Los impuestos más absurdos en México

85
Azteca Noticias

Ciudad de México.- Recordar impuestos a cobrar en la historia por el número de ventanas, en la época del General Antonio López de Santa Anna, o inclusive por la dimensión de determinados animales al señalar de forma deliberada que estaban muy grandes o pequeños, son absurdos que pasaron de época.

Sin embargo, en algunas entidades de la República Mexicana aún existen situaciones de este tipo.

Por ejemplo, la Ley de Ingresos del municipio de Talpa de Jalisco reitera que “por no arreglar la fachada de casa habitación, comercio, oficinas y factorías en zonas urbanizadas”, la multa puede llegar a costar de 136 a 304 pesos por metro cuadrado no arreglado.

En la misma zona, los animales no pueden pasear por la calle sin una identificación o certificado de vacunación; quien no lo haga se hará acreedor a una multa por ganado mayor, ganado menor y caninos, lo que puede llegar a costar entre 25.33 y 105 pesos mexicanos. Asimismo, los gatos están excluídos de este trámite.

Por otra parte, el contar con caballos o burros en Sonora significa hacerse acreedor a pagar “por tenencia de ganado asnal y equino se pagará anualmente, por semoviente, $100.00” establecida por Ley de Hacienda de esta entidad. Esto provocó una marcha en Hermosillo para que se revocara esta cláusula.

Para la cuarta posición está el municipio de Escuintla, en Chiapas, en donde las personas que tengan terrenos o lotes, deberán pagar alrededor de 200 pesos mexicanos si no mantienen limpias sus propiedades.

Y por último, está el municipio de Banamichi, de nueva cuenta en el estado de Sonora. Ahí existe una norma que multa hasta por 80 salarios mínimos a quien circule en vía pública a bordo de una bicicleta infantil; además, el castigo se aplica si a bordo del vehículo viaja más de una persona.