No habrá tregua para marginación y pobreza en Sonora:CPA

39
cortesía

Hermosillo, Sonora.- Para la gobernadora electa de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, lo ideal para garantizar un gobierno que responda a las necesidades de sus gobernantes es crear un círculo virtuoso que parta de mayores inversiones, más empresas y empleos mejor pagados, que además eleven la productividad, e impactar así en la economía familiar y en las propias empresas, porque a mayor productividad mayores utilidades y posibilidades de ampliarse, de reinvertir.

Frente a los problemas que hoy enfrenta la entidad, dice a Vértigo, entre los sonorenses ella, su equipo y su partido “tenemos la confianza de los ciudadanos y tenemos los proyectos para darles solución, en especial en materia de salud y educación, así como a los rezagos en infraestructura y empleo”.

El pasado 7 de junio la jornada electoral para elegir en la entidad a nuevo gobernador, 72 alcaldes, 33 legisladores estatales (21 de mayoría y doce de representación proporcional) y siete diputados federales trascurrió en un ambiente tranquilo y sin mayores incidentes.

De acuerdo con los resultados que difundió el Instituto Estatal Electoral una vez procesado 100% de las actas, en un proceso que registró la participación de 52.7% de los inscritos en la Lista Nominal del estado Claudia Pavlovich Arellano recuperó para el Partido Revolucionario Institucional la gubernatura que los priistas perdieron en 2009 frente al PAN.

Pavlovich, abanderada de la coalición Por un gobierno honesto y eficaz que integraron PRI, PVEM y Nueva Alianza, se convertirá en septiembre próximo en la primera gobernadora de la entidad.

En este sentido, Pavlovich Arellano es contundente: “Tengo muy claro que como gobernantes debemos saber escuchar a los ciudadanos, conocer de primera mano lo que pasa en su colonia, en su ciudad. Y no solo eso: ir a los rincones más alejados a ser testigos de la realidad que enfrentan las familias. Un gobierno que escucha y que atiende con respeto a sus gobernados, es un gobierno que seguramente rendirá resultados”, asevera.

Crecimiento

—La economía sonorense, al igual que la nacional, entró en un tobogán desde finales de 2012 hasta los primeros meses de 2015, siendo de hecho una de las tres peor calificadas por el Observatorio Económico en 2013. Hoy se habla, además, de que su gobierno heredará una deuda de 20 mil 366 millones de pesos. ¿Qué propone en concreto para detonar la economía del estado?

—Ya delineamos en campaña un plan de acción: tenemos una ruta trazada para empezar en varios frentes de tal forma, que logremos el anhelo de recuperar la grandeza de Sonora, el liderazgo que antes nos distinguía y que en los últimos seis años desapareció. Queremos que se hable de Sonora en positivo, que destaque por sus buenas noticias, por tener una economía próspera y mejores oportunidades de empleo. Vamos a crear una financiera estatal para apoyar proyectos productivos con tasas de interés bajas; vamos a dar microcréditos a mujeres emprendedoras; apoyaremos ideas de negocios de jóvenes universitarios.

Se pondrá en marcha, dice la gobernadora electa, “un programa de mejora regulatoria, para crear una ventanilla única de trámites para apertura de empresas; con el programa Sonora competitivo y global habrá acciones concretas para atraer inversiones de empresas nacionales e internacionales mediante un organismo promotor que hemos denominado Pro-Sonora. Son muchos planes, ideas que estoy segura iremos concretando, como abrir además nuevos mercados a productos sonorenses. Está también el proyecto Mi primera exportación, para que los productos de nuestra región estén en mercados internacionales”.

Una novedad será también “el bono a nuevas micro y pequeñas empresas para que mejoren la productividad y el salario de sus trabajadores; daremos también un fuerte impulso al clúster minero, al desarrollo industrial, al turismo… Con el programa Sonora emprende impulsaremos la vinculación de las universidades con la industria. Tendremos una universidad en línea, donde los jóvenes emprendedores podrán certificarse. Habrá también becas para nuevas áreas de conocimiento, como la robótica, nanotecnología y sectores como la industria aeroespacial, del software, las telecomunicaciones, la energética…”

Pavlovich destaca igualmente la importancia de la mujer sonorense: “Hemos detectado que un sector muy vulnerable a la hora de solicitar empleo son las mujeres mayores de 40 años, por lo que promoveremos incentivos para su contratación o, incluso, por si quieren iniciar un negocio. No puedo dejar de lado que otros frentes desde los cuales impulsaremos la economía serán el campo y la pesca, con el impulso del Clúster agroalimentario Yaqui-Mayo y el Centro logístico de productos del mar. Los sectores primarios son prioridad”.

—¿Cuáles son a su juicio los principales polos de desarrollo que Sonora debe impulsar para garantizar un crecimiento económico, eficiente y continuo?

—Desde el diseño mismo de la política económica estamos considerando un fuerte impulso para el desarrollo de las regiones acorde a su vocación productiva y donde se presenten grandes rezagos vamos a abrir nuevas oportunidades, con nuevas empresas o nuevas industrias que generen empleos. Estoy segura de que si damos un fuerte impulso al campo, a la pesca, a la industria, al turismo, vamos a mover la economía, vamos a mover a Sonora y estaremos frente a otra realidad, una realidad en la que se reduzca la brecha de la pobreza, en la que tengamos mejores vialidades y carreteras, empleos mejor pagados, regiones con acceso a más tecnología y, en general, un mayor crecimiento.

Transparencia

—Durante su campaña señaló a Vértigo que gran parte de los rezagos en la entidad se deben a lo que calificó como “la tremenda corrupción de los panistas”. ¿Cómo erradicar ese corrosivo flagelo de la administración pública estatal?

—Así es: la corrupción es el origen de muchos males y de los grandes rezagos en Sonora. Y la mejor forma de erradicarla es siendo muy claros desde el inicio. Como ya lo he declarado desde la campaña, en mi gobierno debe haber servidores públicos honestos, que tengan muy claro que los sonorenses nos dieron su confianza porque esperan que les sirvamos y no que nos sirvamos de ellos. No voy a tolerar la impunidad ni la corrupción. Lo que yo haga será ejemplo para mis hijas y quiero que se sientan orgullosas de su madre, que vayan por la vida con la frente en alto porque trabajé arduamente y no permití que ninguno de mis colaboradores faltara a mi confianza y a la de los sonorenses.

Claudia Pavlovich revela que hizo “un compromiso con mi padre, con mi madre, con mi esposo y con mis hijas: gobernar con honestidad y con transparencia. Y a ellos y a todos los sonorenses les he dicho que yo no les voy a fallar, y por supuesto que lo voy a cumplir”.

Advierte que si a alguno de sus funcionarios “se le hace fácil caer en la corrupción, no lo voy a permitir: quien se atreva se va, pero antes será sancionado acorde a la falta que cometa. Pondremos en marcha un programa de monitoreo de la situación financiera y patrimonial de los funcionarios públicos, una Contraloría realmente autónoma, que no dependa de la gobernadora. También un sistema estatal de transparencia y rendición de cuentas. Y para que no haya limitaciones por falta de regulación, voy a impulsar las reformas que sean necesarias para que la Contraloría tenga facultades para proceder jurídica y administrativamente contra el patrimonio de funcionarios corruptos. La idea es tener todas las atribuciones legales para castigar a los funcionarios y ex funcionarios corruptos”.

Sociedad

En cuanto al apoyo social para esta tarea, añade que “vamos a empoderar también a los ciudadanos con los Comités de integridad, para que evalúen el desempeño de los servidores públicos y contribuyan a prevenir los riesgos de corrupción; la gente quiere participar y vamos a abrirle los espacios”.

—Si el bienestar de la población será la prioridad de su administración, ¿qué clase de política social debe implementarse para disminuir la desigualdad, la pobreza, el rezago, la exclusión y la marginación?

—La política social de mi gobierno irá muy ligada a la política económica, porque se necesita de una gran promoción, un fuerte impulso para detonar el crecimiento de Sonora y si hay buenos empleos contribuyes a que más familias tengan acceso a una mejor calidad de vida. Nuestra meta es no dar tregua al combate a la pobreza y la marginación. Por eso en uno de los ejes de gobierno, que hemos llamado Sonora como una sola familia, delineamos acciones muy focalizadas a abatir rezagos sociales, que incluyen a todos, niños, jóvenes, adultos mayores, mujeres, personas con discapacidad, tanto en zonas urbanas como rurales y en comunidades indígenas”.

Asimismo, añade, “vamos a trabajar en la prevención de adicciones, a reforzar la integración de discapacitados. Para nuestros abuelos habrá una unidad geriátrica en el Hospital General. Recuperaremos el programa Peso por peso, que la actual administración dejó a su suerte…”

La gobernadora electa insiste en señalar que “esta política va ligada a la económica por programas como los de empleo para mayores de 40 años, que te comentaba hace rato; el financiamiento a micro y pequeños negocios; también impulsaremos estancias infantiles con horario extendido para que las madres trabajadoras estén tranquilas de saber que sus hijos están bien cuidados”.

Con un manejo responsable de los recursos públicos, agrega Claudia Pavlovich, “tendremos un gobierno eficiente; poco a poco se notará la mano de la gobernadora, la determinación de hacer las cosas diferentes y hacerlas bien. Eso te lo aseguro”.

—En este sentido, un segmente poblacional que demanda especial atención es el de las comunidades indígenas, particularmente las tribus yaquis y guarijíos. ¿Qué les ofrece su futuro gobierno?

—Por supuesto, las comunidades indígenas son de las que presentan los mayores rezagos sociales y además de los programas que ya te decía, enfocados a los sectores más vulnerables, tenemos planeadas más acciones, no sólo para los yaquis, los mayos, los guarijíos, sino para todas las etnias de Sonora. Vamos a poner en marcha un esquema de comercio justo que dé acceso al mercado a los bienes y servicios producidos por los pueblos y comunidades indígenas; acercaremos los servicios de atención ciudadana y daremos prioridad a las acciones de salud y alimentación”.

Como parte fundamental de las políticas públicas en apoyo a las comunidades indígenas, indica Pavlovich, “les vamos a dar asesoría legal con abogados bilingües, para que tengan el mismo acceso a la justicia que el resto de los sonorenses; promoveremos empleos de calidad, incluyendo un programa laboral para jornaleros agrícolas, que ofrezca trabajo temporal en obras y servicios del gobierno del estado, una bolsa de trabajo para jefas de familia y para adultos mayores”.

Al respecto, destaca: “Quiero decirte que tuve el honor de ser recibida por gobernadores de la tribu yaqui en la ramada tradicional, donde les refrendé mi compromiso para velar por los derechos de los indígenas, para atender sus inquietudes, como la necesidad de más empleos y, por supuesto, dejé en claro que a diferencia del gobierno estatal actual, en mi gestión habrá un total respeto a sus usos y costumbres”.

—Ya que aborda usted el tema de las fuentes de trabajo, ¿cómo enfrentar problemas en materia de desempleo, salud, educación y desarrollo de infraestructura en general?

—De la forma como lo dijimos reiteradamente en campaña: con honestidad, con un gobierno que haga un uso eficiente y responsable de los recursos públicos, estirando el dinero, como lo hacen miles de mujeres para que alcance lo mejor posible para que sus hijos coman, vistan y calcen”.

Garantías

Además del uso responsable de recursos, señala, “es importantísimo contar con un plan de gobierno, con un diseño adecuado de políticas públicas, de las que se desprendan programas y acciones viables, financiera y socialmente hablando”.

—¿Y qué hacer contra la violencia y la inseguridad pública?

—Es una de las demandas más sentidas de la población, la gente quiere sentirse segura al salir a la calle, al trabajo, a la escuela, con la confianza de regresar con bien. Algunos de los planes que tenemos en materia de seguridad son la creación de un laboratorio estatal contra el crimen, con instalaciones de alta tecnología, una agencia de seguridad e inteligencia, lo que llamamos el C5, para tener mejores resultados a partir de una mejor coordinación en todas las áreas involucradas”.

Se tiene prevista también “una red de alarmas y videovigilancia en las colonias, patrullas con cámara-testigo y georreferencia, y otros dos aspectos muy importantes: la creación de la Universidad Estatal contra el Crimen y acelerar la implementación del nuevo sistema de justicia penal, donde Sonora ocupa el vergonzoso último lugar nacional en avances”.

—¿Cuáles son, a grandes rasgos, los problemas de la entidad que ha decidido atender lo más pronto posible?

—Aunque tenemos proyectado iniciar en forma integral con la atención de los rezagos, sin duda que la generación de empleos es punta de lanza para un efecto dominó que vaya impactando de forma positiva en otras áreas. Así que los planes en materia de desarrollo económico van entre las prioridades”.

Otra muy importante, agrega Pavlovich Arellano, “es la salud, una de las áreas que más dejaron caer en esta administración. Vamos a entrarle garantizando un trato digno, porque los pacientes merecen una atención de calidad y en eso va además el abasto de medicamentos, que actualmente es un desastre y del que todos los días hay queja en medios y en redes sociales”.

La problemática de las escuelas es una prioridad también: “Algo tan importante por la trascendencia de formar a nuestros niños y jóvenes, y que no tengan ni dónde sentarse es inadmisible. Vamos por el rescate del sector educativo”.

Una prioridad más “es el combate a la corrupción, porque los sonorenses ya vivieron una amarga experiencia con los panistas y no están dispuestos a pasar por lo mismo otra vez. Por eso ganamos: porque confían en nosotros, en nuestra honestidad, en nuestros proyectos. Por ahí nos llegaron a decir que representábamos la esperanza, así que no les vamos a fallar”.

—Y en el plano político, ¿cuál es su lectura acerca de los resultados tan favorables para el PRI en la elección del pasado 7 de junio?

—La lectura es que los ciudadanos te dan o te quitan un voto de confianza, según como te conduzcas, según las expectativas que tu proyecto genere. En toda democracia se gana y se pierde. Y como me ha dicho mi madre, doña Alicia Arellano, “que la victoria no se te suba a la cabeza y la derrota no se te quede en el corazón”.

Respuestas

Los ciudadanos, explica, “nos otorgaron un voto de confianza; nos dijeron ‘vamos por la segunda alternancia’; muchos no son simpatizantes del PRI ni del PVEM o el Panal: son simples ciudadanos apartidistas, pero conscientes de la situación del estado y que vieron en este proyecto, en la coalición, la mejor opción para gobernar Sonora en los siguientes seis años. Sé el gran compromiso que eso representa y estoy decidida a dar el extra para que los casi 500 mil sonorenses que votaron por mí, y todos los que no lo hicieron, vean que íbamos en serio, que esto no era un juego, que estoy preparada para el reto”.

—Finalmente, ¿cómo impulsar la reconciliación de los sonorenses luego de la enconada campaña electoral y lograr el apoyo de la oposición en sus planes de gobierno? ¿Habrá gente de otros partidos en su gabinete?

—Es importante que todos entendamos, los que ganamos y los que perdieron, que Sonora nos necesita. Yo espero que una vez que se haya dado vuelta a la página todos tengamos claro que hay muchos problemas, muchos rezagos por atender. Y en ese sentido, no haya acciones que vayan en contra. La forma de reconciliar a Sonora es con madurez política de todos. Por mi parte, ofrezco un gobierno que sabrá escuchar, conciliar, llegar a acuerdos con total transparencia, como exigen los ciudadanos. Atenderé las inquietudes y señalamientos que se hagan. A partir del 13 de septiembre ya no se trata de partidos, sino de ciudadanos, de ejercer el gobierno con firmeza para cumplir los compromisos que asumimos con los sonorenses.

Y en este sentido, concluye Claudia Pavlovich, “espero encontrar madurez y respeto en aquellos actores políticos que al calor de las campañas se dedicaron a ofender, a agredir por todos los medios a su alcance, porque la gente ya no quiere saber de enfrentamientos. Respecto de mi gabinete, no solo habrá priistas: también ciudadanos sin partido y no descarto que haya de otros partidos. Dependerá de los perfiles. Pero te aseguro que me voy a hacer acompañar de las mejores mujeres y los mejores hombres en mi gobierno, para dar los resultados que Sonora necesita”.

Perfil de Claudia Pavlovich Arellano

Nació en Magdalena de Kino hace 45 años. Estudió Derecho en la Universidad de Sonora. Ha sido regidora del ayuntamiento de Hermosillo, presidenta del PRI municipal y estatal, así como diputada local. En 2012 fue elegida senadora, pero dejó su escaño el 21 de enero pasado para contender en la elección del 7 de junio próximo. Con su victoria, se convirtió en la primera mujer que alcanza la gubernatura del estado.

http://www.vertigopolitico.com/articulo/33941