Calaveras zancuderas 2017

0

Ricardo Anaya y Damián Zepeda

 

La calaca muy canalla

Llegó hasta el PAN nacional

Preguntando por Anaya

También por un tal Damián

 

Dicen que era la huesuda

Pero hay otros que aseguran

Sin dejar lugar a dudas

Que era el negro del Whatsapp

 

Los encontró bien dormidos

En pijamas y babuchas

Y los llevó en su carrucha

Con rumbo desconocido

 

Cuando los dos despertaron

Preguntaron asustados

¿A dónde nos llevas calaca?

Y con pícara sonrisa

Les respondió así la flaca:

“No los llevo, ya los traigo”

 

Margarita y Felipe

 

Ya se murió Margarita

Señora de Calderón

El hijo desobediente

Que se puso muy valiente

Tras unos tragos de ron

Buscando la reelección

Por la vía independiente

 

Hay quienes así lo afirman

Que Margarita no pudo

Ni anunciándose en El Zancudo

Reunir la cuota de firmas

 

Ahora yace en una fosa

Del panteón municipal

Y fíjese usted qué cosa

Que así como en el corrido

Felipe no fue a llorar

Porque se quedó dormido

Con una cruda infernal

 

Peña Nieto

 

El presidente murió

Ya pasó a chupar faritos

La muerte se lo llevó

Sin pedirle ni permiso

 

Patriota y nacionalista

La parca no soportó

Que siguiera gobernando

Y jodiendo a la nación

 

Dejarlo vivir otro rato

Pidió Peña Nieto asustado

Al menos que lo dejara

Designar al candidato

 

La muerte traía prisa

Y no se lo concedió

Y así viva de la risa

Al infierno lo llevó

 

El Peje

 

De una tómbola salió

El nombre del elegido

Por la muerte perseguido

Un tal López Obrador

 

Te equivocaste pelona

Tú no me peles los dientes

Pues de México yo soy

Legítimo presidente

 

Ay muerte tan desgraciada

Mi triunfo no pude ver

De seguro eres enviada

Por la mafia del poder

 

El PRD

 

Ya se apagó el Sol Azteca

Hoy yace sobre una piedra

Clavado con una flecha

Pues se alió con la derecha

Y hoy es un cero a la izquierda

 

El PAN

 

El partido luce muerto

Se mira y huele muy mal

Dicen que cayó abatido

Con balas de corrupción

Pero según el doctor

Teniendo tanto bandido

Que del mundo se haya ido

Fue por muerte natural

 

El Pato

 

Calificado con seis

La muerte se llevó al Pato

No le concedió otro rato

En el estadio de beis

 

David Figueroa

 

David Figueroa Ortega

Se fue con toda su gente

Y nomás por ver si pega

La muerte le clavó el diente

Y se lo llevó al panteón

Donde yace, independiente

 

Ya no aguantaba a Galván

Mucho menos a Damián

Así que renunció al PAN

Y con él, muchos se van

 

Miguel Pompa

 

La  muerte llena de gozo

A su guadaña dio brillo

Y llegó por el Potrillo

Para llevárselo al pozo

 

Traía un salvoconducto

Por los yaquis bien firmado

Donde le daban permiso

De llevarse al señalado

Con rumbo al sur del estado

Y echarlo en el gasoducto

 

El Ronco Murillo

 

A Miguel Ángel Murillo

Cajemense contralor

La muerte se lo llevó

Por no agarrar ningún pillo

De la administración anterior.

 

Pedro Pablo Chirinos

 

La muerte no hace distingos

Para ella todo es igual

Se llevó a Pablo Chirinos

El fiscal electoral

 

Batalló para encontrarlo

Pues no tenía ni oficina

Ahora tiene su despacho

En una tumba muy fría

 

La parca alegó puntual

Un conflicto de intereses

Pues le pareció muy mal

Que un mapache redimido

Hoy estuviera investido

En cazador oficial

 

Natalia Rivera

 

Hay luto en todo el Palacio

Adentro y también afuera

La muerte llegó despacio

Por la Natalia Rivera

 

Dicen que fue el fuego amigo

Otros que le dio viruela

Lo cierto es que ya no manda

Al gabinete de la Güera

 

Gilberto Gutiérrez Sánchez

 

Cerca del parque Madero

Un corazón ya no late

Murió Gilberto Gutiérrez

El afamado Chanate

 

Se quedó sin la curul

Que le tenían prometida

Y ya pasó a mejor vida

Hay fiesta en el blanquiazul

 

Gilberto Ungson

 

Al doctor Ungson Beltrán

La muerte le echó la mano

No pudo ver terminado

El flamante nuevo hospital

 

La huesuda llegó histérica

Y al panteón se lo llevó

No por ser un mal doctor

Sino por irle al América

 

El Congreso del Estado

 

Por docena es más barato

Mejor si son 33

Decía una y otra vez

La calaca despiadada

Afilando su guadaña

En el Congreso del Estado

 

Y cargó con los del PRI

No respetó a los panistas

Al PRD y a Morena

A todos les echó mano

Incluyendo desde luego

Al Movimiento Ciudadano

 

Y cuál sería su sorpresa

No pudo llevarse nada

Pues tenía su carreta

Las cuatro llantas ponchadas

 

También puedes seguirme en Twitter @Chaposoto