Ferriz, el ocaso de un merolico

1

Tres aspirantes a una candidatura presidencial por la vía independiente están cerca de lograr la meta de las 866 mil 593 firmas requeridas, con una dispersión geográfica del uno por ciento del padrón en al menos 17 estados.

Los requisitos son elevados y complejos, pero es alentador ver cómo los aspirantes se exponen a un cara a cara con la sociedad que les brinda su apoyo o les da la espalda.

Es complejo y perfectible, pero este proceso no deja de tener una refrescante brisa democrática en un país donde la política ha sido patrimonio de las élites económicas y de las burocracias partidistas.

Una de las personas más pobres del país, mujer e indígena, la zapatista María de Jesús Patricio, triplica en firmas de apoyo a quien tal vez sea el periodista más rico de México, Pedro Ferriz de Con.

Al ritmo que llevan, El Bronco, Margarita Zavala y Armando Ríos Piter estarán en la boleta electoral junto a Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

El gobernador con licencia de Nuevo León ya salvó el obstáculo de las firmas, pues tiene 949 mil 689 validadas por el INE, y completó la tarea en doce estados. Le faltan cinco.

Margarita Zavala estará lista para entregar en un par de semanas todos los trámites cumplidos, pues lleva 789 mil 201 firmas validadas, y ocho estados con la paloma del visto bueno.

También estará en la boleta presidencial Armando Ríos Piter, que completó la tarea en 15 de 17 estados, y cuenta ya con 733 mil 589 firmas.

María de Jesús Patricio, Marichuy, ha recibido la firma validada de 166 mil 695 electores que la quieren como candidata a la presidencia de la República.

Hay un profesor universitario, de nombre Édgar Ulises Portillo, que lleva 598 mil 704 firmas recolectadas, pero el INE, en una revisión preliminar, sólo le ha validado 24 mil 411.

Y así están los nombres hasta llegar a Pedro Ferriz de Con, por años ‘el número uno’ de la radio en el país, que tiene un total de 67 mil 764 firmas validadas por el INE.

En cuanto a estados que deben apoyar –con el uno por ciento del padrón– al aspirante independiente, Ferriz lleva cero.

Resulta paradójico que Ferriz de Con, quien por décadas tuvo al país al alcance de su voz, que usó la radio para desprestigiar, calumniar y adular sin recato alguno, cuente con sólo la tercera parte de los apoyos que tiene Marichuy, quien jamás en su vida había tenido acceso a un micrófono.

El caso de Ferriz es doblemente extraño, ya que en Facebook cuenta con un millón 77 mil 772 seguidores, y en Twitter le siguen cuatro millones 91 mil 483 personas.

De todos ellos, que suman más de cinco millones de personas, sólo 67 mil 764 le han dado su confianza para que contienda por la presidencia.

Ahora ha acusado en distintos foros a Margarita, El Bronco y Ríos Piter, de hacer trampa con las firmas y haber pagado para conseguir los requisitos que plantea el INE.

Las reglas que se les puso a los independientes para contender obviamente son muy duras, contradictorias en algunos casos, tienen que ser modificadas y ajustadas para adecuarlas a la realidad.

Pero de ahí a decir que los que llevan cientos de miles de firmas van arriba porque hicieron trampa, es un exceso. Sobre todo cuando sólo se tienen 67 mil 764 firmas y ningún estado que aporte siquiera el uno por ciento del padrón a su aspiración presidencial.

Desde luego este proceso de candidaturas independientes, el primero en una elección para presidente, será pedagógico para los ciudadanos en general, para los que hacen las reglas y para los que aspiran.

Y como lección tangencial nos confirma que el tiempo, ese enigma que obsesiona a los seres humanos –desde San Agustín a Borges–, a veces termina por poner a las personas en el lugar que les corresponde.

Twitter: @PabloHiriart