Los generales de Huatabampo

1341

Tiempos de gloria, de los que ahora solo quedan los nombres de las estaciones del tren: Estación Don (por Don Luis), Estación Luis (por Don Luis Emeterio), Estación Corral (por Ramón Corral Verdugo), Estación Lencho (por Lorenzo Torres) y Estación Torres (por Luis Emeterio Torres). Todos fueron muy duros… pero no ladrones.

Difícilmente encontraremos un pueblo que con tan pocos años de fundado, haya vivido con tanta intensidad diversas etapas de la historia de México y Sonora. Una serie de acontecimientos que forjaron su identidad y lo ubicaron rápidamente en el mundo, ¿por qué?
A principios del siglo XX, Huatabampo vivió entre sus vecinos y sus fuerzas políticas la pugna Díaz-Madero. A favor de Díaz: Ramón Ross, Francisco y José Obregón, y con Madero: Álvaro Obregón, Serrano, Hill y Velderráin; estos últimos se negaron a firmar el acta municipal de apoyo a don Porfirio. Al final, el presidente municipal José Tiburcio Otero se retiró del poder, quedando como encargado del despacho José Obregón. Era mayo de 1911.
Entre 1891 y 1910, Huatabampo llegó a tener 2 mil habitantes. El pueblo vivió también intensamente los efectos políticos y sociales del cuartelazo de Victoriano Huerta y el asesinato de Madero y Pino Suárez, desatando energías sociales y acciones políticas importantes con vecinos del pueblo que brillaron en la historia, como Álvaro Obregón,Hill y Francisco Serrano.
Se crearon -en el seno de la comunidad- divisiones internas por la ruptura entre Villa y Carranza y la alineación del gobernador Maytorena con el Centauro del Norte. Fue por eso que a mediados de 1915 perdieron la vida el presidente municipal Benjamín Almada (1913-1915) y el coronel chihuahuense encargado de la plaza militar Benjamín Chaparro, a manos de las fuerzas Maytorenistas comandadas por Ignacio Otero Pablos.
Francisco Serrano había sido secretario particular del gobernador Maytorena y su ascenso y caída estarían ligados posteriormente a Obregón y Calles. Huatabampo también experimentó avances en la agricultura y las comunicaciones en el período como presidente de México (1920-1924) de su ex presidente municipal. El ferrocarril de Navojoa a Yavaros empezó a construirse en la presidencia de Obregón y se concluyó totalmente ya en la gestión del presidente Plutarco Elías Calles.
Huatabampo se sacudió política y socialmente con el pleito de Serrano contra Obregón por la presidencia de la República, que culminara con la muerte del primero en octubre de 1927,la crisis se agudizó con el asesinato del presidente electo Álvaro Obregón el 17 de julio de 1928. Todavía en 1929 pegó en el municipio la llamada rebelión renovadora y la desaparición de los tres Poderes decretada por el Senado que significó la caída del gobernador Fausto Topete un aguerrido partidario de Obregón y vecino del pueblo.
En 1932 fue asesinado el ex presidente municipal Bernardo Gastélum a la salida de un baile. En 1946, Huatabampo se polariza políticamente con la lucha entre Ignacio Velderráin y Rodolfo Ruiz Gómez por el gobierno municipal, que gana el primero, y en 1965 sale abruptamente del poder el presidente Martín Larrauri (1964-1967) a la muerte de su suegro, el ex gobernador Anselmo Macías Valenzuela.
Se experimentó una intensidad política y social fuera de serie vivida en el municipio en muy pocos años. Y no era para menos: Huatabampo fue fundado primero como comisaría de Navojoa en 1891 y reconocido como municipio hasta 1898. Tanto López Yescas como Hernández Salomón, -los historiadores más reconocidos sobre el tema-, han aportado las pruebas irrefutables y las fechas exactas de esos hechos.
El pueblo se fundó buscando garantizar un lugar seguro, alto y libre de la amenaza de las frecuentes inundaciones del Río Mayo. Comenzó a poblarse con la gente resguardada en Chijubampo.
Para 1899, ya tenía en Pedro Zurbarán -un médico práctico sin título y yerno de Apolonio Talamante- a su primer presidente municipal (1899-1901). Zurbarán sería otra vez alcalde en 1903 y cuando intentó serlo por tercera ocasión en 1911 compitió contra Álvaro Obregón, quien finalmente y después de alegatos sobre la legitimidad de la elección y litigios en el Congreso local, fue reconocido como presidente municipal triunfante para el período 1911-1913. Zurbarán murió en mayo de 1923.
Fue el gobernador Ramón Corral quien fundara la primera escuela primaria del municipio en 1891, nombrando como directora a Rosa, hermana de Álvaro Obregón, que había llegado al pueblo a finales del siglo XIX a reunirse con sus familiares (17 hermanos), algunos de los cuales se le habían adelantado mientras aquél probaba suerte en otros empleos, como agente de ventas, comerciante o dependiente. Fue nombrado profesor de primaria en Moroncárit en 1900, en 1903 se casa con Refugio Urrea y en 1905 adquiere la “Quinta Chilla”. Sería después regidor del ayuntamiento.
Corral -alamense de nacimiento- había hecho muy buenas relaciones con los hermanos de doña Cenobia, madre de Álvaro, quien trabajó para su causa para completar la fórmula Díaz-Corral cuando una parte del gabinete de Díaz -llamada los científicos- rechazaba a Corral e impulsaban a Limantour y Reyes para la Vicepresidencia.
Ya en la Revolución, el síndico de Navojoa Benjamín Hill pretendió motivar a varios vecinos de Huatabampo para que participaran al lado de Francisco I. Madero en su lucha contra el gobierno de Porfirio Díaz. Hubo divisiones y diferencias de opinión entre los vecinos más influyentes, quizá por el compromiso con Corral o por las difíciles circunstancias que por entonces se vivían en el pueblo. Ya con la revolución triunfante y con el desplazamiento de José Tiburcio Otero (sobrino) y un breve interinato de José Obregón, hermano de Álvaro, fue que Obregón se animó a entrarle a la lucha política, logrando la presidencia municipal en 1911. Para entonces, Corral convalecía en París de cáncer en la garganta. Murió allá en 1912.
El 15 de septiembre de 1892, en Huatabampo se inaugura la entrega de 43 títulos de propiedad entre 35 familias, donde solo había puro terreno plano pero enmontado, y una población desesperada que no veía la suya con las inundaciones provocadas por las frecuentes crecientes del Río Mayo.
Tan fuertes era las avenidas del río que las crecientes recordadas por los lugareños de esas épocas platicaban cómo pueblos enteros desaparecían del entorno geográfico de la región. Dice Hernández Salomón: “En octubre de 1868, un ciclón que azotó la región provocó la desaparición de todos los pueblos estacionados en las riberas del Río Mayo. Los pueblos de Navojoa, Etchojoa, Cohuirimpo y Santa Cruz del Mayo desaparecieron, incluyendo sus templos construidos por los jesuitas. Los habitantes de Santa Cruz se desplazaron a Chijubampo (hasta 1892). Posteriormente esas familias vienen a radicarse al pueblo nuevo construido por la Comisión Científica que lleva el nombre de Huatabampo”.
Los apellidos de las primeras familias que ocuparon los solares eran comunes en la región, mezclaban la tradición indígena con los primeros llegados de otras regiones a buscar suerte en la siembra de garbanzo, principalmente de pueblos mineros a la baja por la crisis en los precios de los metales, como Quiriego, Minas Nuevas, La Aduana, Álamos, y El Fuerte de Sinaloa. Los apellidos originales de los primeros adquirientes fueron: Baumea, Cota, Baynori, Rosas, Carlón, Jocobi, Murillo, Cruz, Espinoza, Sotomea, Yocupicio, Quijano, Valenzuela y Vásquez, entre otros.
Los funcionarios que organizaron la ocupación del asentamiento humano tuvieron el cuidado de reservar los espacios para el templo, la escuela, el palacio de gobierno, la plaza pública, el mercado y el panteón. La dotación de agua la garantizaban a través del Bacerán.
Salvo la iglesia vieja que funcionara entre 1913 y 1955 a un lado del mercado, las demás edificaciones siguen en los lugares previamente señalados por la comisión. Los nombres de las calles y la plaza pública se derivan del momento histórico de la fundación del pueblo, principalmente con personajes de la Independencia y la Reforma. “El aroma de un liberalismo plagado de espíritu laico, anécdotas heroicas y fervores por el santoral republicano de reciente y triunfal memoria” (Aguilar Camín). Eso explicaría también que ni en Huatabampo, Álamos, Navojoa y Etchojoa, el palacio de gobierno fuera ubicado frente a la iglesia, como sucedió con las cabeceras municipales más antiguas en el centro y sur de México.
En 1892 gobernaba Sonora el coronel Luis E. Torres. Su secretario de Gobierno era Ramón Corral -de Álamos-, mismo que ocuparía la gubernatura de 1895 a 1899 y que influyera para declarar municipio a Huatabampo, mediante decreto del 11 de noviembre de 1898.
Militares con grado de general, vecinos y nativos de Huatabampo, han llegado a contabilizarse más de veinte.Por ahora señalamos a quienes ocuparon puestos políticos: Álvaro Obregón, presidente de la República. Fausto Topete (1927); Jesús Gutiérrez Cázares (1935) y Anselmo Macías Valenzuela (1939) fueron gobernadores. Ignacio Otero y Ricardo Topete brillaron en la administración pública y en la milicia; fueron fuertes aspirantes al gobierno estatal.
El caso de Pablo Macías Valenzuela,hermano de Anselmo(ambos de Agiabampo) se registra como gobernador de Sinaloa de 1945 a 1950.
Con el tiempo, el pueblo se formó y enriqueció con migrantes provenientes de otras regiones del Estado,de otras entidades de México y de otras naciones. Apellidos como Ruiz, Esquer, Velderráin y Parada (Baroyeca, Quiriego); Muñoz, Urrea, Almada y Torres (Álamos); Ibarra, Larrinaga, Larrauri, Goycochea,Planagumá y Alonso (España); Rosas (Aduana); Serrano, Pacheco, Cota,Soto (El Fuerte); Martínez,Romo (Zacatecas); Otero (Quiriego y Bcs) Zurbarán (Jalisco). Entre las dos guerras mundiales y la gran depresión de 1929 fue notable el arribo de familias del extranjero: Káram, Mosri, Gattaz, Ayub, Vícher Curi y Atrip (medio oriente); Stamatis y Pitzaky (Grecia); Chy Yong, Hull, León, Lam, Chang (China); Kameta, Okuda, Oba, Kawaminami y Kawano (Japón); Salgueiro (Portugal); Hudec (Yugoslavia); Bleizeffer (Rumania); Villedent, Bauman (Alemania); Gauthereau,Petrisans (Francia); entre muchos otros, que fueron poblando el municipio, dándole la composición social y cultural que por años lo ha proyectado en la región y en el mundo.
Huatabampo y su historia, todavía tienen mucho que dar. “25 de marzo de 1891 la fundación del pueblo, en junio la primera escuela y el 15 de Septiembre de 1892 la entrega de los primeros solares en ceremonia presidida por José Tiburcio Otero de la zona militar, Víctor Cota comisario de policía y Trinidad Rosas (padre del alcalde T.B.Rosas y abuelo de Emilio) como juez local” (Hernández Salomón). Creado municipio por decreto del 11 de diciembre de 1898.¿Que celebramos?.Los orígenes y su fundación.
Celebramos a Huatabampo que en 124 años ha aportado una historia rica,de lucha,esfuerzo, trabajo, grandeza, tragedias y esperanzas con personajes de primera línea en la historia de México y Sonora.
Recobrar y reconstruir ese legado, y honrar a sus fundadores,es ahora el gran reto. Olvidarlo no solo sería un grave error,sería una irresponsabilidad histórica mayor con un pueblo al que tanto se le debe…y le debemos.
bulmarop@gmail.com