Encuestas, estadística y verdad

56

Pues ahora tenemos que el Senado de la República y la valiosa aportación de la Universidad Nacional Autónoma de México colaboraron para realizar un interesante ejercicio llamado: Los mexicanos vistos por sí mismos. Los grandes temas nacionales cuyos resultados se presentan en la propia Cámara Alta. Ahí veremos la Encuesta Nacional de Seguridad Pública, Percepción del desempeño de las instituciones de seguridad y justicia; México en la globalización. Dilemas y paradojas; la Encuesta Nacional de Justicia: Entre un buen arreglo y un mal pleito.

Encuesta Nacional de Economía y Empleo.El mercado de trabajo en México. La opinión social sobre la precariedad laboral; Encuesta Nacional de Derechos Humanos, Discriminación y Grupos Vulnerables; la Encuesta Nacional de Pobreza Percepciones, pobreza, desigualdad; Encuesta Nacional de Niños, Adolescentes y Jóvenes Conocimientos, ideas y representaciones acerca de niños, adolescentes y jóvenes. ¿Cambio o continuidad? Encuesta Nacional de Envejecimiento Realidades y expectativas frente a la nueva vejez; Encuesta Nacional de Cultura, Lectura y Deporte Cultura, lectura y deporte. Percepciones, prácticas, aprendizaje y capital intercultural; Migración.

Encuesta Nacional de Religión, Secularización y laicidad Estado laico en un país religioso; Ciencia y Tecnología Ciencia y tecnología: una mirada ciudadana esta Nacional de Género Géneros asimétricos. Movilidad y Transporte; Corrupción y Cultura de la legalidad: La corrupción en México: percepción, prácticas y sentido ético. Y así grandes temas a analizar.

Brillante y excelente pero…qué se harán con esas encuestas que presentarán eminentemente números rojos de la política, omisiones, retrasos y áreas de responsabilidad. Es obvio que el diagnóstico que de esto brote será crudo y sin posibilidad de tratamientos discursivos; es la verdad en números y opiniones, en cómo le va a la gente del pueblo con el sistema de desigualdad que vivimos.

Estaremos frente a una estructura de verdades que no podrá ocultar deficiencias en los aparatos operativos del gobierno. Todos estos cuadros, aunque presenten una contundente numerología serán atributos de la verdad.

Ahora bien, en una entidad cuya responsabilidad es el equilibrio de poderes, a casi cuatro años de gobierno del presidente en turno, qué posición se generará. Se aplicará un control de daños? Se encauzarán decisiones para enderezar los rumbos del país. Lo cierto es que en este cuarto año de gobierno ya están dados los resultados de un gobierno, estamos en la cúspide de actividad de una idea de Estado, de Economía, de Salud. Usted tiene su idea particular del mandato y lo cierto es que quienes se consideran ya el relevo de presidencia pueden tomar este diagnóstico contundente con una referencia especial, puntual y que es necesario atender.

Hay que aplaudir este tipo de instrumentos de conocimiento como son las encuestas y estadísticas. Este es el discurso profundo de la situación que guarda la Nación y una plataforma de toma de decisiones. La verdad requiere ahora un análisis total de este ejercicio y que es digno de tomarse en cuenta. Ya las instituciones de evaluación estarán requiriendo los resultados para enderezar sus opiniones.

Es cierto, estamos en una encrucijada y en esa condición estamos todos. Ahora se trata de que la propia participación ciudadana construya sus argumentos, sus demandas con base en ello. La verdad ha mostrado una de sus características, la opinión pública. Estamos atentos a las encuestas que falta presentar para cerrar el circuito de un instrumento de medición que hay que reconocer su valía.
” Las encuestas son un termómetro del pueblo y un cincel para el sistema ” Octavio Almada

@octavioalmada1

COMPARTIR
Artículo PrevioHoras extra
Siguiente ArtículoQué horror de candidatos