Elle Woods, más que una rubia

117

Hace exactamente 15 años que una adorable rubia que estudiaba leyes inclinó y posó para meterse en nuestros corazones. 

Lo que pudo ser otra típica comedia de Hollywood se convirtió en un claro ejemplo de que no puedes juzgar un libro por su portada, siendo Elle Woods la típica rubia presidenta de una fraternidad, fan de Cosmopolitan, adicta al color rosa y a quien educaron para que su único propósito en la vida fuera verse bonita para su hombre, logró romper los estereotipos y demostró ser capaz de algo que ni ella creía posible.

Todos en algún punto de nuestras vidas hemos sido etiquetados y encerrados en una categoría, incluso si no entendemos algo o nos equivocamos utilizamos de pretexto el “perdón, soy rubia / parezco rubia”, porque eso es lo que se nos enseñó, si cumples con un estándar de belleza no puedes ser una persona inteligente, al contrario o eres tonta o eres mala persona. A Elle, por ejemplo, no se le exigió nada en la vida, solo esperaban que fuera modelo y se casara con un millonario; y cuando su sueño se vio destruido gracias a un hombre que la menosprecia por creerla una Marilyn y no una Jackie, la hace salir de su zona de confort y logra sorprender hasta ella misma en el camino.

Legalmente Rubia no solo entretiene y hace reír, muestra problemáticas diarias en la vida de toda mujer que busca superarse, el paso del tiempo, la manipulación por parte de las revistas femeninas, las falsas promesas de juventud eterna, el acoso sexual en el trabajo, la misoginia, etc. Legalmente Rubia se hizo a partir de mensajes que son parte de la cultura que hemos tenido impuesta desde que nacemos y consideramos como naturales, y ese es el objetivo demostrar que quizá exista otra opción y no debamos seguir la corriente y nadar contra ella. Elle Woods no intentaba cambiar el mundo, solo brindar otra perspectiva de la vida y de las cosas a las que se enfrenta una mujer en el mundo.

Si algo aprendí de Elle Woods fue:

  • No juzgar a un libro por su portada ni a una chica por sus zapatos de diseñador.
  • No existe un solo tipo de mujer, o un tipo correcto de mujeres.
  • Nunca rendirse
  • El amor de pareja es bueno, pero es más importante el amor propio.
  • Los estereotipos no pueden definirte.
  • El ejercicio te da endorfinas, las endorfinas te hacen feliz y la gente feliz no mata a sus esposos.
  • Nuestras perspectivas siempre pueden cambiar.
  • El inclinar y posar sí funciona y funciona muy bien.