El sombrío hospital María Auxiliadora

19807

Hermosillo, Sonora.- El hospital María Auxiliadora fue fundado por el siervo de dios Juan Navarrete Guerrero durante los años 50´s especialmente para atender a personas de bajos recursos, mismo que también estaba complementado por un sanatorio.

Mujeres religiosas fungieron como voluntarias del hospital hasta finales de los años 90´s, quienes eran las encargadas de servir a los pacientes en los más de 10 cuartos que tenía el inmueble, además de las mujeres que se encontraban en el sanatorio.

“Muchos decían que se oían niños sobre todo en la parte de los quirófanos, donde daban a luz pues que lloraban niños, que había niños que gritaban en la noche etcétera, etcétera, pero muchos de ellos decían que si en las noches sobre todo jóvenes que se quedaban a altas horas de la noche despiertos, porque la parte donde estaban los quirófanos se rehabilitó como dormitorios”, dijo Víctor Hugo Serrano Gerardo, párroco de la iglesia de Sagrado Corazón de Jesús.

Varios son los testimonios de jóvenes y adolescentes que fueron asistentes a uno de los múltiples retiros espirituales que se realizaron en este lugar, quienes coinciden en que durante las noches supuestamente se escuchaban los llantos de bebes recién nacidos, además de observar presuntamente en varias ocasiones a una monja con expresión de enojo en el área donde antes era el quirófano y sanatorio.

El sacerdote Víctor Hugo Serrano comentó que desde hace seis años no se realiza un retiro espiritual o jornada juvenil, en las cuales llegaban asistir hasta 100 jóvenes que permanecían en el lugar desde un jueves hasta domingo.

“Yo creo que son fenómenos parapsicológicos que en un determinado momento no se pueden negar, no, la explicación puede ser por la energía, por tantos nacimientos que hubo pudo haber sido un fenómeno así que le llaman parapsicológico”, agregó Víctor Hugo Serrano.

El lugar cuenta con una capilla donde los familiares de los enfermos que se encontraban en el hospital suplicaban por su salud, además de un comedor, las habitaciones donde descansaban las monjas y múltiples habitaciones donde permanecían los enfermos.

Este hospital se encuentra en la calle Felicitas Zermeño esquina con Coahuila de la colonia 5 de mayo en Hermosillo Sonora, y hoy en día es propiedad de la iglesia de Sagrado Corazón de Jesús, que curiosamente se encuentra a una cuadra y media del tenebroso lugar.

 

Por Karla Enríquez.