Todos mintieron en el debate

4

Un análisis realizado por Verificado.mx sobre lo dicho por los candidatos presidenciales durante el primer debate, confirma lo planteado en este espacio a propósito de que este tipo de ejercicios, más que servir para perfilar propuestas de políticas públicas, son un foro para golpear a los adversarios con cifras y datos falsos o manipulados que permiten mentir con la verdad o de plano atrincherarse en el territorio de la mentira.

El objetivo es ganar adeptos, conquistar simpatías a partir del “descontón”, no de la propuesta, lo cual resulta lógico, considerando que bajo ningún formato (y el del domingo ha sido el mejor hasta hoy), un debate con participaciones de uno o dos minutos, permitiría siquiera esbozar un eventual eje de gobierno, mucho menos alcanzaría para detallarlo.

De esta manera, los candidatos prefieren encarnar a aquel personaje épico de la picaresca vernacular mexicana llamado Melitón, cuya principal virtud era que “pegaba primero y tumbaba; y si no tumbaba, corría” de acuerdo con la descripción a cargo del filósofo Eulalio G.

Por esta razón, la discusión sobre quién resultó triunfador en el debate, suele ser engañosa. Se basa entre otras cosas, en quién mostró un mejor desempeño escénico, mejor lenguaje corporal y dominio retórico; quién asestó los golpes más espectaculares, independientemente de que haya sido a partir de esa manipulación de la información.

Verificado.mx, una plataforma creada para detectar y evidenciar “fake news” en esta temporada electoral, y en la que tienen representación varios medios de comunicación serios, probó que en el debate del domingo, todos los candidatos incurrieron en imprecisiones, manipulaciones y mentiras para descalificar a sus adversarios.

Esto se dio particularmente en el tema de la seguridad pública y a propósito de la incidencia delictiva en rubros como el homicidio doloso, el secuestro, robo de vehículos, entre otros. Las cifras se utilizaron para golpear a Andrés Manuel en su condición de ex jefe de gobierno en el entonces DF, pero también al actual gobierno federal y al anterior, que encabezó el panista Felipe Calderón.

Lo notable es que todos los participantes del debate echaron mano de esos artilugios en mayor o menor medida, para torcer la realidad y tratar de descarrilar a uno u otro, o por lo menos, sacarlo de sus casillas y llevarlo a cometer errores, como el de enojarse, porque en estos casos, invariablemente el que se enoja frente a las cámaras, pierde ante la audiencia que no fue menor: poco más de 11 millones de mexicanos mayores de 18 años son los que siguieron la transmisión por TV.

Y mintieron en cada uno de los tres temas que integraron la agenda del debate, aunque destaco el de la seguridad pública porque es uno de los que suelen capitalizarse políticamente, con mayor frecuencia y a partir de cifras y datos que se interpretan a conveniencia y a través del filtro de la intencionalidad política.

En Sonora eso no es la excepción. Con frecuencia suelen aparecer “estudios” para ilustrar un incremento en la incidencia delictiva, algunos rayando en el catastrofismo, lo cual se entiende sobre todo en épocas electorales, y particularmente en estos días donde en el plano nacional los delitos de alto impacto tienen un efecto multiplicador impresionante en la percepción de inseguridad.

El video que se viralizó recientemente donde aparecen asesinados salvajemente varios agentes de la policía federal, o el caso de los tres estudiantes de cine que, ayer se descubrió después de varios días de permanecer desaparecidos, que fueron asesinados y disueltos en ácido, luego de que un cártel del narcotráfico los confundiera con integrantes de una banda rival.

Estamos todavía lejos, en Sonora, de que estos casos constituyan parte de la cotidianidad, pero tampoco estamos en un paraíso de paz y tranquilidad. Aun así, los más recientes indicadores marcan un descenso en la incidencia delictiva en todos los rubros, incluyendo el que más ruido hace, que es el de robo en sus distintas modalidades.

En este rubro, Sonora se encuentra en el lugar 27 entre los 32 estados del país, con una tasa de 4.49 por cada cien mil habitantes. En el último año, este delito pasó de 265 a 137.

Igual se presenta un decremento en la comisión de homicidio doloso, en feminicidio, robo de vehículo, robo con violencia, violación y extorsión; los rubros que presentaron un ligero incremento son los de robo a comercio y secuestro, ya que el año pasado, para este periodo no se registró un solo caso, y en 2018, uno.

 

II

Cajeme es, a no dudarlo, la plaza más importante para la cosecha de votos en temporada electoral, después de Hermosillo.

No es casual que los candidatos al senado de la República, de todos los partidos políticos pongan especial atención en esa región del Valle del Yaqui donde se concentra una lista nominal de 207 mil eventuales electores. Eventuales, digo, porque históricamente vota poco más de la mitad, lo que no deja de ser una cifra considerable.

Ayer estuvo en la comisaría de Providencia el Maloro Acosta, apuntalando su campaña con la presencia de Anabel Acosta, candidata a la diputación federal por el distrito 06, y quien es una de las candidatas tricolores que mejor concitan la unidad en su partido, en un contexto donde los priistas no andan jalando parejo en otras candidaturas.

El Maloro cumplirá hoy una gira de dos días por el valle, sosteniendo un desayuno con mujeres en Ciudad Obregón y una reunión con la sociedad civil de Pueblo Yaqui, por la tarde.

Pero como en esta contienda no hay municipio pequeño ni voto que no se dispute, también estuvo el fin de semana encabezando una cabalgata en los pueblos de Huásabas y Granados, donde reportan una nutrida concurrencia.

 

III

Estuvimos ayer por la mañana en la inauguración del Centro de Desarrollo Infantil número 4, gratamente impresionados de lo que se puede hacer cuando se aplican bien los recursos públicos, en este caso, para atender a 353 niños en edades que van de la lactancia a preescolar.

El tema no es menor y les cuento por qué. La estancia infantil operaba en otro sector del norponiente de la ciudad, pero en condiciones tan deplorables que hubo de ser clausurado por la Unidad Estatal de Protección Civil, no sólo por no contar con las especificaciones que exige la llamada Ley 5 de Junio, producto de la lucha social detonada tras la tragedia de la Guardería ABC, sino porque las condiciones de insalubridad incluían hasta una infestación de ratas. De las de cuatro patas, por supuesto.

La nueva estancia cuenta con instalaciones de primera y cumple todas las especificaciones para garantizar la seguridad de los pequeños y del personal que allí labora.

En ella se invirtieron 9.5 millones de pesos producto del ahorro conseguido a partir de la optimización del gasto público en otras áreas, según explicó la gobernadora Claudia Pavlovich, que ayer inauguró este plantel, al lado de la alcaldesa Angelina Muñoz Fernández y el titular de la SEC, Víctor Guerrero.

Más listones de estos se deberían de cortar, aunque no les guste a algunos,

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx