Para entender Sonora

99

Por Bulmaro Pacheco

 

Sin que dejen de caer todavía datos, cifras y actas del conteo oficial sobre le elección del 7 de junio en Sonora, aquí, allá y acullá se cruzan versiones, comentarios e interpretaciones sobre el voto emitido por los ciudadanos, y en donde estuvieron en juego cientos de cargos de elección popular incluidas las fórmulas completas de los ayuntamientos. ¿Razones? Hay muchas… ¿Interrogantes? También. Veamos:

¿Ya hay una interpretación real de lo que pasó el domingo 7 de junio en la elección de Sonora?

Todavía no. Falta el conteo final y mucho por hurgar, muchas cuestiones que requieren investigación, razonamientos sobre situaciones especiales, comparación de cifras y datos, testimonios de los actores principales, así como palpar directamente versiones de quienes participaron activamente en el proceso electoral: funcionarios electorales, autoridades constituidas, observadores ciudadanos o candidatos. Todavía faltan varios elementos para integrarlos a una interpretación cabal de los hechos, para evitar caer en teorías simplistas, correr el riesgo de falsificar la historia, o dejarse llevar por la frivolidad de interpretaciones ligeras, o dejarle todo a la visión partidista de las cosas. La llegada al poder de una primera gobernadora en Sonora desde 1831, cimbra la política local y el curso de su historia.

Hay cosas de fondo que se deben entender muy bien. Hasta ahora, ni los propios partidos ni sus dirigencias han digerido ni procesado en su justa dimensión el mensaje del electorado del pasado domingo. Están engarrotados en una especie de shock emocional y político.Les urge despertar y entender a cabalidad su nuevo papel y el nuevo momento histórico de Sonora.

¿Voto de castigo de la gente contra el PAN y el gobierno?

Es la versión más cercana a la realidad aunque en el PAN digan lo contrario presumiendo sus controvertidas victorias en San Luis,Nogales, Peñasco, Guaymas y Navojoa para tratar de desmentir la tesis. Como que olvidan que hubo voto diferenciado, porque los resultados adversos al PRI en algunos municipios no necesariamente reflejaron la del gobierno estatal. Claudia Pavlovich ganó en 53 municipios. Javier Gándara en solo 19. En el caso del voto diferenciado habría que repensar a fondo el desempeño de algunos presidentes municipales del PRI castigados por los electores con el voto en contra de sus candidatos municipales, pero a favor de la candidata del PRI.

El elemento clave del abrumador voto en contra del PAN se registra como una especie de rebelión ciudadana por el hartazgo,coraje y enojo de la gente contra el gobierno del PAN.

¿Fallaron los operativos electorales que al PAN le dieron victorias en años anteriores?

Los estrategas del PAN en materia electoral se hicieron bolas y en muchos casos perdieron el sentido de la realidad. Cantaron victorias anticipadas, creyeron que con dinero podrían comprarlo todo y con la policía controlar lo demás, incluida la voluntad de los electores, presumieron inexistentes logros del gobierno y calcularon mal el voto duro, incluyendo el de sus clientelas sexenales y el de la burocracia estatal, que les dio la espalda.

¿Por eso la desesperación de los últimos días de campaña?

En los últimos días de mayo, se aterraron por los datos de los sondeos que mostraban ya a Claudia Pavlovich por arriba de Javier Gándara, llegando incluso a manipular encuestas para aparentar que nada pasaba. Descubrieron que su alianza de facto con el PRD no se reflejaba en los números, y ante la debilidad política sentida les dio por auto promoverse apoyos: Utilizaron a una parte de la familia Colosio, exhibieron firmas de tránsfugas del PRI a plana entera, inventaron con perversidad lo de los “25 mil seguidores de Ernesto Gándara” a favor de Javier, engatusaron al dirigente estatal del partido Movimiento Ciudadano y operaron con fuerza y sin límite de recursos económicos en aquellos municipios donde sus candidatos municipales llevaban ventaja como Puerto Peñasco, Nogales,Agua Prieta, Guaymas y Navojoa para contrarrestar la paliza que ya olfateaban en Hermosillo y Cajeme.

¿Por eso manejaron la tesis de que la elección lucía muy cerrada?

Claro, querían mandar el mensaje a sus operadores de que deberían aplicarse a fondo para conseguir el mayor número de votos posible y con eso justificar cualquier operativo, incluyendo la utilización de los cuerpos policiacos para tratar de amedrentar votantes en zonas serranas,rurales y de riesgo electoral. Fueron las encuestadoras de TM reporte, Gabinete de Comunicación Estratégica y el CUEOP Unison las únicas que acertaron, porque siempre manejaron de 4 a 8 puntos de ventaja de Claudia sobre Gándara. Se sostuvieron y al final acertaron.

¿Y el desaseo de las encuestas amañadas para culpar y dañar?

Durante los últimos años, los panistas pervirtieron -desde el gobierno estatal -el sistema de levantamiento de encuestas, porque solo las utilizaban para tratar de dañar adversarios. Era muy frecuente despertar temprano al ciudadano para recibir llamadas telefónicas para preguntarle si sabía “que tal personaje estaba ligado al narcotráfico” o si “otro personaje había recibido prebendas por la representación”, etc. La gente se cansó de la manipulación de esas encuestas y en las buenas,no contestaba por enfado o por desconfianza, y se declaraba indecisa.

Eso explica que en ninguno de los sondeos disminuía el porcentaje de indecisos, y también que por eso la gente se volvió desconfiada y al final, se guardó las respuestas para el día de la elección. Los indecisos se volcaron a favor del PRI, eso explica las mayorías en Hermosillo y Cajeme, entre otros.

 

¿Qué significa entonces el hecho de que Claudia haya ganado en 53 municipios y Gándara en 19 y que el PRI solo haya ganado 38 ayuntamientos y el PAN 24?

Significa que hubo voto diferenciado y que cuando el elector votaba por Claudia, no necesariamente cruzaba la papeleta a favor del resto de los candidatos del PRI. Eso, al principio no le cuadró a los panistas y por eso confundieron inconsistencias con incidencias en las actas de la elección. No se explicaban lo que había sucedido y no era para menos. En San Luis Río Colorado el candidato del PAN a presidente municipal Enrique Reina ganó por 7500 votos y Javier Gándara solo por 223. En Navojoa el candidato panista a la alcaldía ganó por 12,300 votos y Claudia ganó por 1,500,en Nogales el PRI perdió la municipal pero Claudia ganó con más de 2 mil votos. En Plutarco Elías Calles el PRI quedó en tercer lugar en la municipal pero Claudia ganó con 880 votos. Fueron muchos casos así.¿Como explicar esa diferenciación sin que entraran en crisis sus predicciones?

¿Las derrotas del PRI en algunos municipios fue causa de la operación o equivocaciones?

Varios factores,varios ejemplos: Cambio de candidato de última hora con desacuerdos y fractura partidista en Navojoa; ir contra la militancia, como en el caso de Bacanora; abusar en la selección de candidatos a regidores y conflictos con el alcalde, como el caso de Guaymas;fractura política insalvable candidato-alcalde en Nogales;diferencias en la selección de candidatos también con el alcalde en Puerto Peñasco; Excesos de los grupos de poder como en Plutarco Elías Calles,alianzas no muy bien diseñadas con el Verde y el Panal; tránsfugas y decisiones farragosas en Quiriego y Bácum; resistencia al cambio y mala información, como el caso de Agua Prieta; y una mala asimilación de la alianza PRI-Verde PANAL en varios municipios serranos donde la militancia priista en no pocos casos quedó a la cola de las postulaciones sin participación alguna.

¿Fueron significativos para el PRI los casos de Cajeme y Hermosillo?

En el PAN le apostaron todo al acueducto Independencia para ganar la elección en Hermosillo y se equivocaron. En Cajeme calcularon que los agravios causados por la obra del acueducto habían disminuido a un grado tal de creerlos olvidados, y también se equivocaron. Tanto en la capital como en Cajeme,el PAN se dividió antes de la postulación de candidatos y el PRI casi les saca carro completo en ambos municipios,algo que no sucedía desde la elección de 1988 cuando solo se perdió el distrito III de la capital.Al ganar Hermosillo, Cajeme,Navojoa y Nogales y empatar en San Luis Río Colorado el PRI trazó la ruta de la victoria en la gubernatura.

¿Algunas particularidades de la elección en Sonora?

Varias, por ejemplo: La primera vez que el partido Movimiento Ciudadano va a gobernar 4 municipios en el estado. La recuperación por el PRI de Caborca donde no ganaba una elección desde 1994. La recuperación de Arizpe,San Pedro de la Cueva y Yécora, con 12 años de gobiernos panistas. La derrota de la familia Terán en Agua Prieta. La vuelta del PRI a Suaqui Grande, donde había gobernado en una sola ocasión desde 1991. La quinta elección (una extraordinaria) de Guadalupe Bujanda como presidente de Rosario Tesopaco y el récord de ser el primer sonorense en ocupar cuatro veces una presidencia municipal. También, que de los 72 municipios de Sonora se mantienen sin alternancia de partido en el ayuntamiento Oquitoa y Rosario Tesopaco. Los casos del boxeador José Luis Castillo y Ubaldo Ibarra en Empalme y Etchojoa demuestran que se puede ganar una elección con más coraje y voluntad que con exceso de recursos,aún enfrentados a poderes facticos.

Y los candidatos Independientes en Sonora, ¿por qué ninguno llegó?

Algunos no hicieron campaña y no se notaron, otros, vergonzosamente se aliaron al PAN pidiéndole que no apoyara a sus propios candidatos, otros más no se animaron a dar la batalla. En total fueron seis, 4 a alcaldes y dos para diputados locales… Después de ver al Bronco, quizá para la próxima.

¿Cuál sería entonces el mensaje del electorado el pasado domingo?

Para el PRI una enorme responsabilidad porque el electorado le está enviando la señal de que quiere un cambio profundo en el manejo del gobierno estatal. La gente demanda Cercanía,Atención,Honradez y Eficacia.

Votó un electorado harto de la deshonestidad en los asuntos de gobierno por   Claudia Pavlovich con la confianza de que promoverá cambios y forjará un estilo distinto al padecido en el sexenio que concluye.

Un mensaje de reprobación hacia el PAN por el enorme peso de la corrupción del gobierno sentida en el ánimo de la población.

Las izquierdas en Sonora siguen en crisis. La fragmentación de sus partidos y candidatos, provocó que el votante no los distinguiera ni los ubicara como una opción real de gobierno. Ascenso de Movimiento Ciudadano,crisis grave en el PRD,aparición leve de Morena y desaparición del PT.Nada que contar. Sus victorias han sido pírricas y casi no se notan. Lamentable para Sonora que requiere de una izquierda fuerte, moderna y entreverada con las numerosas demandas de la sociedad.

El mensaje ahí está. Queda en manos de los partidos y los candidatos triunfantes hacerle caso, porque si no…Se agotaría muy pronto el bono de confianza ciudadana y entraríamos en otro modelo. Otra historia.

bulmarop@gmail.com