Estos cinco alimentos podrían dañar tu cerebro

84
Foto: Internet

Comer es uno de los placeres más suculentos de nuestra vida, en especial, en aquellas épocas donde podemos estar en convivencia con toda nuestra familia y compartir grandes momentos en durante la hora de la comida.

Sin embargo, el no hacer una adecuada elección de nuestros alimentos o usar en exceso algunos ingredientes para prepararlos, puede arruinar estos grandes momentos y causarte serias enfermedades.

A continuación, te presentamos una lista de aquellos que debes de evitar, o por lo menos no excederte en su consumo, de acuerdo a una investigación de la revista Neurology.

 

1. Comida rápida

Hamburguesas, pizzas o hot dogs forman parte de esos exquisitos alimentos que son fáciles y rápidos de preparar. Pero, el consumirlos por más de 3 o 4 veces a la semana, destruye la hormona conocida como dopamina, la cual se encarga de eliminar tus niveles de estrés y depresión.

 

2. Azúcar

El ingrediente perfecto para deleitar nuestras papilas gustativas, también puede borrar por completo de nuestra memoria aquellos dulces recuerdos que tuvimos a lo largo de nuestra vida. Su uso en exceso afecta a la memoria e impide la capacidad de aprendizaje.

 

3. Sal

¿Tienes dificultades para generar ideas innovadoras o generar soluciones perfectas para tus problemas laborales? No medir tu consumo de sal perjudica tu capacidad para pensar, además de que afectan tu corazón y tu presión arterial.

 

4. Alimentos procesados

Con la gran cantidad de actividades que debemos realizar a lo largo del día, es muy poco el tiempo que tenemos para comer, por lo que una de nuestras opciones es acudir a una tienda de conveniencia y comprar un alimento empaquetado para resolver nuestra necesidad alimenticia.

El problema es que los componentes de estos alimentos afectan nuestro sistema nervioso central y pueden provocarnos diversos trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer.

 

5. Cafeína

Un delicioso café o una bebida energética son ideales para activar tu cuerpo en caso de que te encuentres muy cansado. Precisamente, ambas bebidas deben ser utilizadas en casos verdaderamente necesarios , ya que una de sus principales sustancias, la cafeína, puede provocarte dolores de cabeza, alucinaciones, aumentar tu ansiedad y generarte trastornos del sueño, con lo que, paradójicamente, terminarás más agotado.