Marvel vs DC: la historia sin fin

111

Mis queridos lectores, por si no saben (obvio imagino que sí, a menos que vivan en una piña debajo del mar) ya se estrenó Avengers: Age Of Ultron y al mismo tiempo somos bombardeados con miles de filtraciones sobre Batman vs Superman y Suicide Squad, la lucha está reñida y las casas editoriales están en fuego cruzado al centro de nuestro corazón para ver quién gana la corona y quién se lleva más dinero de nuestros bolsillos. Tanto Marvel como DC tienen miles de fans, por lo tanto la pregunta más realizada después de ¿fue María Paula la que quedó viva?, ¿Elvis Presley sigue vivo?, ¿está Paul McCartney muerto?, ¿Lorena Herrera es hombre? Es ¿cuál editorial es la mejor?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla, el tema en sí provoca más peleas que cuando se habla de religión o política, ya que no existen respuestas correctas o incorrectas si no demasiadas variables a considerar para generarla. Ambas compañías nacieron en una etapa donde se necesitaban héroes e historias fantásticas para escapar de la oscura realidad que ofrecían una guerra mundial y una depresión económica. DC cobró vida en 1934 y Marvel en 1939, la primera cuenta con más de 20 mil personajes y la segunda con 7 mil, ambas casas cuentan con héroes emblemáticos y figuras icónicas para muchas generaciones. La diferencia aquí es que quizá los personajes más famosos de DC son casi semidioses o habitantes de otros planetas que llegan a salvar la tierra, mientras que Marvel ha optado por humanizar más a sus héroes o darles una forma más “real” al obtener sus poderes, ya sean picaduras de insectos, experimentos, mutaciones, en lugar de “fui tocados por los dioses o así nací y qué”.

Se puede decir que DC llevaba ventaja por tener más bagaje tanto en cine como en televisión con más éxito (de cierta forma), por ejemplo la serie de Batman con Adam West, la caricatura de “Los Super Amigos”, Wonder Woman con Lynda Carter, Superman con Christopher Reeve, etc, etc. Mientras que Marvel en aquel tiempo solo contaba con una serie de Hulk y algunas películas de bajo presupuesto, sin embargo, todo cambió para la casa de las ideas cuando llevaron a los X-Men al cine generando lo que hoy conocemos como el “Universo Cinematográfico de Marvel”, quienes llevan la batuta actualmente, porque han apostado inteligentemente por darle oportunidad a personajes quizá no tan icónicos pero que se han hecho de un segundo aire de fama, ya tenemos serie de Daredevil, esperamos película de Blackpanter, Miss Marvel, etc. Mientras que DC se aferra a los mismos personajes (no aplica para Wonder Woman), tenemos 7 películas de Batman y varias series tanto en animación como en live action y lo mismo pasa con Superman.

Como ven, elegir a un ganador no es fácil, es cuestión de gustos, todos tenemos un personaje favorito que nos hace tomar partido, pero les tengo algunos puntos que pueden tomarse a consideración para lograr un veredicto:

Si hablamos de historias la cosa es bastante pareja, pero si nos enfocamos en los comics DC se lleva el primer round, nos han regalado Infinite Crisis, The Killing Joke, Superman All Star, Identity Crisis, Blackest Night, etc. (No por eso hacemos menos a House Of M, Planet Hulk y Civil Wars ¿ok?). En personajes a pesar de contar con un número menor Marvel gana el segundo round, la casa de las ideas llegó más allá en el trasfondo de sus personajes (si no me creen lean Red Room de Black Widow), lo que ha hecho que se construya el Universo Marvel tal cual lo conocemos hoy en día.

No es mi intención cambiar percepciones ni decirles cuál es mejor, mi intención es mostrarles lo que tiene en la mochila cada editorial, el punto es disfrutar y ponernos la capa para salvar al mundo en cada historia que nos muestren, material lo tienen y como tiempo es lo que sobra de seguro no pararán de sorprendernos (y de sacarnos más dinero), de eso estamos seguros.

Ahora, si de verdad quieren un ganador, les recomiendo el crossover de 1996 “Marvel vs. DC” a cargo de Peter David y Ron Marz, les prometo que el resultado no se lo esperan.

*Agita su martillo y sale volando*