Sylvana firme; la sorpresa: el Maloro

5

Al filo de la media noche, y de los tiempos legales, el último reporte desde el altiplano es que las negociaciones para integrar la fórmula del PRI al senado de la República estaban al rojo vivo y no había nada para nadie.

Bueno, para casi nadie, porque según el trascendido, la que tiene asegurada la cabeza de fórmula es la diputada federal Sylvana Beltrones, mientras el forcejeo entre los factores reales de poder en el ex invencible se daban en torno a su compañero en esta campaña.

Al menos dos fuentes distintas consultadas, sostuvieron versiones encontradas en torno al secretario de Desarrollo Social del estado, Rogelio Díaz Brown: una, que si va; otra, que no.

La sorpresa es que en la terna final apareció el alcalde de Hermosillo, Maloro Acosta, con altas probabilidades de figurar en la boleta para el próximo 1 de junio. Sin embargo, reportan también en esa terna a Antonio Astiazarán con un fuerte forcejeo para ser él quien acompañe a Sylvana.

La decisión está lejos de ser sencilla, pues en la integración de la fórmula deben considerarse criterios de género y edad en el contexto nacional, además de los consabidos intereses y amarres entre las corrientes del priismo nacional, donde juegan un papel fundamental el presidente de la República, el precandidato a sucederlo, la gobernadora del estado y los hombres y mujeres fuertes del priismo nacional.

De cualquier forma, se espera que el “humo blanco” salga este miércoles, porque el pre registro será el sábado próximo, y para ello, los probables designados tienen que solicitar licencia a sus cargos a más tardar el viernes, así que todos están ya con la documentación lista, y esperando la señal “divina”.

Se entiende que para acompañar a Sylvana están en el arrancadero Epifanio Salido, Rogelio Díaz Brown, Antonio Astiazarán y Maloro Acosta. Sólo uno de ellos será el elegido, pero se tiene que definir en qué papel quedarán los otros.

Además, debe decidirse también sobre los siete candidatos a las diputaciones federales en Sonora. Filtran que la gobernadora lleva al menos dos propuestas por cada distrito, y en algunos hasta tres, lo que deberá ser negociado en aquellas instancias del altiplano, entre los actores antes mencionados.

Lo cierto es que mientras allá los jaloneos están más que intensos, en Sonora lo que también está al rojo vivo es el castañear de dientes sobre las uñas entre la (al menos) veintena de aspirantes a esos siete distritos que a unas horas de conocerse el resultado de las negociaciones, no tienen una idea clara sobre el mismo.

Aguantamos hasta el último momento la columna para ver si conseguíamos la primicia, pero también nos quedamos esperando.

Ya veremos mañana qué sucede.

 

II

Y bueno, como el movimiento telúrico tuvo su epicentro en Hermosillo, pero se sintió en todo el estado, con algunas réplicas intensas en el valle del Yaqui y en el desierto sonorense, sobre todo en Caborca al conocerse algunas mediciones que indican como mejor posicionado para disputar el distrito III local, al químico Daniel Salazar.

Este reconocido profesional se desempeña actualmente como secretario General del tricolor en la Perla del Desierto, pero su posicionamiento viene de muchos años trabajando en labores altruistas y de mejoramiento de la imagen urbana de la ciudad, donde ha tejido una sólida red de alianzas con la sociedad caborquense.

En 1979 llegó como maestro de tiempo completo a la Universidad de Sonora campus Caborca y desde entonces ha desarrollado una brillante carrera académica y empresarial, así como en el gremio de químicos y médicos.

Su irrupción en las mediciones modificaría el tablero de posiciones, en aquella región, pues hasta la semana pasada, aparecía como la más segura para competir por una curul en al Congreso local, la alcaldesa Karina García, que sería mandada a disputar la diputación federal en el distrito 01, actualmente en manos del PAN, y donde muy probablemente enfrentaría al alcalde de San Luis Río Colorado, Enrique Reyna Lizárraga, que tiene un palmarés impecable en contiendas ganadas: diputado local, federal y dos veces alcalde.

Así, quien estaría en posición de disputar la alcaldía de Caborca para retenerla en manos tricolores, es el actual diputado local Rodrigo Acuña. Esto es lo que trascendió ayer para aquella región.

 

III

Otro que andaba loco de contento es el aspirante a la candidatura independiente al senado de la República, Luis Fernando Rodríguez Ahumada, quien al filo de las seis de la tarde de ayer había superado con más de 300, la cuota de firmas de apoyo exigidas por el INE para registrarse. Esa cuota son 40 mil 830.

El plazo se vencía ayer a las 23:59 horas y según sus cálculos, podrían rebasar la meta con más de dos mil firmas, para contar con un “colchón” que les evite un desaguisado, considerando que todavía falta el proceso de validación por parte de la autoridad electoral federal, y en ese proceso se pueden desechar muchas.

De lograr el registro, estaría incorporándose a la contienda, agregando un ingrediente interesante, toda vez que su renuncia a la militancia en el PAN, indignado por el “agandalle” que desde el CEN vienen practicando Ricardo Anaya y Damián Zepeda y con el que obligaron a renunciar a su amiga Margarita Zavala, como a muchos otros militantes.

Ya sabrán contra quien irían dirigidos, principalmente, sus dardos en la contienda.

Por cierto, donde dicen que están batallando lo indecible para completar la fórmula al senado, es en el citado PAN, donde nadie quiere acompañar a Ramón Corral en esa aventura que, ciertamente, luce como una batalla perdida de antemano.

María Dolores del Río no quiso. El número dos de la fórmula tendría que ser validado por Movimiento Ciudadano, pero en las actuales circunstancias de Acción Nacional, si la cabeza de fórmula no asegura un escaño por primera minoría, mucho menos el número dos.

 

IV

Ayer se registró ante el IEE la versión estatal del llamado “De frente por México”, que en Sonora integran el PAN y el PRD, ya que definitivamente Movimiento Ciudadano irá con candidatos propios en prácticamente todas las candidaturas, reservándose el derecho de apoyar la coalición en algunos municipios y distritos locales.

En las condiciones en que se encuentra el PAN después del padrecismo, y aliado con un PRD que desde hace ocho años se diluyó en blanquiazul, lo que hay son más bien malos presagios. El PRD le aportó al PAN sus votos en las elecciones 2012 y 2015, dejando al Sol Azteca en el peor momento de su historia: con posiciones de gobierno o legislativas mínimas, pero con la certeza de la nómina para sus dirigentes. Por si algo hiciera falta, buena parte del perredismo migró a Morena, de manera que esa alianza con un PAN derrotado no pasa de una suma de buenos propósitos.

Anoche mismo, debió registrarse la alianza PRI-PVEM y PANAL, que por cierto tampoco la tiene fácil a la hora de definir candidaturas, como se ha dejado ver desde hace días.

 

V

No podemos despedirnos sin comentar la hazaña de David Figueroa Ortega al colectar casi 11 mil firmas  en cinco días, para buscar su registro como candidato a la alcaldía de Hermosillo.

El aguapretense necesita 17 mil 436 firmas y tiene otros 15 días para completarlas. Se espera, y eso lo ha asegurado él mismo, que duplicarán la cantidad mínima exigida.

Si esa expectativa se cumple, los que deben estar despidiéndose de cualquier oportunidad de recuperar la alcaldía son los panistas que, en los hechos, llegan profundamente divididos a la contienda y sin la esperanza siquiera de aspirar a mantener el voto duro que tanto les gusta presumir.

Y es que en la contienda habría cuatro blanquiazules (o ex) disputando ese voto: Myrna Rea como candidata del frente PAN-PRD; David Figueroa como independiente; Charly León compitiendo por Movimiento Ciudadano, y Célida López por Morena.

En la pasada elección que perdió Damián Zepeda, el PAN obtuvo alrededor de 100 mil votos, mientras el Maloro les metió a las urnas más de 150 mil. En el escenario más crítico para el PRI, podrían mantener una cosecha de al menos 100 mil votos, y no se ve qué otra fuerza se los pueda disputar.

Si David Figueroa obtiene 30 mil votos, Célida López 20 mil y Charly León otro tanto, la mayoría de esos sufragios vendrían de quienes tradicionalmente votaban por el PAN, de manera que Myrna Rea podría pasar a la historia como la panista que menos votos obtenga en los últimos 30 años. Y si los tres primeros superan esa cifra, peor para el PAN.

Ojo con esto.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx