Las 15 preguntas del 2015

173
  1. ¿Quién ganará la elección para gobernador de Sonora? A como están las tendencias de voto por partido y con aspirantes marcados, la mayoría de los sondeos y encuestas favorecen al PRI sobre el PAN y a Ernesto Gándara Camou sobre Javier Gándara Magaña.
  2. ¿Algunos elementos para apoyar lo anterior? La victoria del PRI se basaría en la unidad interna, en una selección eficaz de los candidatos municipales y propuestas atractivas para el electorado en tiempos de crisis de confianza. El PAN tiene a su favor la estructura administrativa y los recursos económicos del gobierno estatal así como a las fuerzas policíacas. Tiene en contra la corrupción y la ineficiencia del gobierno y un sentimiento generalizado de hartazgo social por la corrupción imperante y la degeneración del estado de Derecho.
  3. ¿Algún partido ganará la mayoría en la elección de 500 diputados federales? Hasta el momento no se ve ninguno con esa posibilidad. El PAN enfrenta una grave crisis interna, el PRD está dividido y al PRI lo afectan los problemas de violencia y la falta de crecimiento de la economía mexicana. Del resto, algunos van en alianza y seguramente Morena obtendrá el mayor número de votos de los tres partidos nuevos. Algunos se juegan el registro porque no van a lograr el 3 % de la votación que la ley les exige.
  4. ¿Y en los nueve estados con elección, quién ganaría? Campeche, Querétaro y Colima se ven sin problemas para el PRI. Sonora, Nuevo León y San Luis Potosí en alta competencia PRI-PAN, pero con tendencias hacia el PRI. En Baja California Sur, Michoacán y Guerrero nada para nadie y todo puede suceder.
  5. ¿Tienen futuro las candidaturas independientes en Sonora? Desde luego que sí. En mucho dependerá del interés ciudadano que despierten y de que se apliquen bien las nuevas reglas señaladas en los ordenamientos constitucionales y en las leyes locales y federales. Por ejemplo; quien aspire a la candidatura de gobernador deberá juntar 56,811 firmas de apoyo. Para diputado local entre 1,906 (Nogales) y 3,531(Hermosillo VIII) y para presidente municipal, entre 13 (Oquitoa) y15,959 (Hermosillo). El 3 % de los electores registrados en cada caso.
  6. ¿Habrá imparcialidad en los organismos electorales locales? Eso sería lo deseable. Por el momento somos testigos de una injerencia agresiva del gobierno estatal en los organismos electorales locales, es decir el Instituto Estatal Electoral y el Tribunal. La pugna por ubicar panistas en la estructura administrativa de las instituciones fue lo que generó las primeras tensiones e impugnaciones ante el TEPJF, siguieron con las propuestas de integración de los organismos distritales y municipales que también han sido impugnados. Después la aprobación sin consenso de la ilegal alianza PAN-PRD que, para variar, también fue impugnada, y por lo que se ve… esa injerencia oficial seguirá y provocará violencia, si es que el INE y los partidos políticos no hacen nada para evitarlo.
  7. ¿Llegará el PAN unido a la elección del 2015? a) La renuncia de Dolores del Río al PAN no augura nada bueno para ese partido. b) Tampoco la pugna visible entre los grupos por candidaturas en los municipios. c) Ha perjudicado a la unidad del PAN el excesivo control del gobernador del estado sobre las decisiones de las principales candidaturas. Ha actuado excluyendo, y aquellos panistas antes solidarios con el Ejecutivo y hoy, desplazados por arribistas están sumidos en el desencanto. d) El PAN enfrenta graves disidencias y tensiones en Guaymas, Hermosillo y Cajeme que por ahora concentran casi un millón de potenciales votantes. e) Se trata de un gobierno que va de salida, y ya no despierta demasiadas expectativas. f) Además, decidieron por un candidato a gobernador que tardíamente y sin convicciones asumió la causa panista. g) La idea original de arroparlo con la coalición PRD-PAN era no tanto -por los puntos que le iban a dar las izquierdas-, sino demostrar ante propios y extraños que el “empresario socialmente responsable” no solo era apoyado por el PAN y el gobierno, sino que también despertaba simpatías entre las izquierdas (?)

8.- ¿Llegará el PRI unido a la elección del 2015? El PRI aprendió rápido la lección de la derrota. Su éxito electoral dependerá precisamente de que se conserve unido y de la posibilidad de construir una candidatura de unidad que integre a las diversas corrientes -que no son pocas- del partido en la entidad. En mucho ahí estará la clave de sus resultados positivos a futuro.

9.- De concretarse las candidaturas de Dolores del Río y Rodrigo Bours a las alcaldías de Hermosillo y Cajeme por el Movimiento Ciudadano, ¿qué tantos votos le quitarán al PAN y al PRI?

Los costos en votos se resentirán más en lo municipal. El problema luce más grave para el PAN en Hermosillo porque Del Río tiene estructura. Ya fue alcaldesa, diputada local y federal, funcionaria municipal y federal, coordinó una campaña presidencial y representa a un grupo importante del panismo en Sonora. En este caso los panistas lucen preocupados por el boquete que seguramente Dolores abrirá en el candidato oficial y una baja sensible de votos en su principal bastión electoral. El caso de Rodrigo es distinto. Al principio el gobierno estatal vía José Curiel lo tanteó para la candidatura por el PRD con la abierta intención de dividir al PRI en Cajeme.

La intentona no prosperó, y ahora lo anuncia el partido Movimiento Ciudadano, sin que sepamos a ciencia cierta la decisión final de Bours que seguramente repercutirá en la elección municipal.

Al PAN le enfada que a pesar de tanto dinero gastado en contra del PRI en Cajeme por parte de los funcionarios estatales no hayan logrado cambiar un ápice la percepción de los cajemenses contra el gobierno, por el caso del acueducto.La frustración ha llegado al extremo de que el propio gobernador suspendió sus visitas a Cajeme, y a sus habitantes no los emocionan las ilusiones de largo plazo como el gasoducto y sus 75 mil empleos (sic) que  de forma recurrente les han querido vender electoralmente como una obra del gobierno estatal (?), cuando todos saben que no es así.

10.-¿Sigue latente el temor del fraude electoral en Sonora? Lamentablemente sí. Siguen vigentes los principales instrumentos del fraude electoral que ha utilizado el PAN en los últimos procesos electorales: la compra de votos, la compra de adversarios y partidos, y la utilización de recursos públicos para una descarada promoción en los medios de sus aspirantes, y no se ve que vayan a cambiar. Cuenta también con la policía estatal para amedrentar votantes el día “D”.

La enfermiza obsesión oficial por controlar los organismos electorales y el desaseado control  del gobierno sobre una facción del PRD son un aviso claro de lo que pretenden hacer a corto plazo.

  1. ¿Qué hacer ante eso? Blindarse y denunciar a tiempo, como lo han hecho los cajemenses en los últimos procesos. En los últimos cinco años, han sido los más agredidos, los que más han resistido y los que más han vivido las ofensas gubernamentales en carne propia. El último caso fue la elección extraordinaria del distrito XVII, donde a tiempo, descubrieron los operativos oficiales y no dudaron en exhibir a los responsables. Esa debe ser la ruta ante la invasión oficial de los organismos electorales y las instituciones de justicia. Ni modo.
  2. ¿De qué atacará el PAN al PRI con el propósito de restarles votos? De tiempo atrás han puesto en marcha una estrategia de ataques contra el presidente Enrique Peña Nieto y sus políticas, sobre todo en lo que se refiere al crecimiento económico, la política energética y la corrupción. También aceleran la guerra sucia contra los aspirantes más visibles del PRI. Por ahora arrecian en los medios contra Manuel Acosta y Ernesto Gándara.
  3. ¿Y del PRI hacia el PAN? El PRI, más que caer en el juego de las descalificaciones y ante el agudo hartazgo ciudadano con el gobierno que se va, deberá elaborar propuestas concretas para el electorado, relativas a rescatar Sonora del desorden, la división, la indolencia, la corrupción la regeneración del estado de Derecho. Atender con propuestas viables el desencanto de la población, generar expectativas optimistas y promover la unidad de todas las formas de sentirse sonorense sin exclusión ni marginación. Con el fanatismo político y la colonización administrativa azul Sonora se polarizó y se dañó gravemente su cohesión social.

14.-¿Existe la posibilidad de conflicto post electoral en Sonora? La posibilidad es real. Los problemas recientes en los organismos electorales y la interminable guerra sucia auguran que podría no haber un final feliz en el proceso electoral Sonorense. No han reparado en gastos ni lo van a hacer sobre todo ahora que en el presupuesto estatal 2015 aseguraron, vía Oficialía Mayor más de tres mil millones de pesos sin destino claro.

  1. ¿Influirá la agenda nacional sobre el ánimo de los electores?¿Que tan reñida será la elección de gobernador? Las tres preocupaciones más importantes del electorado sonorense (1’893,703 electores en lista nominal al mes de agosto del 2014) son la corrupción, la inseguridad y la crisis económica: robos, secuestros, asesinatos, empleo, salarios, becas, vivienda, deudas, enfermedades crónicas, mejoramiento personal y familiar, movilidad social, “moches”, abusos, ineficiencia oficial. Al ser partido de oposición en lo local y de gobierno en lo federal,contra el PRI abundarán en el tema del “gasolinazo” y la caída del precio del petróleo, la inestabilidad cambiaria, y los temas  de la corrupción y la inseguridad.

La elección de gobernador será muy reñida entre PRI y PAN por los factores que se han mencionado. Los del PAN no quieren irse, y harán todo lo posible por quedarse “a la buena o a la mala” y ese es el riesgo principal para la elección. Utilizarán todos los medios de que son capaces. Hay que subrayar que de las nueve entidades con elección de gobernador se trata del único gobierno “panista” en proceso de relevo.

En 1997 la diferencia en puntos fue de 8.9 a favor del PRI. En 2003 de 1.9 a favor del PRI y en 2009 de 4.2 a favor del PAN. Por lo señalado y porque se resisten al retiro,en el 2015 se ve la posibilidad de que el resultado sea menor a 6 puntos porcentuales de diferencia entre PAN y PRI.

Por ahora se desarrolla mucha actividad, mucha polémica. Crisis en las izquierdas por el recurrente problema de una parte del PRD.Un Ejecutivo estatal que ejerce el poder sin rubor ni límites al estilo antiguo.Un candidato del PAN en campaña disfrazada de labor altruista de dos años atrás, hoy señalado de peculado. Expectativas reales en el PRI de que sea postulado candidato el único aspirante que ha liderado los sondeos en los últimos dos años. Una recomposición en el resto de los ocho partidos que van a participar y autoridades electorales confundidas por los frecuentes litigios derivados de la injerencia oficial, hartazgo ciudadano generalizado por la ofensiva corrupción en el gobierno estatal, y una desconfianza arraigada entre los ciudadanos sobre la limpieza electoral a pesar del nuevo marco jurídico. A pesar de los pesares.Feliz año a todos.

bulmarop@gmail.com