Urge la mesura

4

Habrán de coincidir mis atribuladas lectoras, mis azorados lectores, en que nunca, ni siquiera en aquél 2006 con su campaña del “peligro para México”, el país había estado tan polarizado; la rabia tan a flor de piel, al atrincheramiento militante tan radicalizado, la vocación por la mentira, la descalificación y la puñalada trapera tan cerca de los linderos del “primero fusilo y luego averiguo”.

Las redes sociales dejaron de ser la plaza pública para convertirse en el campo de una batalla sin reglas ni decoro; territorio de fake news y discursos de odio que compiten sin misericordia para ver de qué lado está el mejor denuesto, el más certero descontón, las peores perversidades.

La pradera de las redes está tan seca, que el cerillazo de un tuit malintencionado la incendia fácilmente, devorando en sus llamaradas vidas y honras, mostrando el lado más oscuro de los implicados en la cosa pública y hasta de los espectadores que abandonan el graderío para meterse al ring de los madrazos.

Por algún lado debe entrar la mesura. De unos años a la fecha, las redes sociales democratizaron los procesos de comunicación y también abrieron la puerta para franquearle el paso a toda clase de opiniones, juicios, sentencias, linchamientos.

Uno de los mejores exponentes del discurso de odio es el periodista Ricardo Alemán. Su vocación por el insulto y la descalificación es proverbial. Su fobia hacia el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores no es nueva. Hay en su TL cientos, si no es que miles, de pruebas.

Pero el sábado se pasó. Retuiteó un gráfico en el que incitaba a los seguidores de El Peje a seguir el ejemplo de aquellos fans de personalidades del mundo artístico y político, que los han asesinado. La sola sugerencia es macabra, pero lo es más en este clima de polarización tan tremenda que estamos viviendo por estos días

Ese gráfico había circulado profusamente en Whatsapp como uno más de los muchos mensajes que en su aparente humor negro esconden las más aviesas intenciones, los más oscuros sentimientos y eventualmente pueden pasar como una gracejada más. Pero Alemán, un furibundo perro de caza anti AMLO lo retuiteó y pasaron a cobrarle todas juntas.

Hubo consecuencias. Televisa y Canal 11 rescindieron los contratos que tenían con el periodista y eliminaron sus espacios, lo cual fue visto por algunos como un acto de censura. Pero lo cierto es que como comunicador, no se puede ser tan irresponsable, menos en un contexto como el actual.

Cabe decir que del otro lado, del de las huestes morenistas ha habido muchos mensajes iguales o peores contra priistas y panistas. Contra empresarios y periodistas que no comulgan con su causa, y nada ha pasado.

John Ackerman amenaza con que habrá chingadazos si les ganan la elección mediante el fraude; Paco Ignacio Taibo II habla de expropiaciones y fusilamentos; su hija llama a los no amloistas a largarse del país después del 1 de julio. En las redes no bajan de pendejos e ignorantes a quienes voten por una opción distinta a la del Peje. Acá en Sonora, la candidata de Morena al senado, Lilly Téllez azuza al público contra dos periodistas a quienes equipara con Ricardo Alemán.

No simpatizo, ni remotamente, con Ricardo Alemán. De hecho me parece un personaje bastante nefasto. Pero tampoco con Lilly Téllez que en este caso, contribuye a normalizar el discurso de odio que eventualmente, podría traducirse en acciones violentas.

Por algún lado debe entrar la mesura.

 

II

Rudeza innecesaria. La Secretaría de Seguridad Pública difundió ayer, a través de su cuenta de Twitter la imagen de un presunto tirador de droga, detenido por sus agentes.

La fotografía, respetando los protocolos del Nuevo Sistema de Justicia Penal, incluyó una “pantalla” en el rostro del presunto, como se estila en estos días. Pero, error, el muchacho traía puesta una camiseta con el logotipo de Movimiento Ciudadano y el nombre de su candidata al Senado, Leticia Cuesta, que forma parte, junto con Antonio Astiazarán, de la fórmula de la coalición Por México al Frente, junto con el PAN y PRD.

La reacción no se hizo esperar. El grupo de colegas que apoyan la candidatura de Leticia cuestionaron fuertemente lo que consideraron una satanización de su candidata a partir de la vinculación que pudiera sugerir dicha imagen.

Hablé anoche con Karla Gámez, enlace de Comunicación de la Secretaría y la noté preocupada. Me dijo que había sido un error de terceros y que ya había ofrecido una disculpa pública a quien se hubiera sentido agraviado. Conozco a Karla desde hace muchos años y no tengo elementos de ningún tipo para suponer que hubo dolo en este episodio.

Sin embargo, la propia candidata y sus simpatizantes aprovecharon el entuerto para acusar violencia política de género desde oficinas gubernamentales y una escalada oficial contra su candidatura, llegando a sugerir que los priistas están temblando ante la posibilidad de que la fórmula panista gane la elección.

Coincido con ellos en que la fotografía no debió publicarse de ese modo. Igual le hubiesen puesto una “pantalla” a la camiseta y no pasa nada. Pero lo otro sí me parece un despropósito.

La fórmula del Frente PAN-PRD-MC está ubicada en todas las encuestas, en un lejano tercer lugar. La propia Leticia Cuesta tiene, en la más reciente encuesta realizada por TM Reporte, apenas un 3 por ciento de nivel de conocimiento entre los sonorenses, no así el Toñito, que por su larga carrera en el PRI y su paso por varios cargos públicos y de elección, resulta mucho más conocido.

En todo caso, me permitiría sugerir, siendo un poco malpensado, que lo que existe en el gobierno del estado y en el PRI, es una intención de apoyar la candidatura del Frente que encabeza el PAN, para levantarle un poco los bonos, con un poco de publicidad gratuita y posicionamiento en redes.

Lo anterior no es descabellado. En despachos anteriores mencionábamos como es que, frente al crecimiento disparado en la intención del voto por Morena, al que menos le conviene un PAN desfondado, incapaz de atraer el voto antiPRI, es al propio PRI. Evitar que ese voto se concentre en Morena parecería la premisa al menos en Hermosillo y otros municipios, donde a los tricolores les interesa, por paradójico que parezca, inyectarle un poco de oxígeno a los candidatos panistas.

Las demandas contra Antonio Astiazarán por parte del PVEM y de la diputada Carolina Lara, que por cierto perdieron en el Trife, parecen ir orientadas -ignoro si voluntaria o involuntariamente- en ese mismo sentido. Al menos, le permitieron al candidato mantenerse en la agenda pública durante semanas, alegando persecución política y le ofrecieron grandes espacios en medios de comunicación tradicionales y en redes sociales.

Seguro estoy de que el tema de la ya famosa camiseta estará en la agenda de esta semana que inicia y se hará crecer, pues ya advirtieron que analizan la posibilidad de interponer una demanda por violencia política de género, un tema por cierto, que “vende” muy bien en medios.

A Lety y Toño les conviene mucho que se sigan cometiendo esos errores. Y al PRI también, porque si de lo que se trata es de dispersar el voto en su contra, es menester posicionar más a la fórmula panista. Qué enredos, ¿no?

 

III

Bueno, y como no todo es destruir, sino que también se trata de construir, llegan buenas noticias desde Scottsdale, Arizona, donde se llevó a cabo este fin de semana la Segunda Cumbre de Gobernadores y Premieres de América del Norte, donde participó destacadamente Claudia Pavlovich, que fue llamada coanfitriona de este evento, por su homólogo de Arizona, Doug Ducey.

El tema de la Megarregión que conforman Sonora y Arizona ocupó parte importante de la agenda en este encuentro, al mostrarla como ejemplo de cómo se construye una relación de provecho para dos estados de diferentes países, que colaboran uniendo sus potencialidades para beneficio de sus habitantes a ambos lados de la frontera.

Los proyectos iniciales de esta Megarregión incluyen la puesta en operación de una planta manufacturera de automóviles en Arizona, con proveedurías sonorenses, como la Lucid Motors Company y el parque aeroespacial Sky Bridge, que permitirá trabajar con México y toda Latinoamérica, además de proyectos en los sectores comercial y de turismo.

 

IV

Este lunes a las ocho de la mañana se llevará a cabo el debate entre candidatos a la diputación federal por el distrito 03: Lorenia Valles, de Morena-PT-PES; David Palafox Celaya, de PRI-PANAL-PVEM y José Serrato Castell, de PAN-PRD-MC.

Este encuentro se transmitirá por las plataformas de el imparcial y Grupo Uniradio. Pendientes.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx