Ahora son ganadores del debate, “literalmente”

2

JOSÉ ANTONIO Meade presentó ayer por la tarde ante los periodistas los documentos del Registro Público de la Propiedad que acreditan que Andrés Manuel López Obrador es propietario de los departamentos 301 y 302 de la calle “Odontología” en la colonia universitaria de Coyoacán.

El reto del candidato presidencial de la coalición “Todos por México”, al candidato de la coalición “Juntos haremos historia”, es que cumpla con su palabra ofrecida durante el primer debate presidencial y le obsequie ambos inmuebles para a su vez, donarlos a los damnificados por los sismos del pasado 19 de septiembre.

Quien también tomó muy en serio su dicho fue Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, al buscar a líderes sociales que respaldan su propuesta de cortar “literalmente” las manos a los ladrones y que esto sea contemplado en la Ley.

Bueno, quizá una persona tan ignorante como el gobernador de Nuevo León con licencia, desconozca que la Constitución General de la República en su parte Dogmática, establece la prohibición de penas como las mutilaciones o los azotes a los delincuentes.

Habría entonces que promover primero una reforma constitucional, para después descender el precepto hacia el Código Penal Federal y sus correspondientes legislaciones locales o del fuera común.

Ricardo Anaya, el candidato de la otra coalición “Por México al Frente”, también entró en una polémica por autenticidad de algunos datos que manejó durante el debate.

Un portal en Internet le cuestionó su manejo respecto a la inseguridad pública en el gobierno de López Obrador en la ciudad de México.

Anaya, al corroborar sus dichos, pidió a dicho portal fuese más serio. Anaya también mencionó que en el libro “Fobrapoa, expediente abierto”, de la autoría del ahora candidato presidencial de MORENA, éste criticó de corrupto al empresario Romo, quien ahora está anunciado como jefe de gabinete en caso de que Andrés Manuel llegue a la Presidencia.

Al acudir a verificar el dato en la página mencionada por Anaya, sólo se encontró la mención de que “Pedro Aspe trabaja ahora como asesor del empresario Alfonso Romo”. Y nada más.

Estas precisiones y este seguimiento a los dichos de los candidatos presidenciales, sólo establece el precedente para construir una posible vulnerabilidad de quienes aspiran a convertirse en presidentes de México.

Lo que a estas alturas se sabe con cierta certeza, es que líderes de esta carrera como López Obrador y Ricardo Anaya, deberán cuidar y cuidarse más sus expresiones y sus antecedentes, porque su debilidad pudiera fincar responsabilidades ante un tribunal, lo que de consumarse, les inhabilitaría en la carrera presidencial.

 

FALLECIÓ el Presbítero y Vicario de la Arquidiócesis de Hermosillo, Eduardo Contreras Corte… Fue ordenado sacerdote en 1979 y estuvo al frente de parroquias en varias poblaciones del norte del Estado como Nogales, Agua Prieta, Magdalena y, particularmente en las parroquias de Fátima y Espíritu Santo en Hermosillo… De la colonia Balderrama, en la capital del Estado, desde muy joven dejó sentir su vocación hacia el Sacerdocio, dejando un legado ejemplar para su familia y amigos… Descanse en Paz… Sus restos descansarán a partir de hoy la Parroquia de Fátima.

 

LOS GANADEROS organizados en Sonora tienen una de las fiestas más tradicionales en Sonora y cada año llevan a cabo su Feria Exposición de ganado… Sin embargo, habrá qué reconocer que también la autoridad ha permitido que cometan excesos… Uno de ellos, el partir la ciudad en dos con su manifestación por todo el boulevard Eusebio Francisco Kino… Hermosillo ya es lo suficientemente grande como para autorizar a la Unión Ganadera Regional de Sonora, organice su fiesta en un lugar accesible a todo público pero sin causar un enorme problema a los ciudadanos de la capital del Estado… El otro exceso es que su feria anual, se convierte en la mayor cantina del mundo, sin control alguno y un desplumadero mucho mayor que el grupo de casinos que lamentablemente operan dentro de la ciudad capital… pero bueno, hay autoridad que se los permite por una sencilla razón: Su tráfico de influencias.