Uso constante de audífonos y cotonetes podría afectar tus oídos

6
Foto: Archivo

El uso constante de audífonos tipo “chícharo”, es decir que se introducen en el oído, así como de otros insumos invasivos como los tapones para dormir o nadar, puede provocar una cuadro de otitis sobre todo en jóvenes y adultos.

Lo anterior lo informó la médico adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 54 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Rocío Consuelo Bravo Hernández.

Destacó que la presión que ejercen los audífonos, aunada a altos volúmenes cuando se escucha música, pueden causar lesiones por presión en el oído interno, mientras que introducir elementos extraños podría desembocar en infección por bacterias almacenadas en productos como los tapones de oídos.

“Algunas personas se rascan los oídos incluso con las llaves del carro, eso los lastima; es importante entender que para limpiar esa zona del cuerpo lo mejor es nada más hacerlo por fuera, es decir en la oreja, con agua limpia, pero nunca introducir objetos, por ejemplo cotonetes porque el paciente se puede lastimar el tímpano”, dijo.

En este sentido, habló del baño diario, y es que muchas personas exponen su oído al agua y esta puede estancarse, provocando problemas auditivos. Al tratarse de una cavidad cerrada, lo mejor es controlar la cantidad agua que se utiliza para mantener limpio el pabellón de la oreja todos los días.

Cuando la persona ya tiene otitis, los síntomas muchas veces se resumen en un dolor de cabeza, porque es difícil para ellas localizar el dolor. También puede haber molestias en el cuello, dificultad para escuchar y, en casos especiales de baja inmunológica, como en niños y adultos mayores o enfermos crónicos, hay fiebre.

“La recomendación es acudir al médico en cuanto se presenten los primeros síntomas, principalmente en niños, porque podrían incluso dejar de comer a causa del dolor.

En adultos una señal de alarma es la salida de secreciones a veces fétidas o mal olientes por el oído, esa ya es una señal de que se rompió una membrana o bien puede ser síntoma de una alergia que deba tratarse”, explicó.

Añadió que para prevenir la patología es necesario mantener una buena higiene en general, protegerse de infecciones en vías respiratorias porque en algunas ocasiones a estas les sigue una otitis.

No utilizar audífonos que se introduzcan en la cavidad auricular y tampoco tapones sin verificar su higiene, evitar la música a volúmenes muy altos, así como evitar la exposición al humo de tabaco, porque propicia la aparición de la otitis.