Los jóvenes y el Estado: preguntas frecuentes

40

Por Bulmaro Pacheco:

  1. ¿Cuál era el proyecto de quienes lucharon por la Independencia?

Dice Krauze, citando los Sentimientos de la nación de Morelos: a) “Que la América es libre e independiente de España y de toda otra nación. b) Que la religión católica sea la única sin la tolerancia de otra, la soberanía dimana inmediatamente del pueblo, el que solo quiere depositarla en sus representantes, dividiendo los poderes de ella en Legislativo, Ejecutivo y Judicial, eligiendo las provincias sus vocales, y estos a los demás que deben ser sujetos sabios y de probidad. c) Que los empleos los obtengan solo los americanos. d) Que como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, aleje la ignorancia, la rapiña y el hurto. e) Que la esclavitud se proscriba para siempre, y lo mismo la distinción de castas, quedando todos iguales, y solo distinguirá a un americano de otro el vicio y la virtud”, entre otros.

Quienes lucharon por la independencia lograron el cometido principal de librarse de España. Generaron resistencias e inestabilidad política entre 1824 y 1857, con 40 presidentes y la pérdida de la mitad del territorio. Una auténtica disputa por la nación entre las fuerzas internas y externas en juego. México tenía entonces un Estado sumamente débil.

  1. ¿Qué buscaban quienes impulsaron la Reforma?

La Constitución de 1824, en su artículo 3 establecía: “La religión de la nación mexicana es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana. La nación la protege por leyes sabias y justas, y prohíbe el ejercicio de cualquier otra”.

El barón de Humboldt calculaba en 1808 como pertenecientes al clero, “las cuatro quintas partes de la propiedad territorial”. Los impulsores de La Constitución de 1857 eliminaron el artículo referido a la religión y dieron lugar al 123, que estableció: “Corresponde exclusivamente a los poderes federales ejercer en materia de culto religioso y disciplina esterna (sic), la intervención que designen la leyes”.

Después vinieron las Leyes de Reforma que consolidaron al Estado laico y sellaron la separación Iglesia-Estado. Fue una valiente lucha de una de las generaciones más patriotas e independientes que ha dado México en su historia, que cambió sin duda la realidad nacional. En la práctica, la Reforma fue la segunda independencia “política” del Estado mexicano.

  1. ¿Qué planteaban los precursores de la Revolución mexicana?

Evitar la reelección de Porfirio Díaz, que iba para 35 años en el poder, ejercer las libertades de expresión y de reunión, y buscar el mejoramiento económico y social de la población del campo y la ciudad.

Dice Cosío Villegas: “Tenemos que convenir que la Revolución Mexicana fue una revolución con toda la barba, porque del año de 1910 a 1920 la Revolución acaba de un modo total y completo con la sociedad porfiriana. De modo que no queda en pie nada de esa sociedad, y al mismo tiempo crea cosas nuevas”. Los revolucionarios echaron del poder a Díaz y lograron la transformación de México. Salvo las turbulencias de casi 10 años, aseguraron para México un largo período de estabilidad, mejoramiento y libertades con un Estado social en consolidación.

  1. ¿Y la Constitución de 1917?

Con la nueva Carta Magna se atendieron los reclamos sociales de los grupos y los liderazgos que hicieron la Revolución, rescató del abandono los principios establecidos en la Constitución de 1857 relativos a las libertades, y concilió con el proyecto de derechos sociales buscando garantizar mínimos de bienestar a la población que triunfó en la lucha principalmente lo relativo a la educación (3), tierra (27) y trabajo (123). Consolidó un Estado que aguantó conflictos religiosos,el asesinato de un presidente electo, el maximato, las rebeliones de 1940 y 1952, el ‘68, la rebelión de Chiapas de 1994,las crisis económicas y la transmisión pacífica del poder de PRI a PAN en el 2000.

  1. ¿Cuál era la principal bandera de los Jóvenes en 1968?

Ha dicho Mark Kurlansky, en su citada obra sobre 1968: “Nunca ha habido un año como 1968, y es poco probable que vuelva a haberlo. En un tiempo en que naciones y culturas estaban aún separadas y eran muy distintas -y en 1968 Polonia, Francia, Estados Unidos y México eran mucho más distintas unas de otras de lo que lo son hoy en día-, tuvo lugar en todo el mundo una combustión instantánea de espíritus rebeldes”. […] “Lo que tuvo 1968 fue que la gente se estaba rebelando por cuestiones bien dispares… Donde había comunismo la gente se rebeló contra el comunismo, donde había capitalismo se rebeló contra él. Los rebeldes rechazaban la mayoría de instituciones así como a líderes y partidos políticos”.

La principal bandera estudiantil en México era la derogación de dos artículos del código penal (145 y 145 bis) relativos al delito de “disolución social”, permitir reuniones públicas y aún manifestaciones, y la renuncia de jefes policiacos del D.F., entre otros. En el fondo, el Gobierno no entendió a cabalidad al movimiento estudiantil,(se fue con la teoría de la conspiración internacional) entró en crisis con una pésima estrategia y peor información, y aplicó la fuerza en lugar del diálogo, con los resultados que la historia registra, y ahora lamentamos. El Estado se vio obligado a cambiar después de 1968 con una serie de reformas de largo plazo.

  1. ¿Qué pasó en 1988 y cual era el proyecto?

1988 es el año de la ruptura histórica en el PRI. A partir de ese quiebre surgieron varios partidos como el PRD, PT y Convergencia (hoy movimiento Ciudadano) y la postulación de un candidato a la presidencia de la República disidente del PRI que obtuvo más de 6 millones de votos.

La elección de 1988 puso en crisis al sistema político y dio pie para a reformas políticas, la creación de los principales organismos electorales como IFE y TEPJF, las reformas a los artículos 27 y 130 y la gran apertura de la economía a través del TLCAN.

Decía el documento colectivo de la Corriente Democrática del PRI en 1987: “El desarrollo político del país se ha rezagado respecto de su progreso material y de los cambios sociales ocurridos. México transitó de la dictadura al caudillismo y de éste al régimen de las instituciones, que se han alejado del ideal revolucionario y son cada vez menos representativas de la ciudadanía. Para rescatar nuestro proyecto constitucional hoy es preciso instaurar un sistema de vida plenamente democrático”.

“Hoy, como hace 80 años, los mexicanos luchan por romper las inercias del despotismo y abrir espacios democráticos a las mayorías. Entonces, bajo la bandera común de la Constitución de 1857, y en nuestros días reivindicando la de 1917; ambas suplantadas por el predominio abrumador de reglas no escritas”. Porfirio Muñoz Ledo abundaba: “Insisto y sintetizo. Si lográsemos la democratización del proceso en la sucesión presidencial, habríamos dado un enorme avance; si no lo logramos por esa vía, pues tendremos que seguir empujando” (Compromisos p. 236). Al tiempo que reconocía: “El partido de la Revolución ha sido el hilo conductor de la historia contemporánea de México. Los avances logrados por el país en un clima de estabilidad, desarrollo institucional y autonomía política se deben, en gran medida a la capacidad que nuestra coalición partidaria tuvo para convertir en valores nacionales las luchas progresistas y para promover el cambio social mediante la concertación de los agentes productivos” (p. 214).

  1. ¿Y la crisis de 1994?

Fue una de las peores. Con el inicio del TLCAN se juntaron la rebelión de Chiapas, los asesinatos políticos, la elección presidencial y la devaluación del peso (“el error de diciembre”). En 1995 la economía mexicana cayó 6.2 %, pero después se replanteó con éxito la política económica. En materia indígena se reformó todo el artículo segundo de la Constitución en 2001.

  1. ¿Y los impulsores de la alternancia política en el 2000?

Advirtieron el agotamiento y la crisis del modelo político aplicado para resolver la sucesión presidencial en el PRI. Aprovecharon las crisis políticas y económicas generadas en 1995, sumadas a los asesinatos políticos y las complicaciones agregadas por los problemas de corrupción en el PRI.

Quienes votaron por la alternancia de partido en el gobierno en el 2000 lo hicieron porque querían “un cambio”. Creyeron que el PAN y con Fox lo habrían de lograr. El tiempo ha demostrado que el PAN no tuvo proyecto de Estado,salvo tratar de expulsar al PRI de la vida nacional.No pudo.

  1. ¿Cómo explicarse el regreso del PRI a la presidencia en 2012?

El PRI regresó al poder en 2012 básicamente por el hartazgo hacia los gobiernos del PAN y por su capacidad de recuperación en lo territorial. El regreso del PRI al Poder generó resistencias desde el 1 de diciembre del 2012 con violencia callejera, igual ha sucedido con algunas de las reformas emprendidas, sobre todo en Energía y Educación.

  1. ¿Qué proyecto de Estado se debate actualmente?

Las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto forman parte de un nuevo diseño del Estado mexicano para actualizarlo, hacerlo más competitivo y enfrentar con mayor eficacia los retos del siglo XXI. Hasta el momento va ganando la batalla en el terreno económico (México es por ahora la nación más atractiva para la inversión extranjera y se recuperan los salarios reales),en la representación (más mujeres y un independiente gobernando un Estado- han acarreado estabilidad y mayor confianza), y se avanza en los retos más espinosos (y difíciles) de la presente generación: La pobreza, la seguridad y el estado de Derecho. Falta una verdadera reforma del Estado que señale rumbo, combata cacicazgos y oxigene la política ante los excesos de los poderes fácticos,los intereses creados y las prácticas partidistas viciadas en la integración de las instituciones todas.

  1. ¿Habrá proyectos políticos en pugna para el 2018?

El PAN aspira a regresar al Poder y ya prepara alianzas. El PRI hará todo por conservarlo y trabaja para consolidar las reformas y sus resultados. Las izquierdas se encuentran ante el dilema histórico de unificarse o volver a perder, y por primera vez en México tendremos cuando menos una candidatura independiente aspirando a la presidencia.

12.-¿Quién va a ganar?

Difícil saberlo.Pero avanzará más quien tenga un verdadero proyecto de Estado. quien inspire mayor confianza y tenga las mejores propuestas para restablecer la credibilidad, la seguridad y la confianza ciudadana en la política y en las instituciones. Se ve difícil; pero no imposible-más allá del candor de plantear una nueva Constitución- avanzar en repensar y replantear un Estado mexicano cuya reforma de fondo -deberá ser prioridad para la oferta política del mediano plazo- porque a decir de Chevallier: el Estado sigue siendo “Incierto, complejo, indeterminado y desordenado”. Y el Estado Mexicano no es la excepción. Por ahí.

 

bulmarop@gmail.com