¿Religión vs política?

69

La visita del Papa Francisco vista desde la superficie es un acontecimiento donde afloran sentimientos de unidad, de conciliación, de emociones positivas. En un país donde las estrategias de gobernabilidad están siendo, desde hace tiempo, superadas, esta visita es un linimento de frescura, de alivio momentáneo. Es cierto que se critica la invasión de lo político en los campos espirituales, me refiero al uso de la política de los adhesivos de la religión; suena feo, ¿verdad’ pero religión quiere decir, re-ligar, reunir en un espacio lo que estaba disperso, ese es uno de los sentidos de esa palabra y es una palabra técnica, religar, aunque ya se asocia con la cuestión espiritual de la religión, de cualquier religión, así es que poco tiene que ver la palabra, su sentido original, con la cuestión espiritual. La cuestión espiritual, una de sus cuestiones, es la fe la creencia y cada cultura religiosa tiene sus códigos, sus principios, su sentido de vida y de muerte, aunque hay coincidencias, hay diferencias, casi todas las diferencias es cuando los sujetos humanos rebasan el asunto de la fe por un fanatismo, cuando el núcleo de su identidad, débil cuando se trata fanatismo se sirve de la fe para reforzarla contra las otras fés, la fe en otra religión o en otras derivaciones mentales como el ateísmo . Por eso la crudeza de las violencias y guerras contra otras religiones como sucede en México que hay expulsiones en regiones donde se profesa una fe diferente a la otra.

Bueno, pero porqué la política usa a las religiones, no solo a la católica para religar a grupos sociales. Porque la desigualdad social separa, la pobreza, el sistema separa, la falta de trabajo separa, la violencia separa, la corrupción separa, la discriminación separa, las clases sociales están profundamente separadas porque la política ha privilegiado de tal manera a una clase social y ha socavado a otra. Lo espiritual de las religiones no alcanza a “hermanar” realmente, a cambiar un sistema profundamente injusto por uno de equilibrios. Por esa mecánica de separaciones es por eso que la política tradicional pretende unir lo que esa política separa. Una controversia verdad?

Pero puede haber algo espiritual en la política? No me refiero a  lo religioso sino a lo ESPIRITUAL, Claro que sí, es cuando la política no tradicional construye para transformar el sistema, para poner justicia ahí donde hay situaciones flagrantes de injusticia. La justicia es fundamentalmente entender al otro, sus necesidades, su humanidad, eso es espiritual también y eso lo trabajan muchas  religiones. Y la Justicia es verdad y la verdad es lo que más se oculta en un sistema injusto. Las caras de la mentira están en la corrupción, en el abuso, en el cultivo de la desigualdad, todo lo que hay en la política tradicional en nuestro país. Es hora de proporcionar espiritualidad en la política y respetar eso de a Dios lo que es de Dios.  En realidad lo espiritual es demasiado amplio.

” La fe es tu alma y tu libertad el universo ” Octavio Almada

@octavioalmada1