Toda una vida dedicada a los rescates

18

Ciudad Obregón.- A sus 54 años de edad, Francisco Javier Mendoza Hermosillo lleva más de 40 años dedicándose a labores de rescate, actividad de la que se enamoró desde adolescente. Originario de Ciudad Obregón, en la actualidad es buzo voluntario.

Afirma que al retirarse de los cuerpos de emergencia, no se sentía cómodo, por lo que decidió ofrecer sus servicios de manera gratuita y dice siempre estar listo para quien lo llame, ya sean corporaciones o ciudadanos en desgracia.

Para Francisco Javier, ni el peligro de las aguas a temperaturas congelantes o con fuertes corrientes, ni lugares llenos de vidrios, varillas o rocas filosas, se compara con lo difícil que resulta ver el dolor en las personas al recibir el cuerpo sin vida de un familiar.

Tiene esposa, 4 hijos y 6 nietos, quienes a pesar del temor, lo apoyan.

Es de este taller de herrería de donde salen los gastos para poder seguir sirviendo como rescatista voluntario, actividad que le permite costear su vocación como buzo, espacio que además le sirve para crear sus propias herramientas, como esta camilla de rescate acuático.