La maldición de los Cuatro Fantásticos

199

La primera familia se enfrenta a un nuevo problema, el rechazo del público, que de seguro preferirían un duelo a muerte entre el Doctor Doom o hasta el mismo Galactus en lugar de a los fans, ya que en días pasados se estrenó el reboot de Los Cuatro Fantásticos y a más de uno dejó con un muy mal sabor de boca, hasta a su propio director, quien vía tuiter se lavó las manos y culpó a FOX sobre el resultado final de su película.


Parece que después de dos películas fallidas con toques demasiado infantiles y un humor muy básico se decidieron por relanzar la franquicia desde un punto de vista totalmente diferente (y basada en los comics de Ultimate Fantastic Four), al parecer todo pintaba mal para la primera familia de Marvel desde el momento en que se anunciaron los cambios que se planeaban hacerles, y es que las intenciones no eran malas la idea en sí era bastante buena pero no fue bien realizada (y es que el infierno está lleno de buenas intenciones ¿verdad?), las productoras deben entender que no todos los superhéroes tienen un origen oscuro como Batman ni todos los directores son Nolan para pedir productos parecidos a la trilogía del Caballero de la Noche.
Después de leer miles de criticas malas cuando fui al cine aun tenía fe en la cinta, iba dispuesto a darle una oportunidad pensando en que esto era un universo paralelo al que conocemos todos y que tanto le gusta a Marvel enseñarnos en los comics, pero como resultado final obtuve la peor hora con cuarenta minutos de mi vida. Lo que originó una cacería de brujas buscando culpables, que si el director, que si la empresa, que el elenco, la producción, el dinero, el guión, los que metieron mano, los que quitaron escenas, etc, etc, etc. Pero si de culpables hablamos deberíamos empezar por Marvel que fue la que decidió vender a Los Cuatro Fantásticos en primer lugar (hasta cancelaron la serie de comics de esta familia por lo mismo).
Aunque al final no se hubieran hecho los mencionados cambios a la cinta y durara las dos horas que se tenían planeados el resultado final sería el mismo, tienen que entender que el cine de superhéroes ya no solo va dirigido a un mercado infantil y es mucho más que trajes pegaditos y efectos especiales, hay un público que conoce las historias de los personajes y no va a comprar cualquier producto que les tiren. Esperemos algún día se llegue a filtrar la fantástica versión que (disque) nos tenía Josh Trank y así podamos comparar como sucedió con la directors cut de Daredevil. Aún no pierdo la esperanza de que en un futuro llegue un salvador que pueda romper la maldición que cae sobre este cuarteto de superhéroes y conozca bien sus historias, hay mucha tela de dónde cortar, por ejemplo la historia de la muerte de Johnny Storm, o cuando un niño fan de la antorcha humana se prende fuego queriendo imitarlo, el origen de la mamá de los gemelos Storm, el juicio a Reed Richards por salvar a Galactus, o la llegada de los inhumanos aprovechando la próxima película que planean hacer, hay tanto que pueden ofrecernos que no sé porque se empeñan en hacer tantos reinicios y contarnos la historia que ya hemos visto. Me ofrezco como voluntario para darles una asesorada a las empresas y van a ver qué bonito nos queda todo.
¿Pero saben qué sería de verdad fantástico? Que se dejaran de cosas y empezaran a hacer acuerdos con Marvel, quizá obtengan mejores resultados, total, ya llevan tres cintas fallidas ¿qué tienen que perder? Tomen de ejemplo a Sony y Spider Man que va a salir en Civil Wars ¿se imaginan qué hermoso sería ver a los Fantastic Four en tan esperada cinta? Como diría una sabia filósofa originaria de Kentwood Louisiana ¿quieren dinero? ¿Quieren películas exitosas? Será mejor que trabajen perr*s.