieron heridas en aquel atentado y aún se comunica con algunos vía Twitter.

Según BBC News, Ariana reveló en mayo pasado que se había hecho un tatuaje de abeja obrera como tributo a las víctimas del ataque. Fue una abeja lo que eligió debido a que, dijo, ésta es un emblema que simboliza el pasado industrial de Manchester.

Una de las cosas que la han ayudado a tratar su depresión, confesó, fue ponerse a trabajar. Y es por ello que actualmente presenta “No Tears Left to Cry”, su primer single de su próximo y prometedor álbum, Sweetener.

Según información de BBC News, el trastorno de estrés postraumático o TEPT es un trastorno de ansiedad causado por eventos muy estresantes, aterradores o angustiantes. Las víctimas pueden experimentar sentimientos de aislamiento, irritabilidad y culpa, tienen problemas para dormir y les resulta difícil concentrarse.