Otra vez las izquierdas

99

Por: Bulmaro Pacheco

 El asunto de la siempre controvertida coalición PAN-PRD para la elección del 2015 en Sonora ha sido resuelto por el máximo tribunal electoral de México: No habrá coalición.

Ante esto, lo primero que requieren hacer las izquierdas en la entidad es una real autocrítica de lo que han sido, lo que son y lo que pueden ser en el futuro. No tienen de otra. Lo segundo, será la cuantificación de su verdadera fuerza política y electoral en Sonora para no estar dependiendo de los escándalos de liderazgos artificiosos entregados a los intereses y decisiones del gobierno estatal, o a los devaneos de una legisladora local del PRD que ha actuado como el fiel de la balanza en las votaciones que le interesan el Ejecutivo local en el Congreso del Estado -quién sabe a qué costo para su partido. Sin embargo,no todo está perdido en el PRD. Hay todavía elementos honrados y capaces que permiten mantener su viabilidad.

Las izquierdas, y no solo el PRD, deberán reconstruir su andamiaje político de abajo hacia arriba realizando cuidadosamente el balance de sus cuadros políticos y el inventario de sus dispersas fuerzas en cada uno de los municipios, donde cuando menos tienen la representación de un regidor, un comité o alguna oficina desbalagada -casi siempre cerrada- con sus siglas.

Los partidos de izquierda cuentan con muy poco tiempo para actuar en ese sentido. Un poco más de tres meses para la elección de junio. Menos de un mes para el cierre de los registros de candidaturas y menos tiempo todavía para preparar a los cuadros que habrán de representarlos en las estructuras electorales en la geografía sonorense.

Ahora, la clientela electoral de votantes para las izquierdas luce mucho más competida. Van por el 20% de los potenciales votantes del Estado: Morena, PRD, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano irán a la caza de casi 400 mil ciudadanos inscritos en la lista de electores.

El PRD va por su lado, no se sabe todavía con quién a la cabeza. Para esos efectos han mencionado a Ana Gabriela Guevara,quien-se informa- éste lunes 23 de febrero deberá tomar una decisión al respecto.

Morena también ya con un candidato definido para gobernador -Javier Lamarque Cano- y con el ingrediente de que cuidará en todos los sentidos-en su primera elección- la posibilidad de conservar el registro.

Movimiento Ciudadano ya trae sus propias estrategias y ha realizado una cuidadosa selección de candidatos municipales que harán ruido en las regiones de mayor intensidad política en la entidad. A un mes del cierre de los registros, no se sabe todavía de alguien al que le hayan hecho promoción para la candidatura a gobernador.

El PT tiene candidato a gobernador -Jaime Moreno Berry- pero la resolución del TEPJF que ratifica su alianza con el PRD obligará a replantear si van con el mismo candidato o abrirán el espacio a otras figuras.

¿Es real el mercado electoral para las izquierdas?

En el ámbito estudiantil, universitario, magisterial, agrario, sindical y de colonia popular hay una población -a pesar de la crisis de credibilidad y confianza en los partidos políticos- a la expectativa de lo que digan los partidos de izquierda para decidirse a participar con ellos.

También existen clientelas políticas en algunos segmentos entre los actualmente indecisos y los independientes de siempre que no están a favor de que se polarice la elección local solo entre las dos fuerzas que tienen el mayor impacto electoral: PAN y PRI.

El dilema será ver lo que esos partidos le van a ofrecer en propuestas y candidatos a ese potencial electorado.

¿Hay causas que las izquierdas pudieran abanderar?

Muchas, pero las izquierdas al parecer se han desviado de su ruta original. Han perdido contactos importantes con los grupos más vulnerables económica y socialmente. La enorme desigualdad social y pobreza que impera en la entidad así como la complejidad de los problemas, el surgimiento de nuevas demandas urbanas y en la población indígena, y las nuevas exigencias traducidas en nuevos derechos para nuevos grupos sociales, son causas reales para que las izquierdas pudieran abanderar a grupos críticos de la sociedad, pero al parecer se han dormido en sus laureles, y han optado por la política de oficina, los ataques entre sus propias tribus, la política de parientes, el disfrute de las prerrogativas partidistas y los acuerdos con el poder. En síntesis; ni resisten ni apoyan.

¿Han tenido buenos candidatos las izquierdas en Sonora?

Sí. Por un lado los legendarios personajes que hicieron historia en la formación de la conciencia de la izquierda sonorense que se forjó principalmente en las luchas agrarias de las primeras décadas del siglo XX.

Fueron los que ganaron las primeras alcaldías bajo las siglas del Partido Popular como Cajeme, Magdalena y Mazatán.

¿Y para el gobierno estatal?

Todavía es recordada la candidatura del dirigente agrarista de Banámichi, Jacinto López al frente del Partido Popular en 1949 contra el candidato del PRI Ignacio Soto. Al no existir en aquellos tiempos instancias para el procesamiento del conflicto post electoral, la elección derivó en la inconformidad social y en manifestaciones violentas. También en la conformación de un “gobierno paralelo” que por un tiempo despachó en el Jardín Juárez de la capital, hasta que el problema político se diluyó.

Otro dirigente agrario de talla nacional, el de Bacadéhuachi Ramón Danzós Palomino, fue candidato al gobierno estatal en dos ocasiones: En 1961, como independiente por el Frente Electoral del Pueblo, y en 1991 por el PRD. Dirigente nacional de la CCI, fue también candidato a la presidencia de la República en 1964. Militó en el PCM y contribuyó a la fundación del PSUM-PMS-PRD. Murió en la Ciudad de México en 2002.

En 1997 y 2003 el candidato del PRD al gobierno estatal fue Jesús Zambrano Grijalva. Petra Santos lo sería en 2009.

¿Y las figuras políticas importantes de las izquierdas en cargos de representación política?

Candelario Núñez Zazueta del PPS fue en tres ocasiones diputado local de representación proporcional. Después Enrique Carrera Vega lo sería por el PSUM y Guillermo Andrade y Teresa Pándura por el PST en 1982.

El PRT dio un diputado: Isidro Leyva, y por el PFCRN Jesús Aurelio Acroy Mendoza y Bárbara Gutiérrez. Juvencio Torres Ávila sería en 1991 ya el primer diputado bajo las siglas del naciente PRD. Posteriormente y ya con el PRD, se amplió -dependiendo de la época- la representación de mayoría relativa y representación proporcional

¿Y por qué el PRD no ha visto la suya desde 1997?

Porque no han sabido medir ni evaluar y mucho menos aceptar lo que realmente les sucedió en 1997, cuando tuvieron su época de mayor auge electoral. Se la creyeron, pensaron que realmente eran la fuerza política de izquierda que Sonora estaba esperando y cayeron en el autoengaño. Asumieron que había sido el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en el DF lo que había influido en la votación obtenida en la elección sonorense de 1997 y no fue así. Pienso que muchos de ellos ni siquiera supieron -la forma y el fondo- de la utilización real de su partido para otros fines que no fueron precisamente los de su fortalecimiento como organización política.

Por testimonios directos de quienes participaron en la justa electoral de 1997 en Sonora, se sabe que no fue la fuerza del PRD la que se impuso sino la del Estado que los apoyó para hacerlos crecer artificialmente con el número de votos y las posiciones políticas que obtuvieron.

Les inflaron su votación y dieron pie al surgimiento de cuadros políticos y partidistas efímeros que salieron de la nada y en muy poco tiempo los regresaron a donde mismo. Años después bajaron sus niveles de votación, perdieron importantes regiones y plazas políticas y arroparon los vicios de los partidos políticos que antes tanto criticaron.

Pienso que todavía no han despertado de ese sueño y que eso mismo les ha impedido entender la magra realidad política que por ahora enfrentan: Una sola presidencia municipal menor a mil habitantes y dos distritos locales de representación proporcional. Nada más.

¿Y ahora cómo se encuentra?

El PRD estatal se encuentra dividido en lo local, y una parte importante del partido está trabajando para el PAN y enfrentada con la dirigencia nacional.

La pretendida alianza con el PAN se realizó violando la Ley de Partidos Políticos, se pactó sin la autorización de la dirigencia nacional y en las prisas por aprobarla a rajatabla ante el organismo electoral fue la gota que derramó el vaso en la credibilidad del partido y en su relación con la dirigencia nacional. A pesar de la decisión del Tribunal Federal que revoca la aprobación de la coalición por las instancias locales, una parte considerable del perredismo sonorense trabajará a favor del candidato del PAN. De eso no existe mayor duda.

Y esos apoyos al PAN, ¿pueden perjudicar al PRI?

Perjudicará en primer lugar a quien en el futuro ostente la candidatura de la coalición PRD-PT que en un contexto como el actual -y después de tanto escándalo,quien aspire,seguramente lo pensará dos veces antes de aceptar.

¿Y al PRI?

Al PRI lo están perjudicando sus propios errores y sus propias pifias. Terminó por hacerle crisis el método de selección de candidatos llamados de “Unidad” que a nadie unen. Al PRI le ganó su endémico temor a abrir las elecciones para candidaturas a la militancia, por temores a la división para favorecer cacicazgos y ahí están los conflictos recientes para probarlo.

Al PRI le ha perjudicado enormidades el no contar con un gobernador que concilie,compense y ponga orden en la selección de las candidaturas donde esa nueva generación de “hombres fuertes” de los municipios que son algunos presidentes municipales han adoptado posturas de caciques excluyendo según sus propias fobias y filias, afectando de paso y -quizá intencionalmente- a la candidata al gobierno estatal.

Cuando el PRI perdió la presidencia de la República,el poder de seleccionar candidatos lo asumieron los gobernadores. Ahora ante la derrota estatal del 2009,son los presidentes municipales los que quieren ejercer el papel de grandes electores y esa deformación está llevando al PRI a una grave crisis donde todavía no se ve salida.Lo peor es que lo hacen en el contexto de una elección estatal sumamente cerrada, y donde los números -por ahora-no lo favorecen. Pero esa será otra historia. Ya se verá…

bulmarop@gmail.com