Estas son las causas de que tengas hambre todo el tiempo

7

Comer es una función necesaria para la supervivencia de cualquier ser vivo, sin embargo puede suceder que después de comer te de hambre.

Si este el caso, la bioquímica nutricional Libby Weaver, explica que tu cuerpo está tratando de decirte que te hace falta lo siguiente:

Realmente necesitas más alimento

“La primera razón es que tienes una necesidad física de comida, Una de las cosas que detona la sensación de hambre es cuando nuestros niveles de glucosa en la sangre comienzan a disminuir, por lo que, por supuesto, puede haber una razón física para el hambre” explicó la especialista.

Aburrimiento, tristeza o soledad

“Si se trata de alimentos dulces que alguien desea cuando no tiene mucha hambre, a menudo utilizo la analogía de que están buscando dulzura en la vida -están buscando alegría-, algunas personas siguen comiendo después de la cena, diciendo que tienen hambre, pero en realidad están tratando de adormecer el dolor emocional”.

Para Weaver, una estrategia para eliminar las ansias de comer es tener un diario en el que te desahogues y trates de entender por qué estás experimentado un deseo emocional en alimentos.

Estrés

Cuando estás estresado, tus niveles de adrenalina aumentan, por lo cual tu cuerpo pide un “combustible” para sacarnos del supuesto peligro que estamos enfrentando.

“Los dos únicos combustibles para el cuerpo son la glucosa o la grasa -usualmente utilizamos una combinación de ambos–, pero cuando se tiene adrenalina se necesita un combustible de combustión rápida para salir del peligro”, dijo Weaver.

Tu comida carece de olor, sabor y variedad

Para que puedas disfrutar de una buena comida, todos los sentidos tienen que enamorarse de tu platillo. Si estás acostumbrado a consumir alimentos con falta de color y variedad, y por ende satisfacción sensorial, podrías experimentar más hambre.

“Definitivamente hay personas que siguen sintiendo hambre debido a la falta de placer sensorial, si han tenido una comida que es realmente sosa, van a seguir sintiendo hambre porque sus sentidos no fueron estimulados”, explicó Weaver.

Falta de sueño

No tener un debido descanso puede alterar la producción de hormonas en tu cuerpo, de hecho Libby asegura que “Cuando la gente no duerme lo suficiente, las dos principales hormonas que regulan la saciedad y el apetito (leptina y ghrelin) cambian” por lo que no tener un sueño suficiente, te motiva bioquímicamente a comer más.