Enfermarse es un lujo en México, millones de trabajadores no tienen acceso a seguro médico

1

Teniendo en cuenta que el salario mínimo en México es de 88.39 pesos al día y que por ejemplo una operación de apendicitis tiene un costo aproximado de 40 mil pesos, cuidar de tu salud representa desembolsar literalmente una fortuna si no se cuenta con seguro médico.

Esta situación aunada a que cientos de empresas y grupos empresariales no brindan ni las más mínimas condiciones de trabajo, mucho menos un seguro médico que respalde la salud de sus empleados, genera que en México esté casi prohibido enfermarse; situación que viven millones de mexicanos para los que enfermarse es un lujo que sólo las clases altas pueden darse, a pesar de que el derecho a la salud está consagrado en el Artículo IV de la Constitución.

Jimena Ramírez de Aguilar, médico internista del centro médico ABC, sostiene que “Apenas un 7% de la población recibe una atención médica digna”, pues señala que “en el sector público existe falta de atención debido a la escasez de personal, carencia de recursos, tanto diagnósticos como terapéuticos, y sobrecarga de trabajo”.

En el papel el 100% de los mexicanos tiene una cobertura de salud, sin embargo programas como el Seguro Popular no son del todo gratis pues algunos procedimientos o cirugías mayores conllevan un costo para sus afiliados.

Por su parte el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), manejaba la cifra de unos 100 millones de mexicanos sin cobertura de salud en 2015 y en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del tercer trimestre de 2017 señala que unos 32,6 millones de trabajadores no tienen acceso a los servicios de salud. Es decir, que dos de cada tres personas con actividad productiva carecen de esta prestación.

Siendo la segunda economía de América Latina, México ocupa uno de los últimos puestos de la OCDE en gastos de salud (sólo destina 2.7% del PIB, frente a una media que oscila en los 6.6%), además los mexicanos cuentan con un esperanza de vida de 74 años lejos de los 84 de los japoneses o españoles.

El país también ostenta el segundo puesto en obesidad (el 33% de los adultos, sólo por detrás de Estados Unidos), además de tener solo 2.4 médicos por cada mil habitantes frente a la media de 3.4 de la OCDE, sin mencionar que la diabetes es ya casi una epidemia nacional. A todo esto ¿usted ha escuchado una propuesta en tema de salud durante las precampañas?