Princesa de Japón renuncia a la corona para casarse con un plebeyo

10

Como si fuera un cuento de “hadas”, Mako, nieta del emperador japonés Akihito, renunció a la corona para casarse con Kei Komuro, un compañero de universidad.

De acuerdo a la normativa de la casa imperial, las mujeres pierden su estatus en la realeza al contraer matrimonio, acción que ha reducido el número de sus integrantes a 19, de los cuales cuatro son varones, los únicos que pueden suceder al trono.

El anuncio publicado por la cadena japonesa NHK, detalló que el enlace de la joven de 25 años con Komuro, residente de Yokohama, que podría llevarse a cabo el siguiente año.

La princesa Mako, es la hija mayor del príncipe Akishino, segundo hijo del emperador y el segundo en la línea para poseer el trono del Crisantemo.