Tiempos políticos

57
Bulmaro Pacheco

Bulmaro Pacheco

El inicio formal del proceso electoral en la primera semana de octubre con la instalación de los organismos electorales locales y federales, no necesariamente significa la señal de arranque de la lucha por el poder político. Ésta ya tiene su tiempo expresándose en las distintas trincheras de lucha de los partidos políticos, sea a través del discurso oficial,partidista, o del debate ampliado por los medios de comunicación.

2,157 puestos de elección popular, compuestos por 500 diputados federales, nueve gobernadores, 639 diputados locales y 1,009 ayuntamientos serán elegidos el próximo año y por eso ya se anuncia formalmente la instalación de la maquinaria administrativa, jurídica y política que operará la elección.

Nuevos ordenamientos legales habrán de ponerse a prueba. También la novedad de las candidaturas ciudadanas, garantizadas con la reformas constitucionales, tendrán su espacio en los procesos locales y federal. Además la paridad de género, obligatoria en la ley de partidos para candidaturas a las Cámaras de diputados locales y federal.

Para los aspirantes a diputados federales, enero es el mes clave del próximo año para sus procesos internos. Para quienes competirán por las candidaturas a los gobiernos estatales, dependiendo de las convocatorias de sus respectivos partidos, con toda seguridad, la primera quincena de diciembre será el tiempo de las definiciones.

En el caso de Sonora, los aspirantes a presidencias municipales, regidurías y diputaciones locales, los primeros dos meses del próximo año serán los cruciales para sus procesos, licencias y pre campañas. Como se trata de una elección intermedia, las campañas de diputados federales durarán solo dos meses. También dos meses las de diputados locales y alcaldes de los municipios mayores a los 100 mil habitantes.

En el caso de las campañas para la gubernatura la duración será de tres meses, contados a partir del próximo 4 de marzo.

Esos son los tiempos. La otra tarea será la de los retos de la unidad política en cada partido, la oferta concreta de partidos y candidatos hacia los potenciales votantes, y las reales posibilidades de cada uno de ellos en la contienda política como entes competitivos.

En oferta hacia los potenciales votantes, los partidos deberán registrar que en Sonora el problema de la inseguridad ya le ganó el primer lugar a la economía en las preocupaciones de la gente. ¿Qué le van a proponer que convenza en materia de estado de Derecho y lucha contra la impunidad?

Unos hablan del estado de derecho,otros de tolerancia cero contra la impunidad y otra oferta más nos anuncia la reforma moral como alternativas de solución a la crisis que enfrenta Sonora. En el partido en el gobierno su principal aspirante simplemente hace mutis sobre los temas de controversia y confunde la contienda política con un supermercado. Si alguien le pregunta sobre la corrupción o el encarcelamiento injusto de los dirigentes Yaquis,él dirá evadiendo el tema, que su “mercadito” cuenta con mejores ofertas en mercancías que las grandes tiendas. De ese tamaño.

Los sondeos y encuestas están a la orden del día, y sólo son creíbles aquellas empresas de opinión que de años a la fecha han llevado las cuentas mes con mes -y que le dicen a los aspirantes lo que está mal, sus ventajas y desventajas- y no los trajes a la medida que como estrategia de contención han diseñado en el gobierno y publicadas como inserción pagada en algunos periódicos.

Una pregunta de trascendencia recorre Sonora ante el inicio del proceso electoral: ¿Quién garantizará la unidad entre los militantes de los partidos políticos después del aterrizaje de las principales decisiones?

En el PAN la unidad interna la trabaja ya el gobernador del estado, con el ánimo de garantizarla y de que no se le salgan de control los procesos. El mismo titular del Ejecutivo fue el que seleccionó en noviembre del 2012 a su candidato a gobernador en campaña desde entonces.

Así, el Ejecutivo ha resuelto también las sucesiones municipales en Hermosillo (Zepeda), Nogales (Galindo), San Luis Río Colorado (Reina), Navojoa (Silva Vela) y Huatabampo (Vásquez), en coordinación con el aspirante a gobernador, con el alcalde de la capital y con la dirigencia estatal de su partido. Contrario a lo anterior, al Ejecutivo y su partido se les han complicado las decisiones en Guaymas, Cajeme, Álamos, Agua Prieta, Etchojoa y Caborca, entre otros.

El problema real en el PAN es que “todos” quieren ser candidatos y se amontonan compitiendo en ayuntamientos y distritos.

Los ajenos al afecto del grupo en el poder, como María Dolores del Río, se resisten a acatar la disciplina tradicional de partido,anuncian que esperarán que caiga el “último out”, y mueven sus piezas para presionar, conscientes de que el PAN puede perder el gobierno estatal en 2015 y quieren estar asegurados en lo personal y como grupo contra cualquier eventualidad.

No hay nada que garantice la unidad en el PAN posterior a la toma de decisiones y se advierte ya una cierta tendencia al transfuguismo hacia otros partidos ante la posibilidad real en los sondeos, que le auguran una victoria al PRI en los próximos comicios.

En esa materia al PAN lo afectan las tensiones que genera el enfrentamiento entre los funcionarios del gobierno y los aliados de su candidato al gobierno.Ambos presionan para imponer a sus propios candidatos a modo.

¿Quién garantizará la unidad política en el PRI posterior a las decisiones? Necesariamente deberá trabajar con intensidad en ese proceso la persona sobre la que recaiga la candidatura al gobierno estatal. De eso dependerá su fortaleza para evitar la repetición de los graves errores políticos cometidos en 2009 que llevaron al PRI a su primera derrota estatal.

Habrá unidad en el PRI si se promueve la inclusión de las principales expresiones políticas que demandan participación en los procesos. De la pasividad a la acción, y no nada más para ser invitados, o convidados de piedra a los eventos o para tomarse la foto.

Cualquier otra intervención carecería de eficacia porque quien fuera ajeno a los procesos actuaría como juez y parte en un proceso donde las decisiones en el partido tienden a favorecer a un sólo grupo político que con intensidad disputa el poder y quiere más.

Eso sí, favorece al PRI que ahora sí cuenta con un presidente de la República proveniente de sus filas y miembro del Consejo Político Nacional. También que el partido no experimenta -previo a la elección- el desgaste del ejercicio de gobierno, y en su favor pueden contar los errores garrafales y la corrupción del gobierno de la alternancia. Sin embargo, a pesar de todo eso en el gobierno estatal trabajan ya para confundir y aprovechar cualquier mínimo error que se cometa en el PRI, y despliegan una abundante y costosa publicidad tratando de convencer a una parte del electorado, de que a pesar de la crisis siguen firmes y sin desgaste alguno, en su obsesiva intención de tratar de conservar el poder por otro sexenio.

La unidad de las izquierdas en Sonora luce en chino: AMLO se empecina en impulsar como candidato de Morena al ex alcalde de Cajeme Javier Lamarque Cano, que no alcanza ni siquiera un punto porcentual en la encuestas de preferencia electoral.

En el PRD, el nuevo dirigente estatal Guadalupe Curiel está impugnado ante los tribunales por una de sus corrientes principales, y no favorece su elección a las izquierdas.Por su comportamiento político sexenal,cercano al poder estatal seguramente acatará los lineamientos del actual gobierno en materia de alianzas y en sus principales líneas de contienda electoral.

Surge la figura del diputado local Carlos Navarro López como aspirante principal del PRD ¿Lo dejarán llegar, o será candidato alguien que sintonice con el gobierno estatal para quitarle votos al PRI?. Todo puede suceder en la crisis que actualmente vive ese partido en la entidad.

El dirigente del  PT local trata de convencer a una indecisa Ana Gabriela Guevara para hacerla su candidata.El Movimiento Ciudadano no observa mayor presencia y concentra sus baterías en otras entidades.

Nada qué decir del PANAL porque, amén de permanecer inmóvil, seguramente replanteará sus alianzas con el gobierno estatal y el PAN. El Verde Ecologista, que seguramente irá con el PRI, y los nuevos partidos que -excepción de Morena- no alcanzan a vislumbrarse por ahora en el escenario estatal porque-por lo visto- no encuentran todavía el personal político necesario para organizarse en el Estado.

El proceso electoral ya empezó en México y Sonora y mucha agua veremos correr todavía en los próximos-casi ocho meses- que faltan para la elección.

Preparémonos pues, para enfrentar el proceso electoral más tenso y virulento de los últimos años que vivirá Sonora en los próximos meses.

Existen demasiados frentes abiertos por el gobierno con diversas agrupaciones sociales. Ya se vio en la marcha de protesta de los cajemenses que unió a la región toda.La sociedad Sonorense está expectante, dividida y fragmentada por la corrupción y la impunidad que se registra hasta los niveles de quienes no están en el juego del poder. Se trata de un gobierno de alternancia que se resiste a dejar el poder y hará todo lo posible-y lo imposible también-para tratar de repetir en el poder ejecutivo. Tienen a su favor el dinero público que no han gastado todavía, y las fuerzas de seguridad que ya utilizaron en la elección pasada. Como nunca,Sonora carece hoy de arbitrajes políticos con credibilidad y confianza.

Los nuevos organismos electorales locales no quedaron precisamente en su mayoría,integrados por ciudadanos ajenos a la sospecha de la negociación con el gobierno estatal. (Preside el Tribunal electoral local un notario público de reciente horneada, ex subsecretario de gobierno del PAN). Por eso la tesis de Gustavo Madero de “quitarle a los gobernadores el manejo de los organismos electorales locales” fue puro cuento y una simulación bien urdida a nivel central. Tan grave así, que al dirigente nacional panista le importó más su candidatura a diputado federal que darle seguimiento a la reforma política impulsada principalmente por el PAN. Grave para lo que viene y malo para los Estados con elección concurrente.. A decir de Octavio Paz: “Que las respuestas hayan fracasado,no significa que las preguntas no estén vigentes”. Y lo peor es que todavía queda mucho por explicar de parte de ellos. Al tiempo.

bulmarop@gmail.com