Ni reinas, ni esclavas: mujeres

580

Estamos a nada del estreno de la versión live action de Cenicienta, un clásico de princesas donde la joven protagonista es una mujer sufrida y abnegada que al final recibe su recompensa y vive feliz para siempre por ser una persona buena.

Cenicienta es un personaje de los años 50 cuando el prototipo de mujer era uno muy diferente al de hoy, ¿se han puesto a pensar cuánto ha cambiado el papel de la mujer en la pantalla? Después de ser un rol secundario en la historia como la dama en desgracia, un simple objeto del deseo y un apoyo al héroe y salvador llegó a ser la heroína de la historia. Con el paso del tiempo se han ido rompiendo estereotipos y el rol de la mujer ha evolucionado, por ejemplo:

Holly Golightly: nuestra querida Holly fue interpretada por Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffany’s en la época de los sesentas, el personaje era una mujer seductora, vanidosa, astuta y que no quería trabajar, su único objetivo por sobre todas las cosas era casarse.

Katherine Ann Watson: un personaje feminista protagonizado por Julia Roberts para La Sonrisa de Monalisa,  era una maestra que buscaba influenciar a las futuras generaciones de mujeres ante una sociedad conservadora, donde el sueño de toda mujer era ser ama de casa.

Francesca Johnson: llevada a la vida por Meryl Streep en Los Puentes de Madison, Francesca es una mujer que tiene un amorío estando casada pero elige quedarse con su familia y dejar ir al hombre que ama.

Bridget Jones: sufre la presión de tener 30 años y seguir soltera, está rodeada de amigas feministas que fuman, toman y apoyan el sexo sin compromiso. Renée Zellweager se encargó de darle vida a esta mujer llena de complejos.

Amy Elliott Dunne: la actriz Rosamund Pike nos regaló a la asombrosa Amy, una mujer que utiliza todos los estereotipos femeninos para lograr lo que quiere, la esposa sufrida, abnegada y supuesta víctima de abuso domestico resulta ser una mujer calculadora que acusa a su esposo de asesinarla como mera venganza.

Cheryl Strayed: es el tipo de mujer que nos demuestra que se puede superar cualquier obstáculo, después de autodestruirse y tocar fondo se reinventa y da un sentido a su vida a pesar de estar sola, no tiene familia, no tiene trabajo, pero es feliz, logra conocerse y termina amándose a ella misma.

Independientemente de los clichés y los estereotipos el cine nos ha regalado verdaderas obras de arte donde las actrices logran lucirse y hacen que vivamos con ellas sus historias. Es difícil saber a ciencia cierta hasta dónde se refleja en la pantalla a una sociedad, de lo que sí estamos seguros es del buen rato que nos hacen pasar por una hora o dos viendo a una mujer interpretando cualquier papel que se le ponga en la pantalla.