Las Elecciones Ciudadanas 2016

49

Seguramente usted está harto de la política a estas alturas del año y de elecciones ya no quiere saber nada. Pero esto de los gobiernos es cosa que cada día interesa más a la gente, poco a poco. La ciudadanía ya está desarrollando un tono más allá de las exigencias y está pasando a una franca y legítima confrontación con los gobiernos. El inmenso aporte de las tecnologías de la información con sus redes sociales ya superaron con mucho los controles oficiales de la información y los ciudadanos están apostando poco a poco y de manera creciente ser quienes generen información de primera mano que muchas veces ha superado a ciertos medios noticiosos. Por eso las conductas electorales cambian y, gracias a la incorporación de generaciones jóvenes, las elecciones ya no serán las mismas ni los comportamientos de los próximos gobernantes podrás ser como antaño.

Sabemos que el 4 de junio de 2016 se renovarán 12 estados cuyos gobernadores fueron elegidos en 2010 es decir, períodos menores a seis años; Aguascalientes, Carlos Lozano; Zacatecas, Miguel Alonso; Sinaloa, Mario López Valdés; Tlaxcala, Mariano González; Puebla, Rafael Moreno Valle; Hidalgo, Francisco Olvera; Oaxaca, Gabino Cué; Quintana Roo, Roberto Borge; Tamaulipas, Egidio Torre Cantú; Chihuahua, César Duarte, Veracruz y Durango Jorge Herrera. Para Puebla y Veracruz se elegirá gobernador por dos años. Habrá ajustes y las competencias en las urnas ya se están definiendo por juventudes y madureces más ilustrados, más politizados. Aunque falta mucho estamos siendo testigos de una tendencia que es más exigente, órganos electorales con menos controles de los partidos políticos que meten mano en las decisiones electorales de mesa.

Asimismo ya se estrenó la candidatura independiente y habrá sorpresas ciudadanas. Sin embargo quiero hacer expresa mi preocupación porque el 2016 es la antesala del 2018, la elección presidencial. Los partidos entonces afilarán sus instrumentos de convencimiento y persuasión que pondrá a trabajar horas extras a los institutos electorales estatales pues esperamos campañas muy reñidas, unas muy mañosas, otras oportunistas. Lo cierto es que la ciudadanía tiene que desarrollar observaciones de los procesos electorales más afinadas, más homogéneas entre sí, porque toda elección que se intervenga a la mala es una ofensa a los ciudadanos que ya no se puede consentir. Por eso en estos fríos que ya se anuncian uno de mis deseos es que cada persona se torne más exigente, más atenta a su destino político, a su día a día de los presupuestos, de la transparencia y la exigencia de cuentas claras. Está en nosotros cambiar las cosas para bien, sólo en nosotros y transformar a punta de participación ciudadana todos los procesos de gobierno. La crisis tal como ahora está puede ensombrecer aún más los climas de convivencia si la dejamos a la deriva. La clase política ya está advertida y no podrá eludir la vigilancia ciudadana.

A todos los lectores les deseó lo mejor en esta fechas  de unidad familiar y reflexión; espero que la convivencia con los seres queridos, los seres amables refrende sus vínculos, los cultive y el éxito los acompañe en este nuevo año 2016.

 

“La participación y las elecciones son parte del pueblo; y el pueblo es parte del pueblo” Octavio Almada.