Buscan que retiros que “curan homosexualidad” sean sancionados

10
Foto: Internet

Muchos jóvenes mexicano han vivido en carne propia el no ser aceptados debido a sus preferencias sexuales; más difícil para ellos, es cuando sus propias familias son quienes no los aceptan y tratan de “curarlos”, a como dé lugar, llevándolos incluso a retiros “cura-gays”.

Quienes han participado en este tipo de eventos declaran que durante todo un fin de semana no se les permite dormir, comer, ni bañarse y solamente escuchan charlas religiosas, rezos, se leen pasajes bíblico y se les rocía con agua bendita para que se les “salga el pecado”, todo con el fin de volverlos heteroxesuales.

Sin embargo, estos retiros no se encuentran regulados por las leyes mexicanas; así lo señala Iván Tagle, director asociado de la organización YAAJ, la cual se dedica a defender los derechos de la comunidad LGBT.

Dicha ONG junto a laComisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) y la embajada de Holanda, han iniciado una campaña que busca sancionar y erradicar este tipo de prácticas en México.

“Queremos que sea un delito cualquier práctica que se utilice para fomentar la conversión o la reparación de la homosexualidad, porque daña los derechos humanos, la salud mental y sexual”, recalcó Tagle.

Dichas “terapias” se han presentado por todo el mundo y han sido poco reguladas, la organización All Out señala que noviembre de 2015 a noviembre de 2016, recibió alrededor de 60 reportes de conferencias y congresos que promueven la cura de la homosexualidad en al menos 20 países.

Según cifras de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, solamente 1.5% del total de los integrantes de la ONU han prohibido dichas prácticas, los países que conforman ese porcentaje son Brasil, Ecuador y Malta.